¿Puede mi trabajo afectar al embarazo?

Agosto 2017

  • Los estudios realizados en animales de laboratorio no siempre pueden ser aplicables en los humanos.
  • Por este motivo muchas veces sólo se pueden dar pistas pero no respuestas definitivas.

Algunos trabajos que pueden afectar al feto de forma segura

  • El riesgo para la mujer embarazada de trabajar en fábricas con elementos químicos.
  • Las mujeres embarazadas que trabajan en salas de rayos X.
  • Las embarazadas que trabajan en quirófanos donde se usen gases anestésicos.

Las trabajadoras de oficina

  • No se ha encontrado aumento de patología durante el embarazo en las embarazadas que trabajan con ordenadores con respecto a las que nunca se acercan a un PC.
  • Algunos teorizan que el ordenador es responsable de efectos negativos en el embarazo, pero que serían provocados por la postura tomada frente a la pantalla y no por la emisión de rayos.
  • Estas molestias serían, por ejemplo, dolor de nuca, muñecas, ardor de los ojos, mareos, dolores de cabeza y molestias en la región lumbar.
  • Todo esto puede evitarse cambiando frecuentemente de posición, haciendo una breve caminata al baño o realizando ejercicios de relajación y estiramiento en la silla de escritorio.
  • Es importante utilizar una silla con soporte en la zona lumbar y que la computadora se encuentre a la altura justa para no esforzarte cuando se está escribiendo.
  • Controlar que las gafas que utilizas sean apropiadas para el uso de computadoras.
  • Con respecto al uso de las máquinas fotocopiadoras no hay investigaciones que demuestren que existan riesgos que puedan afectar al bebé durante su uso durante el embarazo.

Las trabajadoras de la salud

  • Riesgos potenciales son los gases anestésicos.
  • Los productos químicos como el formal aldehído u óxido nitroso, usados en la esterilización de material quirúrgico.
  • Las radiaciones ionizantes (rayos X diagnósticos o tratamientos de radioterapia del cáncer).
  • Infecciones como la hepatitis B o el SIDA.
  • Dependiendo de cuál sea tu trabajo debes extremar las medidas de seguridad o transitoriamente realizar tareas que no impliquen riesgos agregados.

Las trabajadoras de las fábricas

  • La seguridad en estos casos depende de lo que se fabrique.
  • Las sustancias que se deben evitar son:
    • los agentes alcalinos.
    • el arsénico.
    • el benceno.
    • el monóxido de carbono.
    • los hidrocarburos.
    • el mercurio.
    • el plomo.
    • el óxido de etileno.
    • el litio.
    • el aluminio.
    • la lavandina concentrada.
    • el venenos para los insectos.
    • las drogas para fumigar los cultivos.
  • Existen organizaciones gubernamentales que protegen a la mujer embarazada en estas situaciones especiales.

Las trabajadoras de la aviación

  • Se ha sugerido recientemente que tanto las azafatas, mujeres pilotos de avión y la mujer que viaja por otros motivos frecuentemente están expuestas al riesgo de una excesiva exposición a la radiación solar, que es mayor a mayor altura y mayor en las zonas polares con respecto a las zonas del trópico.
  • Aunque actualmente se considera un riesgo mínimo, si tu trabajo te lleva a muchos vuelos a altas alturas y en regiones polares deberías discutir con tus superiores la posibilidad de realizar vuelos a menor altura, viajar con menor frecuencia o transitoriamente realizar tus tareas en tierra hasta después del nacimiento.

Los trabajos que implican esfuerzos físicos excesivos

  • Existe el riesgo de provocar hemorragias y parto prematuro.
  • Debes ver la posibilidad de trasladarte a otra dependencia que no te exija esfuerzos tan importantes.

Otros trabajos

  • Las maestras y trabajadoras sociales que tratan con adolescentes o niños menores de edad corren el riesgo de contacto con enfermos de rubéola y otras infecciones peligrosas para una embarazada.
  • Las mujeres que trabajen en contacto con carnes crudas de vaca u otros animales pueden correr riesgo de contagio de toxoplasmosis.
  • Las que se dediquen al lavado de ropa pueden estar en contacto con múltiples agentes infecciosos: se deben tomar todas las precauciones utilizando guantes, máscaras respiratorias o anteojos acrílicos protectores.
  • Las agricultoras, horticultoras, fotógrafas, químicas y muchas otras profesiones pueden estar asociadas con la manipulación de sustancias químicas a veces peligrosas para una mujer gestante.

No hay que obsesionarse

  • No hay que obsesionarse respecto de las precauciones laborales.
  • La exposición a agentes tóxicos debe ser masiva y con sintomatología en la madre como para poder llegar a tener efectos perjudiciales en el embrión o en el bebé.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 3 de septiembre de 2013 a las 11:13 por DRA. MARNET.
El documento «¿Puede mi trabajo afectar al embarazo?» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.