¿Qué es el hirsutismo?

Julio 2017



  • El hirsutismo es el crecimiento excesivo de vello en las mujeres en zonas en las que no suelen haber vello.
  • Las zonas en las que aparece con más frecuencia son el labio superior, patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, en área inmediatamente superior o inferior al ombligo, así como en ingles, muslos, espalda.
  • Con frecuencia se asocia a acné, a caída del cabello y a irregularidades menstruales.

Causas

  • La principal causa es el aumento de alguno de los esteroides androgénicos que lleve a un incremento en la concentración de dihidrotestosterona.
  • En esta situación de hiperandrogenismo el pelo fino y poco pigmentado se convierte en grueso y oscuro.

Patologías en las que podemos encontrar hirsutismo

  • El SOP o Síndrome del Ovario Poliquístico: cursa con hirsutismo, acné, falta de menstruación o alteraciones menstruales y esterilidad.
  • Hipertecosis ovárica: es una enfermedad de los ovarios en la que hay proliferación de islas de células de la teca. A diferencia del Ovario Poliquístico, cursa con valores normales de LH y de FSH, pero sin embargo las cifras de andrógenos son mayores.
  • Hirsutismo idiopático o familiar: se debe a una sensibilidad aumentada de la piel a los andrógenos, o al incremento de la actividad a nivel cutáneo, de una enzima llamada 5-alfa-reductasa, por propensión familiar a tener mayor número de foliculos pilosos por unidad de área de piel. Se inicia con la pubertad, siendo normales las menstruaciones, las hormonas circulantes y la fertilidad.
  • La hiperplasia suprarrenal congénita: se debe a una falta de una de las enzimas necesarias para la síntesis de cortisol, lo que provoca aumento de una hormona hipofisaria, ACTH, que estimula la producción de andrógenos suprarenales.
  • Hipotiroidismo: disminuye los niveles de proteína transportadora de testosterona, comportando un aumento de testosterona libre que es la fracción activa.
  • Síndrome y Enfermedad de Cushing: aparece por un aumento en la producción de cortisol.
  • Por la utilización de algunos medicamentos, sobre todo algunos contraceptivos orales y los corticoides.

¿Cuáles son los síntomas?

  • El acné y el aumento de grasa en el cabello o seborrea, constituyen manifestaciones androgénicas menores y son frecuentes en las mujeres con hirsutismo.
  • La obesidad favorece la actividad androgénica a través de diversos mecanismos, por lo que es más frecuente en mujeres obesas que delgadas.
  • Cuando la intensidad del trastorno es mayor se afectan otros sistemas como la regulación de las menstruaciones, produciéndose alteraciones menstruales o incluso ausencia de menstruación o amenorrea e incluso infertilidad.
  • También puede producirse caída de cabello o alopecia de tipo androgénico, que es igualmente un signo de alteración hormonal marcada.
  • Más raramente puede aparecer agravamiento del tono de voz, excesivo desarrollo muscular o hipertrofia clitoridea: a esto se le conoce como el síndrome de virilización que habitualmente traduce un trastorno hormonal profundo de la secreción androgénica.
  • Además dado que los andrógenos antagonizan efectos de los estrógenos, puede producirse desfeminización con involución del desarrollo mamario.
  • En niñas en fase de crecimiento la excesiva concentración de andrógenos puede acelerar inicialmente la velocidad de crecimiento pero inducen cierre epifisario precoz, con lo que la talla final es baja.

¿Cómo se diferencia el hirsutismo del exceso de vello?

  • El hirsutismo hace referencia a la proliferación pilosa en zonas andrógeno dependientes, que son aquellas en las que el crecimiento del vello es propio de los varones, como es la cara, tórax, abdomen, muslos y brazos.
  • La hipertricosis es el aumento de vello en zonas no andrógeno-dependientes como los antebrazos, piernas o espalda: no suele tener una buena respuesta a los tratamientos hormonales por esta razón.

Diagnóstico

  • A través de una historia clínica completa que permita conocer la fecha de inicio del crecimiento del pelo, del acné o de la caída del cabello, así como la evolución posterior; fecha de la primera menstruación y periodicidad de las siguientes.
  • Exploración física para cuantificar la intensidad, longitud y grosor del vello y del cabello.
  • Realizando determinaciones entre el segundo y noveno día del ciclo menstrual de las hormonas que puedan estar implicadas: suele necesitarse determinación de testosterona, dehidroepiandrosterona-sulfato, androstendiona, 17-Hidroxiprogesterona, proteína transportadora de hormonas sexuales, glucurónido, hormona luteinizante y foliculo-estimulante.
  • Ante la sospecha de hiperplasia suprarrenal tardía convendrá hacer un test de estimulación con ACTH.

¿Cuál es su tratamiento?

  • La tinción y la depilación son eficaces y pueden conjugarse con el tratamiento farmacológico.
  • Siempre que sea posible se debe plantear un tratamiento dirigido a la causa.
  • Reducir el peso y el exceso de grasa corporal, en el caso de que sea excesiva, es un objetivo terapéutico preferencial que requiere de la adopción de medidas higiénico dietéticas y de estilo de vida saludable.
  • Si el objetivo es el tratamiento sintomático del hirsutismo se pueden emplear los fármacos antiandrógenos como acetato de ciproterona, que habitualmente se combinan con preparados estrogénicos lo que facilita la periodicidad menstrual, aunque artificial, y aumentan la eficacia del tratamiento.

¿Cuál es el pronóstico?

  • En los seis primeros meses de tratamiento no suele percibirse ningún efecto beneficioso aparente; a partir del sexto mes, el vello se hace más fino y corto, y la necesidad de depilación se va espaciando.
  • En ocasiones se requiere un segundo ciclo a los seis meses de terminar el primer tratamiento con un antiandrógeno de acción más fuerte e incluso algunas personas precisan un tercer ciclo.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 8 de julio de 2013 a las 10:46 por DRA. MARNET.
El documento «¿Qué es el hirsutismo?» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.