¿Puede el cáncer ser provocado por causas psicológicas?

Mayo 2017



Aunque nadie pueda afirmar con exactitud la influencia de los factores psicológicos en la aparición de un cáncer, es cierto que determinadas situaciones podrían constituir un terreno favorable para la aparición de éste.

El cáncer y su relación con las emociones

Desarrollar un cáncer depende de muchos factores pero también de las emociones, de la forma en la que se afrontan los conflictos y de la forma en que nos relacionamos con nosotros mismos y con las personas de nuestro entorno. Todavía la ciencia no ha sido capaz de identificar los conflictos como responsables en el origen de un cáncer pero si que podido demostrar que los conflictos que no se han resuelto y el estrés favorecen que el cáncer se desarrolle más rápido. Detrás de enfermedades graves como el cáncer hay, en ocasiones, un problema emocional especialmente cuando éste se ha vivido solo, sin apoyos o ayudas, que puede provocar serios problemas de insomnio. Este hecho puede ser muy importante para que una enfermedad del plano emocional acabe transformándose en una enfermedad física; el cuerpo sufre por la falta de descanso.

Tipos de cáncer y emociones

Entre los diferentes tipos de cáncer podemos detectar cierta relación con las emociones. Emociones negativas como el miedo, la tristeza, la represión de los sentimientos, el odio o el rencor provocan enfermedad. En cuanto al cáncer de mama se puede deber a conflictos de separación (muerte, divorcio…). Los cánceres en los órganos sexuales, la próstata, el cuello de útero o el ovario pueden estar en relación con conflictos sexuales o reproductivos. Los conflictos relacionados con represiones sexuales, especialmente en las mujeres, pueden favorecer cánceres de ovario o en el cuello del útero (incluso quistes si el conflicto no es muy grave). El cáncer de pulmón está vinculado al miedo, a la ansiedad y a la angustia.

Causas psicológicas del cáncer de seno

Tal como hemos dicho la neoplasia de mama puede estar en relación con los conflictos propios de una separación o la muerte del cónyuge. El cáncer de seno izquierdo (en mujeres diestras) está asociado a la separación con hijos o madre. En cuanto al seno derecho podría derivar de conflictos de separación con la pareja. Dependiendo de cuál sea el tejido afectado en el propio seno (glándula mamaria o conducto de la leche), la zona alterada del cerebro y el desarrollo de la enfermedad serán diferentes.

Causas emocionales del cáncer de colon

Entre los factores emocionales que pueden influir en el desencadenamiento de un cáncer de colon encontramos la incapacidad para perdonar y una rabia y rencor no expresado o no reconocido. Se trataría, pues, de una incapacidad de "desprenderse" de esa rabia o rencor.

Cáncer psicológico

Cada vez mas la medicina es consciente de que la mayoría de las enfermedades no tienen una causa genética sino que, a menudo, son el resultado de la interacción entre la persona y su medio ambiente. Dentro de estos factores (causa epigenética), esto es, sus hábitos, dieta, estrés, interacción con toxinas y contaminantes y otros factores.

Estrés psicológico y el cáncer: ¿el estrés influye en la aparición de un cáncer?

Traumatismos violentos, el paro, un divorcio, una ruptura, problemas familiares o profesionales se encuentran a veces, según ciertos psiquiatras y psicólogos, ciertos meses o años antes de que empiece la enfermedad. El estrés tiene una influencia en el cáncer: aumenta las probabilidades de sufrir cáncer en las personas sanas y disminuye la supervivencia de las personas que ya lo han desarrollado.

La Medicina Psicosomática

La Medicina Psicosomática estudia las consecuencias de los conflictos de carácter psicológico en el cuerpo y la aparición de una enfermedad que se puede derivar de ellos. Tiene en cuenta el estado psicológico de la persona, su entorno familiar, profesional y social. Para los médicos que practican la medicina psicosomática, el cáncer nunca aparece por azar, la historia personal del paciente interviene en el proceso de la enfermedad. Para estos facultativos, el cáncer es la consecuencia de un conflicto psicológico violento, que no se ha expresado y que se ha vivido la mayor parte del tiempo en la más absoluta soledad.

No expresar sus sufrimientos

No expresar sus sufrimientos podría influir en la aparición de la enfermedad. Numerosas personas, víctimas de traumatismos violentos, o de una crisis por estar en paro, por ejemplo, y que no han podido llegar a expresar las dificultades y las angustias por las que han pasado durante ese periodo, han desarrollado un cáncer poco tiempo después. Pero cuidado, no todos los que han pasado por estas duras pruebas desarrollan un cáncer.

La depresión: ¿La depresión causa cáncer?

Un estado depresivo puede constituir un factor de riesgo para la aparición de la enfermedad. Las personas afectadas por una depresión crónica desde hace varios años, a menudo tristes y cansadas, pueden tener una probabilidad más alta de desarrollar un cáncer.
Por otra parte, el cáncer puede provocar una depresión: numerosas personas que están desarrollando la enfermedad presentan una depresión tras el anuncio de un cáncer. Es fundamental no dejar que esta depresión evolucione y tratarla ya que podría impedir una evolución favorable.

No llegar a mostrar sus debilidades

No llegar a mostrar sus debilidades y no expresar sus emociones reprimiéndolas cuando se presentan las dificultades, puede hacer más frágil el psiquismo y puede permitir la aparición de ciertas manifestaciones o enfermedades como, por ejemplo, el cáncer. Personas que nunca expresan sus sentimientos, que no lloran en público frente a situaciones trágicas, como la muerte de un pariente, por ejemplo, deberían quizá aceptar una ayuda psicológica.

Comprender la implicación del psiquismo

Hoy en día no existe un consenso que afirme que el estrés favorece la evolución del cáncer. Relacionar la aparición de un cáncer únicamente con las fragilidades psicológicas puede llevar a ciertas personas a interrumpir los tratamientos recomendados y también dejarse llevar por otras personas que los animen a dejar los métodos de la medicina tradicional, cosa que podría tener consecuencias nefastas.
Pero no tener en cuenta la implicación del psiquismo en el desencadenamiento de una enfermedad, sea cual sea, en especial en el cáncer, sería hoy en día un error. Incitar a los enfermos a comprender mejor su funcionamiento psicológico podría contribuir a ayudarlos más.
Una ayuda psicológica se debería proponer sistemáticamente. Esto está siendo cada vez más aceptado por los enfermos.
Hay que remarcar también que el cáncer que aparece, a menudo, durante un periodo crítico de la existencia, a la que algunos llaman « la crisis de los 40», entre los 45 y los 60 años de edad, es el que más se da. Es decir, la mayoría de los pacientes afectados por cáncer se encuentran en estas edades.
ATENCIÓN A LAS IDEAS NEGATIVAS QUE CIRCULAN SOBRE EL CÁNCER: el cáncer siempre ha sido considerado como una enfermedad mortal, pero recordemos que los progresos son importantes y que más del 50% de los pacientes se curan. Además, estos progresos siguen aumentando todos los años.

La encuesta sobre las condiciones de vida de los enfermos dos años después del diagnóstico

Esta encuesta, publicada en Marzo del 2008, fue realizada a alrededor de 4.270 personas por la Drees (Dirección de la búsqueda, de los estudios, de la evaluación y de las estadísticas, en Francia)dentro del marco del “Plan cáncer”, con el apoyo de Inserm (Instituto Nacional de Sanidad y de la investigación médica, en Francia). Permite confirmar que el seguimiento psicológico es indispensable para los enfermos afectados por el cáncer. En el momento del diagnóstico, el 11% de las personas encuestadas han recurrido a ese seguimiento y el 18% habría deseado beneficiarse pero no tuvieron esa oportunidad.

La encuesta revela que el momento del diagnóstico es uno de los momentos más intensos de “la relación entre un enfermo y su médico”. Una de cada cinco personas declara que su diagnóstico no le fue comunicado en persona, y una de cada cuatro considera que se lo comunicaron de manera poco apropiada y “muy brusca”. (Fuentes Relax News)

Aceptar la ayuda de un psicólogo para curarse mejor

El carácter angustioso del cáncer afecta al enfermo. A veces puede, incluso, destruirlo completamente y provocar profundas conmociones psicológicas. Es una verdadera bomba lo que se estrella contra él: a partir de ese momento tiene que aprender a vivir con la noción de « muerte », la verdadera espada de Damocles sobre su cabeza.
La angustia de la muerte, la mirada de los otros, su conducta equivocada, el miedo que esta enfermedad provoca en ellos, la mala imagen que los enfermos tienen de ellos mismos y la dificultad para hablar del problema hacen más frágil psicológicamente al enfermo. El apoyo psicológico puede tener un efecto benéfico.
Es indispensable para ayudar a atravesar esta dura prueba aceptar el diagnóstico del cáncer, dominar la enfermedad, evitar rendirse, reencontrar la energía para luchar, aprender a relajarse, reencontrar la confianza en uno mismo, no dejarse vencer por el estrés (puede agravar la enfermedad y retrasar la curación), conseguir expresar las angustias y evitar hundirse en una depresión.
No dejar que la enfermedad acapare el centro de su atención y dar amor y afecto a sus parientes, su pareja o sus hijos….


Foto: © https://drive.google.com/file/d/0B8yGpmIL4G4GX1FQRE5Pbk1TaEE/view

Consulta también


Cancer et causes psychologiques
Cancer et causes psychologiques
The role of psychology in cancer
The role of psychology in cancer
Última actualización: 4 de mayo de 2017 a las 12:01 por DRA. MARNET.
El documento «¿Puede el cáncer ser provocado por causas psicológicas?» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.