Hidratación por perfusión subcutánea

Agosto 2017


El Observatorio de Medicamentos, Dispositivos Médicos e Innovaciones Terapéuticas de Francia (OMéDIT) publicó en junio de 2013 una ficha de buenas prácticas sobre la hidratación por perfusión subcutánea (hipodermoclisis).

Presenta a los profesionales de la salud las ventajas, las indicaciones y las contraindicaciones de esta técnica y detalla el tipo de soluciones y el material requerido para su utilización.

Perfusión subcutánea: usos


EL OMéDIT indica que la perfusión subcutánea de soluciones y medicamentos en el tejido subcutáneo (hipodermis) puede ser empleada cuando la vía oral es ineficaz, insuficiente o inutilizable. Este tratamiento realizado bajo prescripción médica se puede realizar en ancianos y en pacientes con capital venoso alterado.

Según el OMéDIT, la hipodermoclisis necesita poca vigilancia y presenta varias ventajas con relación a la vía intravenosa, además de la facilidad de acceso, permite una perfusión discontinua nocturna y es asociada a un menor riesgo de infecciones sistémicas y de flebitis. Además, puede ser utilizada en el domicilio o en un centro médico.

El OMéDIT precisa que sus usos debe ser reevaluado en función al pronóstico y el proyecto de vida de la persona.

Indicaciones


Según el Observatorio, la perfusión subcutánea es indicada en diferentes casos, como la hidratación de los pacientes moderadamente deshidratados, prevención de la deshidratación en situación de riesgo (por ejemplo: aportación oral insuficiente, canícula), vía oral problemática o imposible (por ejemplo: trastorno de la deglución, vómitos, rechazo del paciente), vía venosa difícil o imposible (por ejemplo: venas frágiles).

Contraindicaciones


Según el OMéDIT, la hipodermoclisis es contraindicada en caso de trastornos mayores de la coagulación y debe ser practicada con prudencia en los pacientes con anticoagulantes.

La perfusión subcutánea es también contraindicada en caso de infecciones cutáneas difusas, de mala circulación periférica y en ciertas situaciones urgentes que requieren una rehidratación rápida y masiva por vía intravenosa. La hipodermoclisis es contraindicada también en deshidratación severa, estado de shock, colapso, etc.

Vigilancia


El OMéDIT recomienda ejercer una vigilancia después de la colocación: estado cutáneo local, flujo, posición del catéter, la ausencia de fuga o de reflujo.

El OMéDIT precisa que ante toda anomalía (por ejemplo: dolor, enrojecimiento, crepitación a la palpación, hematoma, etc.), la extracción y el cambio de sitio de la perfusión son necesarios.

En caso de dolor o en caso de edema, el OMéDIT recomienda adaptar la velocidad de perfusión (una pequeña hinchazón después de la colocación es normal).

Material y técnica


Antes de aplicar la perfusión, el OMéDIT recomienda verificar previamente la prescripción médica, explicarle el cuidado al paciente, informarlo e instalarlo cómodamente.

Soluciones de perfusión y dispositivos médicos


Entre los puntos claves que hay que retener, el OMéDIT recomienda utilizar soluciones isotónicas (evita el dolor y la necrosis) y con electrólitos, no añadir medicamentos a la solución de rehidratación debido al riesgo de incompatibilidades y no realizar perfusión de potasio por vía subcutánea.

Con respecto al dispositivo médico, el OMéDIT recomienda la utilización de una cánula de plástico con un microcatéter corto periférico pediátrico de seguridad con aletas, de pequeño diámetro (22G azul, 24G color amarillo).

El observatorio indica que no hay que utilizar una aguja epicraneal con aletas tipo "mariposa", con el fin de no dejar una aguja metálica y limitar el dolor, el riesgo de accidentes de exposición a la sangre y el riesgo de arranque.

Sitios de inyección


Según las indicaciones del Observatorio, la piel debe estar sana, en buen estado sin lipodistrofia ni hematoma. En caso de prescripción de crema anestésica local (prilocaína + lidocaína), aplicarlo por lo menos una hora y media antes de la colocación del microcatéter.

Además del respeto de las reglas de asepsia, similares a una inyección por intravenosa, el OMéDIT recomienda asegurar la rotación de los sitios de inyección, evitar pinchar en zonas edematosas y pinchar en una zona donde la hipodermis es demasiado delgada.

Los sitios privilegiados de inyección son: la cara abdominal anterior, los costados y la cara anterior de los muslos.

Según el OMéDIT, otros sitios de inyección pueden ser utilizados (por ejemplo: tórax, brazos) en caso de ser necesario. Además, la zona interescapular puede ser interesante en la persona que corre el riesgo de arrancar el dispositivo.

Finalmente, el OMéDIT indica que el mismo punto de punción puede ser utilizado hasta 6 días máximo en ausencia de reacción local.


Foto: © eyewave - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por sante-medecine. Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 26 de noviembre de 2013 a las 00:08 por Carlos-vialfa.
El documento «Hidratación por perfusión subcutánea» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.