Acrocianosis

Octubre 2017


La acrocianosis es un trastorno vasomotor (relacionado con los cambios en el diámetro de los vasos sanguíenos) que afecta a las extremidades. La piel de las manos, de los pies y de las piernas adopta una coloración azulada como consecuencia de una vasoconstricción cutánea que está producida por un escaso gasto cardiaco o un trastorno vasomotor local. Los dedos tanto de las manos como de los pies se vuelven fríos y azules y a veces se hinchan. Afecta sobre todo a las personas jóvenes, no es peligroso y generalmente se mejora con la edad. Se asocia a unas temperaturas externas muy bajas y una humedad relativamente alta. La protección de las extremidades contra las temperaturas bajas es el tratamiento adecuado. Puede ser confundido a veces con la enfermedad de Raynaud.

No es dolorosa

La acrocianosis no es dolorosa y no provoca lesiones en la piel.

¿Por qué se produce?

En esta enfermedad las arterias (que son las que llevan la sangre hasta un órgano o tejido) están contraídas (disminuyen su capacidad de transportar sangre). Las venas que recogen esta sangre, tras el intercambio gaseoso celular, están, por el contrario, dilatadas. Por tanto, llega poca sangre (y, por tanto, poco oxígeno), y se acumula sangre poco oxigenada. Esto genera, al final, la cianosis de la extremidad.

¿Qué circunstancias empeoran el cuadro?

El frío ya que es un potente constrictor de las arterias. El frío es un frecuente factor generador de este cuadro. Por tanto, el calor suele mejorar los síntomas.

Los síntomas

La piel de las manos, los pies o las piernas está fría. Es frecuente la aparición de sabañones (eritema pernio). Los tobillos también son zonas frecuentes de asentamiento.
Los cambios suelen ser transitorios tras exposición al frío, pero frecuentemente es persistente durante el invierno e incluso durante la primavera y el verano. La acrocianosis se presenta en un número importante de casos asociado a diversas causas subyacentes, entre ellas la esclerosis sistémica progresiva.

Diagnóstico

El diagnóstico de la acrocianosis se realiza a través de los síntomas persistentes, limitados a las manos y los pies de una persona. Los pulsos son normales.
En algunos casos la acrocianosis puede ir asociada a procesos malignos subyacentes como el adenocarcinoma de pulmón o de ovario.

Tratamiento

Habitualmente, no se necesita tratamiento. La administración de fármacos vasodilatadores suele ser poco eficaz. En raras ocasiones, se seccionan los nervios simpáticos para aliviar los síntomas.

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 20 de octubre de 2016 a las 13:11 por Carlos-vialfa.
El documento «Acrocianosis» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.