Otoplastia: riesgo de cicatrices y secuelas

Julio 2017



La otoplastia es la cirugía estética mediante la cual se resuelven las deformidades de las orejas despegadas, pero también otras malformaciones en las orejas.

A continuación explicaremos los riesgos y las secuelas operatorias así como las cicatrices dejadas por esta intervención.

Las cicatrices

Cicatrices discretas


Toda cirugía, ya sea estética o no, deja cicatrices. En una otoplastia, al ser la incisión realizada en el pliegue natural situado detrás de la oreja (el surco retroauricular), la cicatriz es discreta.

Puede enrojecerse y endurecerse las semanas siguientes a la intervención. Su aspecto definitivo puede observarse sólo después de un año, la madurez cicatrizal es un proceso progresivo.

En caso de hipertrofias grandes, una incisión suplementaria puede ser realizada en la parte anterior de la oreja, pero esta incisión es disimulada en los pliegues y los relieves naturales.

Consejos


Con el fin de obtener una buena cicatrización, es aconsejado evitar la exposición de las cicatrices al sol los meses siguientes a la operación o usar un sombrero.

Secuelas operatorias

  • Los dolores pueden ser moderados. La toma de analgésicos clásicos y de antiinflamatorios permiten atenuarlos.
  • Después de la intervención, una venda gruesa es colocada y debe ser llevada durante las 24 horas, luego es reemplazada por una venda delgada que será usada día y noche las 2 primeras semanas, luego solamente por la noche una semana más.
  • Un aspecto demasiado pegado por las orejas es frecuente los primeros días después de la intervención, pero este fenómeno es normal y no requiere una corrección. Las orejas toman su posicionamiento definitivo algunas semanas después.
  • La aparición de un edema es normal luego de la intervención. Equimosis pueden presentarse. La resorción se efectúa espontáneamente al cabo de algunas semanas.
  • No hay necesidad de sacar los hilos ya que son reabsorbibles.

Riesgos de la intervención


Los pacientes deben estar siempre informados de los riesgos debido a la anestesia o a la misma operación, como hemorragias, infecciones, necrosis cutáneas, fenómenos cicatrizales inhabituales (cicatrices hipertróficas o quelóides), asimetría del resultado, irregularidad de relieves o el resultado no esperado.

La exposición a temperaturas bajas se debe evitar las primeras semanas luego de la intervención debido a la sensibilidad temporal de las orejas (riesgo de congelación y necrosis).

Aunque las complicaciones y los riesgos son raros, se recomienda acudir a un cirujano calificado para este tipo de intervención y que ejerza en un hospital o una clínica renombrada para limitar considerablemente los riesgos aunque sin suprimirlos totalmente. El seguimiento postoperatorio debe ser siempre riguroso y efectivo.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 13 de junio de 2013 a las 18:09 por Carlos-vialfa.
El documento «Otoplastia: riesgo de cicatrices y secuelas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.