Las grasas buenas y las grasas malas

Agosto 2017



Escoger bien las materias grasas que ingerimos es un punto fundamental para luchar contra el exceso de colesterol.

Una alimentación rica en grasas saturadas provoca una tasa elevada del colesterol malo, el colesterol LDL.

Disminuir la ingesta de grasas saturadas que provocan una tasa elevada de colesterol malo




Las grasas saturadas provocan una elevación sanguínea importante del colesterol LDL, el colesterol malo.

Disminuir el consumo de:
  • Mantequilla
  • Queso
  • Ciertas carnes llamadas grasas (cordero, borrego...)
  • Charcutería
  • Azúcar
  • Platos precocinados
  • Pastelería
  • Productos industriales (galletas...)

Escoger alimentos con grasas insaturadas que favorecen la disminución del colesterol malo


El consumo de grasas insaturadas permite la disminución del colesterol malo, el LDL, y aumenta el colesterol bueno, el HDL.
  • aceite de oliva, de colza, de cacahuete, girasol, avellana, aguacate, pepitas de uva, maíz, soja y los pescados.
  • Las oleaginosas: piñones, nueces, avellanas, almendras o semillas de girasol.

Evitar la mantequilla


Sustituir la mantequilla por aceites o margarinas vegetales.

Elegir los aceites

  • Elegir los aceites de girasol, maíz, soja y colza.
  • Pueden sazonar cualquier tipo de ensalada o verdura.

Consulta también


Graisses saturées et insaturées
Graisses saturées et insaturées
Good and bad fats
Good and bad fats
Última actualización: 23 de diciembre de 2009 a las 20:03 por DR MARNET.
El documento «Las grasas buenas y las grasas malas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.