Estreñimiento en los niños - Tratamiento

Julio 2017


Algunas situaciones pueden favorecer el estreñimiento infantil. Condiciones durante el aprendizaje de los hábitos de higiene: algunos padres obligan en forma demasiado precoz al niño a avisar de la necesidad de ir al baño o son demasiado insistentes y hasta lo castigan, conductas que condicionan en el niño una actitud de oposición o rechazo a la evacuación

Las tensiones escolares al inicio del ciclo de clases, o el cambio de colegio, también influyen en que el niño mayor presente estreñimiento. El inicio del estreñimiento puede coincidir con un acontecimiento familiar traumático, como luto familiar, cambio de casa o de ciudad o el nacimiento de un nuevo miembro en la familia

El desorden en las horas para comer: muchos niños con estreñimiento comen más entre las comidas que a la hora de las mismas. El abuso de alimentos astringentes (papas, plátano, arroz, zanahoria cocida...) y la introducción de nuevos alimentos como chocolate, golosinas y otros dulces

Ingestión insuficiente de líquidos: el agua y el jugo de frutas favorecen la deposición de las heces gracias a su acción humectante en el intestino. La época de verano incrementa nuestras perdidas de líquidos, por lo que debe aumentase el consumo de agua normalmente en un 25%

¿Cómo podemos mejorar el estreñimiento?


Introduciendo pequeños cambios en el estilo de vida y en la dieta usualmente ya se observa una mejoría Estos cambios deben mantenerse aun después de solucionado el problema

Cambios higiénicos


Establezca un patrón regular para ir al baño: siente al niño en el baño durante diez o quince minutos después de las comidas e insístale en que nunca retenga o "se aguante" cuando tenga ganas. Esto regulariza el tránsito intestinal

Para el caso de los bebés con este problema, es probable que les resulte muy difícil evacuar mientras están acostados: se les puede ayudar doblando suavemente sus rodillas contra su pecho (es una posición más natural para la evacuación). Dígale a su niño que no espere demasiado tiempo para ir al baño si siente la necesidad de evacuar

La práctica de una actividad física: reduce la constipación y favorece el movimiento intestinal. El uso de laxantes debe ser consultado previamente con el pediatra de cabecera: no se debe practicar la automedicación ya que puede empeorar el problema

Cambios dietéticos que es aconsejable introducir


Aumentar la cantidad de alimentos con fibra en la dieta (frutas con piel, verduras enteras, legumbres, frutos secos). El incremento de la fibra se debe hacer de manera gradual, pues una dieta con gran cantidad de fibra puede provocar flatulencia, distensión del abdomen y cólicos en el niño, y además interfiere el aprovechamiento de otros nutrientes necesarios para el crecimiento

Los niños mayores de un año ya deben comer fruta y verdura tres veces al día: la fruta debe estar bien lavada y sin pelar, vegetales crudos (trocitos de tomate, de pepino, lechuga cortada, zanahoria rallada, etc.) y verduras enteras (no siempre en puré). Un aperitivo con mucha fibra son las palomitas de maíz. Los niños tienen que tomar al menos dos vasos de agua u otros líquidos cada día.

En los bebés


Si el bebé es menor de tres meses se puede aplicar un supositorio de glicerina para lubricar la zona y ayudarlo a pasar las heces. Si ya tiene tres meses o más aumentar la hidratación dándole más agua: también puede ser eficaz un jugo de ciruela seca.

Si ya come sólidos evitar el arroz (incluyendo el cereal de arroz), la manzana, la zanahoria, leche, queso y el plátano o banano. Darle alimentos con fibra como peras, avena y ciruelas.

Darle masajes en el abdomen: se comienza por el ombligo y se van haciendo círculos en sentido a las agujas del reloj. Ejercicios para fortalecer la musculatura abdominal y el movimiento intestinal: con el niño tumbado se le flexionan las piernas y con éstas juntas se van haciendo círculos concéntricos

Estimulación, en el ano, del reflejo de defecación con un termómetro rectal. Incrementar los alimentos ricos en residuos como verduras, frutas, legumbres, pan y patatas.

Uso de laxantes


Están prohibidos en el niño pequeño los laxantes muy fuertes: los más utilizados son los supositorios de glicerina, el lactitol y la lactulosa. En todos los casos hay que consultar antes con su pediatra

Control de esfínteres

  • No se debe enseñar el control de esfinteres al niño antes de los dos años y medio.
  • Después de esa edad se debe animar al niño a sentarse en el orinal o retrete durante un tiempo entre 5 a 10 minutos, de dos a tres veces al día, preferentemente despues de las comidas.

Saber más


El estreñimiento en los niños: causas
Estreñimiento en niños: consejos
Constipación
Estreñimiento

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 11 de octubre de 2013 a las 19:09 por Jeff.
El documento «Estreñimiento en los niños - Tratamiento» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.