Dientes de los adultos mayores

Agosto 2017


En los adultos mayores, el envejecimiento aumenta el riesgo de sufrir ciertas patologías bucodentales, como caries o periodontitis.

¿Cómo prevenir la aparición de enfermedades dentarias después de los 60 años de edad?

Patologías y lesiones dentarias debidas a la edad


A partir de 60 los años de edad, el envejecimiento se acompaña de cambios fisiológicos que tienen una resonancia sobre la salud bucodental. A esta edad hay un mayor riesgo de aparición de caries, causa de una inflamación crónica y un riesgo más elevado de fisuras sobre el esmalte de los dientes. El envejecimiento es también asociado con un riesgo más grande de sufrir una gingivitis, una periodontitis o un desprendimiento de los dientes, a causa de la fragilización de los tejidos periodontales.

Otras consecuencias del envejecimiento sobre la salud de los dientes son: una vulnerabilidad mayor a los traumatismos, particularmente durante la masticación, el retraso de cicatrización de las mucosas bucales en caso de lesión, así como la disminución de la secreción salival.

Factores de riesgos


La colocación de una prótesis, la toma de ciertos medicamentos, la diabetes y la osteoporosis son factores de riesgos conocidos en la aparición de las patologías dentarias después de los 60 años de edad. Ciertos trastornos pueden por otro lado alterar el mantenimiento de una buena higiene bucodental, cómo pérdida de memoria, dolores articulares o incluso episodios depresivos más frecuentes con la edad.

Consecuencias de las enfermedades dentarias sobre la salud de los adultos mayores


Las enfermedades bucodentales y una higiene dentaria insuficiente son factores de riesgo de aterosclerosis, de complicaciones infecciosas (ORL, enfermedades respiratorias) y de candidiasis.

Salud bucodental de los adultos mayores: prevención


Para prevenir las enfermedades dentarias a partir de los 60 años de edad, es recomendado lavarse los dientes al menos dos veces al día o después de las comidas con un cepillo de dientes de cerdas flexibles, renovar su cepillo de dientes cada tres meses y utilizar un dentífrico fluorado o un dentífrico concebido para proteger las encías frágiles.

La utilización diaria de un hilo dentario también facilita la eliminación de la placa dental entre los dientes. Otros cuidados frecuentes son: no abusar de los enjuagues bucales que irritan las mucosas.

En caso de uso de una prótesis amovible, es recomendado cepillar cuidadosamente la prótesis, ésta puede causar candidiasis si no es limpiada. Dejar remojar la prótesis por lo menos una hora en un producto adaptado es indispensable para eliminar las bacterias.

Es también fundamental respetar la frecuencia de las visitas recomendadas por su dentista, según cada situación: aproximadamente cada 6 meses para un control de rutina y destartraje y cada 3 meses para un seguimiento de ciertas patologías dentarias. Finalmente, una alimentación equilibrada es indispensable para conservar los dientes en buena salud.


Foto: © Picture-Factory - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 12 de noviembre de 2013 a las 16:42 por Jeff.
El documento «Dientes de los adultos mayores» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.