Fibroma: Medicamentos, embolización, ultrasonidos y cirugía

Julio 2017


Un fibroma uterino es un tumor benigno en la mayoría de los casos.

A continuación un panorama sobre los diferentes tratamientos del fibroma uterino que evitarán la aparición de complicaciones.

Tratamientos no quirúrgicos

Medicamentos


A menudo a base de hormonas, ciertos medicamentos pueden ser indicados con el fin de reducir el tamaño de un fibroma o aliviar los síntomas debido a la presencia del tumor.

Embolización


La embolización consiste en privar al fibroma de sangre. Microesferas son introducidas en las arterias del útero, para impedir el paso de la sangre y el desarrollo del fibroma. La intervención dura cerca de una hora, con anestesia local. La embolización es propuesto la mayoría de las veces a las mujeres jóvenes, que desean conservar posibilidades de embarazo. Sin embargo, no puede ser indicada si el fibroma es demasiado voluminoso o si son múltiples y si está situado en la pared del útero.

Ultrasonidos


El tratamiento de los fibromas por ultrasonidos fue introducido recientemente en Francia. La técnica consiste en destruir el fibroma gracias al calor introducido por ultrasonidos. No necesita ninguna anestesia ni incisión y es practicada con la ayuda de un aparato IRM especial. Sólo una toma de analgésicos es necesaria antes de la intervención. Los ultrasonidos pueden tratar los tumores que miden menos de 10 centímetros y están situados en la cara anterior del útero.

Tratamientos quirúrgicos

Miomectomía


La miomectomía corresponde a un tratamiento quirúrgico conservador. Se trata aquí de retirar únicamente el fibroma y conservar el útero y las posibilidades de embarazo.

La miomectomía es indicada para quitar los fibromas de menos de 4 centímetros de diámetro, para los cuales el tratamiento medicamentoso resultó ineficaz. Para este tipo de intervención, la hospitalización dura aproximadamente de 3 a 5 días.

Histerectomía


Mucho tiempo considerada como la única solución para tratar un fibroma, la histerectomía es una intervención quirúrgica, que consiste en retirar el útero. Resulta necesaria cuando el fibroma es voluminoso (más de 10 centímetros de diámetro), o cuando los tumores son demasiado numerosos. La operación puede ser realizada por vías naturales o por incisión en el abdomen. Así como para la miomectomía, la histerectomía necesita una hospitalización de 3 o 5 días y presenta la ventaja de evitar todo riesgo de recidiva, pero tiene por consecuencia provocar la menopausia.

Saber más



Foto © OOZ - Fotolia.com

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 6 de febrero de 2014 a las 01:17 por Carlos-vialfa.
El documento «Fibroma: Medicamentos, embolización, ultrasonidos y cirugía » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.