Paro cardíaco y muerte súbita

Julio 2017


La muerte súbita es provocada desde los 45 años, en más de un caso de dos, por una patología coronaria que provoca un infarto del miocardio y luego un paro cardíaco.

La enfermedad coronaria es debido a una afección de las arterias coronarias que irrigan el corazón, provocando así su estrechamiento al principio de una isquemia miocárdica. La tasa de supervivencia de un paro cardíaco no sobrepasa el 7 % en el mundo. El dolor torácico representa la manifestación típica del infarto de miocardio.

Este dolor aparece en el pecho, el cuello, la mandíbula, el hombro, el brazo o la espalda. Aparece repentinamente, no desaparece al descansar y puede prolongarse algunos minutos o algunas horas.

El dolor torácico típico provoca la extraña sensación de recibir un peso o una barra en el pecho y puede parecerse a un pellizco o una presión fuerte. Su intensidad varía de una molestia simple hasta un dolor violento.

Estudio americano: cómo reconocer los signos que preceden el paro cardíaco

Un estudio presentado en noviembre de 2013 durante un congreso americano de cardiología precisa que más de la mitad de los paros cardíacos serían precedidas por signos de alerta antes de su aparición.

Modalidades

Los antecedentes de 507 hombres víctimas de muerte súbita en Portland, en los Estados Unidos, han sido analizados por el Dr. Éloi Marijon y su equipo, del centro médico Cedars-Sinai de Los Angeles.

Resultados: los síntomas

En más de un caso de 2, los hombres víctimas de un infarto habían sentido en el mes que precedía al accidente, dolor en el pecho y el 13 % episodios de ahogo. En dos tercios de los casos aproximadamente, los dolores del pecho se manifestaban bajo la forma de dolores bastante típicos de una anomalía cardíaca. Pero estos dolores presentaban la particularidad de ser intermitentes.

Actuar rápidamente

Cada minuto cuenta para desobstruir las arterias obstruidas durante un infarto. El plazo medio entre el diagnóstico del infarto efectuado en el transcurso de un electrocardiograma y la puesta en ejecución de los tratamientos es de 90 minutos.

Acción a tomar con urgencia

Las personas que presentan un alto riesgo cardiovascular y su entorno deben tener el reflejo de llamar al 112 o al número de emergencia de su país desde un teléfono portátil cuando aparecen síntomas evocadores de un infarto. En efecto, cada minuto ganado puede provocar un 10 % más de supervivencia.

Reac: registro electrónico de los paros cardíacos

El registro electrónico de los paros cardíacos, cuyo objetivo es censar y tratar de manera estadística el conjunto de los datos epidemiológicos relativos al tratamiento de los paros cardíacos sobre el conjunto del territorio francés, precisa que la tasa de supervivencia es del 5 % y que la utilización de un desfibrilador aumenta esta tasa al 30 %.

Detectar los signos indicadores del infarto

La aparición de un dolor torácico repentino y angustiante representa la manifestación típica del infarto del miocardio. Este dolor está situado al nivel del pecho, detrás del esternón y puede extenderse hacia el cuello, la mandíbula, el hombro, el brazo o la espalda. Este dolor provoca una sensación de aplastamiento o de ardor en el pecho.

Síntomas menos típicos pueden anunciar un infarto como la presencia aislada de un dolor presente en el brazo, a nivel de la muñeca o de la mandíbula, pesadez al nivel del pecho, dolores abdominales, náuseas, hipo y sudores.

Un dolor torácico que aparece durante un esfuerzo, durante una sesión de deporte o de una actividad de la vida cotidiana o subiendo escaleras por ejemplo puede también anunciar la aparición de un infarto

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 25 de octubre de 2016 a las 15:31 por Carlos-vialfa.
El documento «Paro cardíaco y muerte súbita » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.