Exámenes para detectar cáncer

Octubre 2017
Los análisis de sangre son la forma más sencilla para detectar el cáncer, pero no son confiables al 100 %.


Cómo se llama el examen de sangre para detectar cáncer

Entre las pruebas de sangre que se realizan, está el conteo sanguíneo completo (CSC), las pruebas de proteínas de la sangre, las pruebas que solicitan los marcadores tumorales y el método más novedoso son las pruebas para las células tumorales circulantes (CTC). La leucemia, forma de cáncer en la sangre, se puede detectar a través de un CSC. Las pruebas para las proteínas sanguíneas anormales —como las inmunoglobulinas por electroforesis o inmunoelectroforesis— ayudan a detectar cánceres como el mieloma múltiple (células plasmáticas malignas). También los análisis de sangre que detectan el ADN de la célula tumoral pueden ser útiles en la detección del cáncer.

Nuevos estudios para detectar cáncer

Hoy en día existe un análisis de sangre muy sensible llamado análisis personalizado del cáncer por secuenciación profunda o CAPP-Seq (por sus siglas en inglés: CAncer Personalized Profiling by deep Sequencing), que mide los niveles de ADN tumoral circulante en la sangre del paciente. La nueva técnica es capaz de detectar una molécula de ADN del tumor en una pequeña cantidad de sangre que contiene miles de moléculas de ADN sanos. En un principio, los investigadores se centraron en pacientes con cáncer de pulmón, pero creen que esta nueva técnica también se podría aplicar en otros tumores sólidos.

Otra prueba de sangre simple que se está estudiando es capaz de detectar células tumorales circulantes (CTC) o células malignas que se han separado del tumor primario. Excepto la prueba CellSearch CTC, que ha sido aprobada por la FDA (por sus siglas en inglés, Food and Drug Administration) para uso clínico. Estos análisis de sangre todavía están siendo investigados.

Cómo saber si tengo cáncer en un análisis de sangre

Un hemograma completo incluye un recuento de los glóbulos rojos llamados hematíes, los glóbulos blancos llamados leucocitos (que nos protegen de las infecciones) y las plaquetas (que ayudan a controlar las hemorragias). Una bajada en los glóbulos rojos corresponde a una anemia; una bajada en los glóbulos blancos expone al organismo a las infecciones; mientras que las plaquetas demasiado bajas pueden ser responsables de hemorragias.

Qué son los marcadores tumorales

Los marcadores tumorales son proteínas producidas por los tumores que indican el número de células cancerosas presentes en el tumor o el número de células cancerosas diseminadas a distancia del tumor original para formar metástasis. Es una buena técnica para detectar tumores de pequeño tamaño. También sirven para seguir la evolución del tumor a lo largo del tratamiento. Estas sustancias químicas fabricadas por las células cancerosas incluyen, por ejemplo, el antígeno prostático específico o PSA (para detectar el cáncer de próstata) y la alfa fetoproteína o AFP (para detectar el cáncer de hígado). Sin embargo, hay que tener en cuenta que los marcadores tumorales también pueden ser producidos por células normales y sus niveles pueden ser elevados en personas sin cáncer.

Otros exámenes sanguíneos que se pueden realizar, incluyen un estudio de los enzimas del hígado y los marcadores de la función de los riñones. La determinación de unos u otros depende del cáncer que se está estudiando.

Formas de detección del cáncer

Por medio de la biopsia se trata de obtener una muestra del tejido sospechoso para poder analizarla. El análisis histológico de las células del fragmento permite hacer el diagnóstico del cáncer. La biopsia puede efectuarse bajo anestesia local o general y puede realizarse durante una intervención para conocer sus resultados en el momento y saber cómo continuar con la intervención quirúrgica, es decir, si la biopsia es positiva para el cáncer (se denomina biopsia peroperatoria).

La punción consiste en obtener una muestra de células con ayuda de una aguja introducida en el organismo. Las células que se obtienen son analizadas para saber si son malignas o no. Por lo general, este examen se practica en la tiroides o las mamas.

El frotis permite recuperar una muestra de células a través de una espátula para poderlas analizar. El más practicado es el frotis cérvico-vaginal en la revisión ginecológica de las mujeres. La muestra obtenida se analiza para detectar si existen células tumorales.

Qué es y cómo se hace una colonoscopia

La colonoscopia permite detectar las lesiones del colon (en este caso, el tubo se introduce por el ano). La endoscopia explora algunos órganos por medio de un tubo con un sistema óptico para ver si existen lesiones de aspecto maligno y, además, se obtienen muestras para analizarlas. La broncoscopia explora los bronquios y la gastroscopia el tubo digestivo (esófago, estómago, duodeno).

La laparoscopia permite explorar el abdomen. Se realiza un mínima incisión en la pared abdominal con el fin de disminuir las cicatrices y se introduce un tubo para explorar el órgano que se desea. El postoperatorio de esta intervención es sencillo y corto. El cirujano inyecta aire en el abdomen, hace varias incisiones de 2 o 3 centímetros bajo el ombligo e introduce un tubo de fibra óptica y otros instrumentos por estos orificios. De esta forma, cualquier anomalía dentro de los órganos del abdomen pueden localizarse. Con esta técnica también se pueden practicar biopsias.

Qué es la resonancia magnética

La Imagen por Resonancia Magnética (IRM) mide la respuesta de diferentes partes del cuerpo a un campo magnético. La IRM permite explorar, por ejemplo, el cerebro, la médula espinal, la médula ósea y la columna vertebral. El paciente permanece acostado y encerrado en una especie de gran tubo y puede guardar contacto verbal con el operador. El aparato toma varias imágenes, que luego son analizadas. El examen dura media hora aproximademente y es indoloro.

La mamografía es una radiografía de los senos que se utiliza en la detección precoz del cáncer de mama. Se puede utilizar la mamografía numérica o la analógica.

En la ecografía, después de extender un gel sobre la piel de la zona a explorar, el médico desplaza una sonda externa y obtiene imágenes que puede observar a través de una pantalla. Esta prueba indolora y rápida permite tener los resultados en el mismo momento.

Cómo se detecta el cáncer de pulmón

La radiografía es un examen indispensable para detectar el cáncer de pulmón o de huesos.

El escáner, también llamado TAC, utiliza los rayos X para analizar los diversos planos de una parte del organismo. Realiza la exploración al hacer 'cortes' anatómicos de 1 mm a 10 mm de grosor. Se pueden visualizar varias partes del cuerpo, como la vejiga, los pulmones, el cerebro, los riñones o el hígado. Es un examen muy rápido y no produce ningún dolor. Además, permite vigilar la evolución de gran parte de los tumores. Se ejecuta por medio de una inyección de un producto de contraste, aunque también puede llevarse a cabo sin esta.

La gammagrafía es indolora y consiste en inyectar un producto radioactivo que se fija sobre el órgano que se desea investigar. Permite visualizar las cavidades cardiacas, los pulmones, la tiroides, los huesos y los riñones. Este examen es largo, ya que después de la inyección es necesario esperar varias horas antes de poder registrar las radiaciones emitidas.

Estudio PET para cáncer

Las nuevas técnicas permiten la detección precoz de muchos tumores, pero actualmente solo se practican en algunos centros especializados.


La tomografía por emisión de positrones (TEP o PET, por sus siglas en inglés) utiliza los derivados radioactivos que pueden ser captados por las células tumorales.

La TAC de alta resolución ofrece grandes perspectivas. Es un emisor de rayos que da vueltas alrededor del paciente y lo somete a un barrido. Las imágenes de los órganos se ven por cortes y en 3D, lo que las hace fáciles de visualizar.

La combinación del TAC de alta resolución con el TEP permite resultados de gran precisión. Las máquinas son muy costosas, pero han tenido un fuerte desarrollo en los últimos años.

Examen para detectar cáncer de estómago

Uno de los resultados que puede orientar en el estudio de cáncer de estómago es el hallazgo de una anemia en un análisis de sangre. Esta anemia puede ser causada por el sangrado de un cáncer en el estómago. En estos casos, se realiza de forma complementaria una prueba de sangre oculta en las heces para saber si hay sangre en el excremento que no sea visible a simple vista.

Exámenes para detectar cáncer de seno

El marcador denominado activador plasminógeno urocinasa (uPA) e inhibidor del activador del plasminógeno (PAI-1) se utiliza para detectar el cáncer de seno. El tejido analizado es el propio tumor. Se ha utilizado para determinar la malignidad del cáncer y guiar el tratamiento. Otros marcadores que también se usan son CA27.29 y CA15-3 que se localizan en la sangre. Asimismo, es útil para evaluar si el tratamiento está funcionando o si ha habido una recidiva de la enfermedad.

Estudios para detectar cáncer de ovario

En este caso, se utiliza el CA 125 a través de un análisis de sangre. Sirve para ayudar en el diagnóstico, en la evaluación de la reacción al tratamiento y en la evaluación de la recidiva.

Foto: © David Persson – Shutterstock.com

Consulta también


Comment détecter un cancer ?
Comment détecter un cancer ?
Cancer screening tests
Cancer screening tests
Última actualización: 22 de agosto de 2017 a las 17:57 por gslaura.
El documento «Exámenes para detectar cáncer» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.