Espirometría - prueba para conocer la función pulmonar

Julio 2017


La espirometría (basal y tras broncodilatores) es la prueba que más se utiliza en la consulta debido a que nos proporciona una información rápida e imprescindible. Es una prueba básica para conocer la función pulmonar.

Antes se deben haber suspendido los inhaladores si los utiliza el paciente


El paciente debe haber suspendido previamente la medicación broncodilatadora desde 12 horas antes de la prueba

¿Cómo se realiza la prueba?


Se le indica al paciente que realice una inspiración máxima y a continuación que expulse por completo todo el aire de sus pulmones lo más rápidamente posible a través de la boquilla del espirómetro. Previamente se le habrán colocado al paciente unas pinzas en la nariz y se le habrá indicarle que mantenga bien cerrados los labios alrededor de la boquilla.

Los resultados dependen del esfuerzo que haga el paciente: por lo tanto es absolutamente esencial animar al paciente para conseguir determinaciones válidas. Suelen realizarse 3 maniobras o soplos y la mejor de las tres es la que se considera la válida.

Forma de realizar correctamente la maniobra


El paciente realizará una inspiración máxima, de forma relajada. Con la boca libre de comida u otros obstáculos (chicle etc.), se colocará la boquilla entre los labios, cerrando estos perfectamente sobre aquella.

El técnico dará entonces una orden enérgica y tajante para que el paciente comience la espiración forzada, con lo que se evitarán los comienzos dubitativos.

Durante la espiración forzada, el técnico animará con insistencia y energía al paciente para que siga soplando todo lo que pueda, para obtener el máximo esfuerzo del paciente y evitar la interrupción temprana de la maniobra. La maniobra de espiración forzada se prolongará, COMO MÍNIMO, durante 6 segundos.

La maniobra de espiración forzada se repetirá como mínimo tres veces, siempre que las curvas obtenidas sean satisfactorias. De no ser así, se repetirá la maniobra hasta obtener 3 curvas satisfactorias, siempre con un máximo de nueve maniobras.

Los parámetros que se obtienen con la espirometría

  • La CAPACIDAD VITAL FORZADA (FVC o CVF)
    • Es el máximo volumen de aire espirado, con el máximo esfuerzo posible, partiendo de una inspiración máxima.
    • Se expresa como volumen en ml y se considera normal cuando es mayor del 80% de su valor teórico.
  • El VOLUMEN ESPIRADO MÁXIMO EN EL PRIMER SEGUNDO DE LA ESPIRACIÓN FORZADA (FEV1 o VEMS)
    • Es el volumen de aire que se expulsa durante el primer segundo de la espiración forzada.
    • Aunque se expresa como volumen (en ml), dado que se relaciona con el tiempo supone en la práctica una medida de flujo.
    • Se considera normal si es mayor del 80% de su valor teórico.
  • La RELACIÓN FEV1/FVC
    • Se expresa en porcentaje e indica la proporción de la FVC que se expulsa durante el primer segundo de la maniobra de espiración forzada.
    • Es el parámetro más importante para valorar si existe una obstrucción de las vias aéreas.
    • En condiciones normales ha de ser mayor del 75%, aunque se admiten como no patológicas cifras de hasta un 70%
    .

Los valores de referencia

  • A continuación se comparan los valores obtenidos en la espirometría con los valores previsibles para la talla, la edad y el sexo.
  • La mayoría de los espirómetros proporcionan ya de forma automática en % las diferencias entre los valores reales del paciente y los valores teóricos que le corresponden.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 14 de octubre de 2013 a las 21:11 por Jeff.
El documento «Espirometría - prueba para conocer la función pulmonar» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.