¿Gripe o resfriado común?

Agosto 2017


Dos patologías que pueden parecerse pero que debemos saber diferenciar




El catarro o resfrido común son los nombres que utilizamos habitualmente para designar la infección más frecuente de los meses de otoño e invierno.

El resfriado común

El resfriado común es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes y una de las principales causas de absentismo laboral y escolar. Ello se debe en gran parte a que se trata de una enfermedad muy contagiosa. Los síntomas más característicos son:
  • Ojos llorosos
  • Dolor de garganta y de cabeza
  • Tos
  • Congestión nasal
  • Malestar general
  • A veces fiebre moderada

El resfriado está provocado por multitud de virus de diferentes familias (rinovirus y coronavirus, entre otros), por lo que no puede combatirse con ninguna vacuna capaz de atacar a todos ellos, si bien algunas medidas preventivas pueden hacer a las personas menos proclives a padecerlos. Es un trastorno muy contagioso que se propaga con suma facilidad. Una persona resfriada expulsa el virus mediante la tos y los estornudos, con lo que cualquier otro puede sufrir el contagio respirando en un ambiente en el que el virus se ha propagado. Los gérmenes entran por la nariz o por las membranas de los ojos, atraviesan la mucosa y pasan al organismo, al tiempo que se multiplican. Tocar objetos contaminados con las manos y luego llevárselas a los ojos o la nariz también puede facilitar el contagio. Todos somos susceptibles de padecer un resfriado, si bien son los niños y los ancianos quienes suelen tener más predisposición. En el caso de los más pequeños, su mayor frecuencia de aparición se debe a que su sistema inmunitario aún no está plenamente desarrollado y a que frecuentemente conviven más horas en espacios cerrados como colegios y guarderías. En el caso de los ancianos, su elevado riesgo se debe a que sus defensas pueden estar debilitadas y presentar una menor resistencia para hacer frente a las infecciones.

La gripe

La gripe está provocada por un virus, el Influenza, del que existen tres tipos, conocidos como A, B y C, que a su vez se subdividen en varios subtipos. Aunque es un virus que muta cada año, siempre pertenece a una misma familia, por lo que se puede prevenir la aparición de la gripe gracias a las campañas de vacunación que ponen en marcha las autoridades sanitarias y en las que se recomienda la vacunación de los grupos de población con más riesgo de padecerla como niños, ancianos y embarazadas.
La enfermedad tiene síntomas característicos. No necesariamente aparecen todos al mismo tiempo.
Los síntomas de la gripe son:
  • Aparición súbita de cansancio, pérdida de apetito
  • Escalofríos
  • Dolores difusos musculares y articulares
  • Fiebre alta
  • Tos seca
  • Congestión nasal, secreción nasal
  • Dolor de cabeza

Saberlas diferenciar

Muchas personas no saben diferenciar cuándo se encuentran ante una gripe o ante un simple resfriado común. Los síntomas pueden ser similares en una y otra infección, aunque existen diferencias en cuanto a su duración e intensidad. Sin embargo se trata de dos enfermedades distintas que no evolucionan del mismo modo y que, por tanto, debemos identificar para poder procurar el tratamiento adecuado a cada caso. Los resfriados son inofensivos pero molestos y sus síntomas suelen remitir por sí mismos, gracias a las defensas naturales del organismo. Suelen durar entre tres y seis días. Por el contrario, el virus de la gripe, aún cuando suele resultar leve, sí puede llegar a desencadenar una enfermedad de mayor gravedad.

Tratamiento

Lo primero es identificar la infección ante la que nos encontramos para tratarla de forma adecuada.Tanto en el caso de la gripe como frente a un resfriado común no debemos utilizar antibióticos para combatirlas: estos medicamentos sólo son eficaces en enfermedades de origen bacteriano y no frente a infecciones causadas por virus.
La primera medida que debemos observar es guardar reposo. Además beber líquidos en abundancia y mantener una alimentación rica en frutas y verduras. Actualmente no existen medicamentos capaces de luchar contra la infección, pero sí hay fármacos seguros y eficaces que pueden ayudarnos a aliviar los síntomas y a recuperarnos lo antes posible.
Entre estos medicamentos encontramos:
También están disponibles medicamentos que combinan varios principios activos para luchar contra diferentes síntomas a la vez. La mayoría de estos fármacos no precisan de receta médica para su dispensación en las farmacias.

Para prevenir el contagio

  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y los espacios cerrados
  • Lavarse con frecuencia las manos y no tocarse la nariz o los ojos tras haber estado en contacto con personas infectadas o posibles objetos contaminados
  • Mantener una alimentación adecuada rica en frutas y verduras
  • Beber mucho líquido
  • No fumar
  • Evitar el estrés y la falta de descanso

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 14 de noviembre de 2014 a las 16:44 por DRA. MARNET.
El documento «¿Gripe o resfriado común?» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.