Elegir la maternidad: la seguridad ante todo

Diciembre 2017

Los criterios para elegir la maternidad donde se va a dar a luz no se deciden fácilmente.

Hay que valorar varios parámetros: las condiciones de seguridad, el porcentaje de epidurales, las condiciones de transferencias en caso de problemas, las posibilidades de acudir fácilmente del ginecólogo, la comadrona o el pediatra en caso de problemas, la presencia de material y de personal médico adaptados a las condiciones del embarazo...

¿Cuándo se debe reservar plaza en la maternidad?



Reservar plaza lo antes posible: es necesario elegir rápidamente el lugar del parto.
Puede también visitar varias maternidades si desea asegurarse del confort de los centros.
Pero una maternidad muy confortable con grandes habitaciones no debe ser su único criterio de elección.

La duración de la estadía en la maternidad


La duración de la estadía en la maternidad varía ente los 3 y los 5 días, si el parto se realiza por vía natural.
Y la duración será de 7 días si se realiza cesárea.

El nivel de la maternidad


Las maternidades están clasificadas en tres niveles, según sus posibilidades de realizar el seguimiento correcto de un embarazo en función de su grado de riesgo.
  • La maternidad de nivel 1 (cerca del 50% de las maternidades): pueden encargarse de los embarazos y partos simples sin complicaciones (parto por vía natural o por cesárea).Estos embarazos normales representan un porcentaje importante.
  • La maternidad de nivel 2: pueden encargarse de los embarazos de riesgo y de los embarazos múltiples, así como de los bebés con riesgo. Estas maternidades disponen de una unidad de neonatología que se encarga de los niños prematuros nacidos antes de la semana 33 de embarazo.
    • Nivel 2 A: servicio de pediatría neonatal
    • Nivel 2 B: servicios de cuidados intensivos y de pediatría neonatal. Se encargan de los embarazos de riesgo y con amenaza de parto prematuro superior a las 30/31 semanas de amenorrea.



  • Las maternidades de nivel 3 (cerca del 10% de las maternidades): estas maternidades se suelen situar en los grandes centros hospitalarios y permiten hacer un seguimiento de los embarazos de riesgo (diabetes, hipertensión arterial...) y asociados con los nacimientos prematuros. Pueden encargarse de los bebés prematuros nacidos antes de la semana 33 de embarazo, sin importar su término. Disponen de una unidad de reanimación neonatal que permite la hospitalización del bebé desde el nacimiento, sin tener que separase de la madre.


La elección de la maternidad y de su nivel se debe realizar conjuntamente con el médico.

Muchas mujeres desearían dar a luz en una maternidad de nivel 3 ya que tienen la sensación de una mayor seguridad. Pero en el caso de un embarazo normal, no es necesario dar a luz en una maternidad de tipo 3, ya que todas las maternidades españolas tienen la capacidad de llevar adelante cualquier parto siguiendo unas normas esenciales de seguridad.



Desear a cualquier precio dar a luz en una maternidad de nivel 3 sin necesidad puede representar un peligro de saturación del hospital y un impedimento para las mujeres que realmente lo necesitan puedan acceder.


¿Es necesario cerrar todas las pequeñas maternidades?


Los médicos jóvenes prefieren ejercer en los grandes centros hospitalarios, ya que en estos centros las condiciones son menos difíciles y tienen menos guardias que en las pequeñas maternidades.

Pero aun quedan maternidades que aunque no practiquen suficientes partos al año, siguen asegurando los partos que llegan.
Estas maternidades siguen ejerciendo ya que están en zonas, como en la montaña, por ejemplo, lugares en las que las mujeres tardan 45 minutos en llegar a la maternidad más cercana.

El equipo médico

  • Debe estar formado al menos por una matrona, un enfermero, un ginecólogo-obstetra, un anestesista, y un pediatra.
  • La disponibilidad las 24 horas del día del ginecólogo-obstetra, del anestesista, y del pediatra está asociada al número de partos realizados al año.
    • En las maternidades de menos de 1500 partos al año, sólo la matrona debe estar de guardia. El ginecólogo-obstetra, el anestesista, y el pediatra no siempre están presentes, pero deben de tener la obligación de estar presentes en menos de 20 minutos, es lo que llamamos guardia pasiva o externa.
    • Con más de 1500 partos, los especialistas están presentes las 24 horas del día
      • Un ginecólogo-obstetra presente todos los días del año, las 24 horas del día en la unidad de obstetricia.
      • Un anestesista presente todos los días del año, las 24 horas del día en el centro, para poder intervenir en la unidad de obstetricia en caso de necesidad.
      • Un pediatra presente en el centro o en guardia externa.


Con más de 2000 partos al año, el anestesista sólo debe estar en la maternidad.

¿Público o privado?




No olvidar nunca que la seguridad es el elemento más importante en la decisión de la maternidad.

En el hospital

  • El parto se realiza en presencia de una comadrona.
  • El obstetra sólo interviene en caso de complicaciones (episiotomía, cesárea...)
  • Los gastos están cubiertos por la Seguridad Social
  • El hospital dispone de los medios técnicos y humanos que permiten una intervención inmediata en caso de complicaciones.
  • Las habitaciones son menos confortables y el aspecto humano suele ser menos cálido debido a la sobrecarga de trabajo del personal.

La clínica privada

  • Las ventajas: mayor disponibilidad de personal, dimensión humana más agradable, mayor confort, habitación privada...
  • Los interlocutores son menos numerosos: el seguimiento de la madre lo realiza el médico y la comadrona, salvo excepciones. Por lo cual tiene menos posibilidades de encontrarse con miembros de un equipo que no ha visto nunca antes.
  • El parto se realiza con el médico en presencia de la comadrona y el anestesista.
  • Según el nivel de la maternidad en caso de complicaciones o algún riesgo para el bebé, serán transferidos a un hospital.

Las preguntas que debe plantear

  • El anestesista está presente las 24 horas, o es capaz de intervenir en un máximo 20 minutos.
  • El pediatra está presente permanentemente o es capaz de intervenir en 20 minutos.
  • Conocer el porcentaje de cesáreas del centro: la tasa debería situarse entorno al 15 % según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, pero esta cifra debe tenerse en cuenta según el nivel de la maternidad.
  • Una maternidad de nivel 3 puede tener un porcentaje más alto, del orden del 25% de cesáreas por ejemplo, ya que se ocupan de embarazos de alto riesgo.


Desconfiar de los centros que no publican su tasa de cesáreas, ya que estos datos deben comunicarse con total transparencia.

  • Conocer la tasa de partos efectuados bajo anestesia epidural.


Si el parto está previsto bajo epidural, confirme la disponibilidad del anestesista: ¿está presente las 24 horas del día?¿Puede estar presente fácilmente en 20 minutos?

La futura mamá debe precisar si desea beneficiarse de la anestesia epidural, exceptuando los casos de urgencia por supuesto. También debe informarse de las razones de una tasa elevada de epidurales, situación que puede significar que no tiene otros medios alternativos.

  • Conocer la tasa de episiotomías. La recomendación actual está por debajo del 30%.
  • Saber quién va a estar presente durante el parto.
  • Conocer las fechas de las vacaciones del médico y de la comadrona que nos realizan el seguimiento.
  • Saber cuáles son las medidas a adoptar en caso de complicaciones y asegurarse del lugar al que se haría la transferencia.

Organización en red


Es fundamental conocer el centro donde serán transferidos la madre y el bebé en caso de urgencia.

Conocer las tarifas: evitar sorpresas desagradables e informarse de las tarifas de las diferentes prestaciones


Es necesario asegurarse con toda transparencia de las tarifas y prestaciones que nos cubren las Mutuas Privadas.
  • Conocer los honorarios: de los médicos, de las comadronas, de los anestesistas, los costes de hospitalización y los suplementos: pañales, ropa blanca para el bebé...


Las tarifas de los centros privados son más elevados que los hospitales generalmente.
Algunos gastos están a cargo de la madre todavía: el seguimiento del ginecólogo-obstetra es un gasto aparte que se debe conocer.

Las tarifas de los médicos suelen ser honorarios libres, deben verificarlo con el seguro privado de salud, que desembolsará el coste.

  • En la Red de la Sanidad Pública los costes son abonados por la Seguridad Social.

El coste de la habitación


Debe conocer el coste diario de la habitación y de los eventuales suplementos: algunos centros piden a las madres el pago de los pañales y la ropa blanca del bebé.

Conocer los honorarios del médico, del anestesista, de la comadrona, y del pediatra, las modalidades de pago y si existen adelantos que se deban realizar


Debe realizarse una llamada telefónica a la Compañía aseguradora para comprobar si existe algún pago a efectuar.

Comment choisir sa maternité ?
Comment choisir sa maternité ?
Choosing where to have my baby
Choosing where to have my baby
Die Wahl der Entbindungsstation
Die Wahl der Entbindungsstation
Última actualización: 19 de abril de 2010 a las 18:23 por DRA. MARNET.
El documento «Elegir la maternidad: la seguridad ante todo» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.
El embarazo es en ocasiones difícil de sobrellevar
Trámites administrativos del embarazo