Tratamiento de la hipertensión arterial del adulto

Agosto 2017


La Sociedad Francesa de Hipertensión Arterial (SFHTA por sus siglas en francés) publicó en enero de 2013 las recomendaciones sobre el tratamiento de la hipertensión arterial del adulto. Detallan las modalidades de diagnóstico de esta patología, las precauciones que hay que tomar antes de la puesta en ejecución de un tratamiento antihipertensor, así como las estrategias terapéuticas que hay que privilegiar a corto y medio plazo con vistas a mejorar el tratamiento global de la hipertensión arterial.

Introducción

  • La hipertensión arterial aumenta el riesgo de un accidente vascular cerebral (AVC), enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal y trastornos cognitivos.
  • Los tratamientos antihipertensores reducen las complicaciones cardiovasculares.

Antes de empezar el tratamiento

Confirmar el diagnóstico de la hipertensión arterial

  • Sospecha de hipertensión arterial si la presión arterial es mayor o igual a 140/90 mm Hg.
  • Confirmación del diagnóstico: medir la presión arterial en otro centro médico antes de comenzar el tratamiento antihipertensor (salvo hipertensión arterial severa).

Implementar medidas higiénico-dietéticas


Entre los objetivos a fijar según la SFHTA:
  • Reducir el consumo excesivo de sal y de alcohol.
  • Interrupción del consumo de tabaco.
  • Realizar actividades físicas y deportivas.
  • Reducir el sobrepeso.
  • Consumir más frutas y verduras.

Examen inicial

  • Examen clínico (búsqueda de los factores responsables o agravantes de una hipertensión arterial).
  • Examen biológico (ionograma plasmático, creatinina sérica con filtración glomerular estimado, glucemia en ayunas).
  • Electrocardiograma de reposo.

Consulta de información y de anuncio de la hipertensión arterial

  • Informar al paciente sobre los riesgos asociados a la hipertensión arterial.
  • Describir los beneficios del tratamiento antihipertensor.
  • Fijar los objetivos del tratamiento y realizar un plan de cuidado.

Plan de cuidado inicial (6 meses)

Control de la presión arterial en los primeros 6 meses


Las recomendaciones de la SFHTA son las siguientes:
  • Visitas mensuales a un centro médico hasta la obtención del objetivo de la presión arterial.
  • Objetivo: presión arterial sistólica comprendida entre 130 y 139 mm Hg e inferior a 90 mm Hg.

Clases de antihipertensores a preferir


La SFHTA recuerda en sus recomendaciones que las cinco clases de medicamentos antihipertensores siguientes demostraron su eficacia en la prevención de las complicaciones cardiovasculares:
  • Diuréticos de tiazida.
  • Betabloqueadores (pero menos eficaz para la prevención de un AVC).
  • Antagonistas cálcicos.
  • Inhibidores de la enzima de conversión.
  • Antagonistas de los receptores a la angiotensina 2.

Elección del primer tratamiento antihipertensor

  • Según el SFHTA, la iniciación del tratamiento antihipertensor por un antagonista de los receptores de la angiotensina II o un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina es asociado con una persistencia más elevada que la iniciación del tratamiento por un diurético o por un betabloqueador. Los antagonistas cálcicos están en posición intermedia.
  • Paciente diabético (estado de microalbuminuria) e hipertenso con proteinuria, iniciar el tratamiento con un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina o un antagonista de los receptores de la angiotensina II.
  • Privilegiar los medicamentos que permiten una toma al día.
  • Los antihipertensores genérico son de igual eficacia.


Precaución: tener en cuenta la confusión posible del paciente debido a la prescripción de un genérico.

Plan de cuidado a largo plazo (después de 6 meses)

Hipertensión arterial no controlado a 6 meses


Varios puntos que hay que considerar según la SFHTA:
  • Verificar la prescripción de una triterapia antihipertensiva con posología óptima, asociando un bloqueador del sistema renina-angiotensina, un diurético de tiazida y un antagonista cálcico.
  • Verificar la buena tolerancia del tratamiento.
  • Medir la presión arterial en otro centro médico.
  • Consultar con un especialista de la hipertensión arterial (búsqueda de una hipertensión arterial secundaria y otras asociaciones de medicamentos).

En caso de una hipertensión arterial controlada

  • Prever una visita cada 3 a 6 meses:
    • Evaluación del nivel de la presión (animar la automedida de la presión arterial) y búsqueda de síntomas o complicaciones cardiovasculares.
    • Fijar los objetivos personalizados del tratamiento.
    • Animar un seguimiento.
    • En los diabéticos e insuficientes renales, asegurar la detección de las comorbilidades.
    • Realizar un examen biológico.
    .

Detectar un mal seguimiento


La SFHTA recomienda implementar estrategias que permiten mejorar el seguimiento, como la simplificación del esquema terapéutico y la interrupción de medicamentos mal tolerados.

Favorecer la automedida de la presión arterial

  • Realización de tres medidas espaciadas por algunos minutos (por la mañana, por la tarde y antes de acostarse), durante tres días consecutivos.
  • Presentación de una serie de automediciones por el paciente durante la consulta médica.

Pacientes de 80 de años de edad


Las recomendaciones de la SFHTA son las siguientes:
  • Objetivo de la presión arterial sistólica menor a 150 mm Hg, sin hipotensión ortostática.
  • No prescribir más de tres antihipertensores.
  • Evaluar las funciones cognitivas.

Recomendaciones después de la complicación cardiovascular

  • Mantenimiento del objetivo de la presión arterial sistólica entre 130 y 139 mm Hg y presión arterial diastólica menor a 90 mm Hg. Medida que hay que confirmar en otro centro médico.
  • Ajuste del tratamiento (escoger medicamentos antihipertensores que tienen una indicación para la patología).
  • Ajuste de los tratamientos asociados.

Saber más

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 25 de junio de 2013 a las 01:52 por Carlos-vialfa.
El documento «Tratamiento de la hipertensión arterial del adulto » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.