Clasificación de los antibióticos considerados como críticos

Julio 2017

La Agencia Nacional de Seguridad de Medicamentos y de Productos de Salud francesa (ANSM) publicó en noviembre de 2013 un informe pericial que se refiere en la caracterización de los antibióticos considerados como "críticos".

Este informe establece la lista de antibióticos generadores de resistencias bacterianas, antibióticos de últimos recursos frente al cocci Gram positiva y Gram negativa y antibióticos cuya prescripción o dispensación deben ser controladas por medidas específicas.

Antibióticos particularmente generadores de resistencias bacterianas

La ANSM integra los antibióticos siguientes en la lista de los antibióticos particularmente generadores de resistencias bacterianas: la asociación de amoxicillina-ácido clavulánico , las cefalosporinas (mayor preocupación para las especialidades administradas por vía oral que por vía inyectable, para las cefalosporinas de tercera y cuarta generación y para la ceftriaxona) y las fluoroquinolonas.

Antibióticos de último recurso

La ANSM precisa que la noción de antibióticos de último recurso hace referencia preferentemente a antibióticos de utilización hospitalaria.

Diferentes criterios pueden clasificarlos de esta manera: si son indicados en última línea de tratamiento (ninguna alternativa terapéutica), si conciernen a patologías graves y las infecciones debidas a bacterias multirresistentes con una sensibilidad de estas bacterias al antibiótico, si tienen solo un nicho de último recurso y son objeto de una acción y de una vigilancia particular.

Frente a la cocci Gram positiva

  • Daptomicina

En este informe, la ANSM recuerda que la daptomicina es indicada en las infecciones complicadas de la piel y los tejidos blandos, la endocarditis infecciosa (EI) del corazón debido al estafilococo dorado, en las bacteriemias del estafilococo dorado asociadas con un EI del corazón o una infección complicada de la piel y los tejidos blandos
  • Linezolid

La ANSM recuerda que la linezolid es generalmente activa en los microorganismos resistentes a una o varias clases de antibióticos (estafilococos resistentes a la meticilina, enterococos resistentes a la vancomicina y estreptococos resistentes a la penicilina y la eritromicina).

Disponible en forma oral e inyectable, este antibiótico es indicado en el adulto en las neumonías nosocomiales y neumonías comunitarias (documentadas o sospechadas de bacterias Gram positivas sensibles), así como en infecciones complicadas de la piel y los tejidos blandos con la condición de que la infección microbiológica por bacteria Gram positiva sensible hubiera sido documentada.

La duración máxima del tratamiento es de 28 días (duración recomendada: 10 a 14 días consecutivos).
  • Glicopéptidos

La ANSM precisa que, sobre las bacterias Gram positivas, los glicopéptidos ya son objeto de una utilización como último recurso contra el estafilococo dorado resistente a la meticilina en la práctica clínica, incluso si no fueron puestos en una lista como tales.

Frente a bacterias Gram negativas

  • Colistina inyectable

Es indicada (especialidad: colimicina de 1 000 000 UI en polvo y disolvente para solución inyectable) en el adulto y el niño en el tratamiento de las infecciones causadas por bacilos Gram negativos definidos como sensibles si ningún otro antibiótico es activo in vitro, particularmente en los pacientes afectados por fibrosis quística y en los pacientes hospitalizados en un servicio de cuidados intensivos.

La ANSM precisa que es recomendado utilizar este antibiótico para prevenir la resistencia bacteriana.
  • Tigeciclina

La tigeciclina inyectable (especialidad de referencia: Tygacil) está indicado en el tratamiento de las infecciones complicadas de la piel y los tejidos blandos (salvo el pie diabético) e infecciones intraabdominales complicadas.
  • Pivmecillinam y Espectinomicina (no como último recurso)

El pivmecillinam es indicado en el tratamiento de infecciones urinarias en el adulto (cistitis agudas simples, complicadas y reincidentes). Un tratamiento de al menos 5 días es recomendado.

La ANSM indica que su actividad en ciertas cepas de enterobacterias productoras de betalactamasas de espectro extendido (BLEE) permitiría evitar la utilización de antibióticos de último recurso en el tratamiento de infecciones urinarias.

La espectinomicina inyectable (especialidad de referencia: Trobicin) es indicado en el tratamiento del uretritis y cervicitis por gonococo, en un contexto de crecimiento de las resistencias de Neisseria gonorrhoeae en las fluoroquinolonas y CMI elevadas cada vez más frente a las cefalosporinas de tercera generación.

El pivmecillinam y la espectinomicina inyectables entran en el marco de los antibióticos utilizados en infecciones poco severas y que podrían tener un interés particular en un uso muy enfocado en términos de multirresistencia. No son considerados como antibióticos de último recurso.

Antibióticos cuya prescripción o dispensación deben ser controladas por medidas específicas

La ANSM reagrupa los antibióticos siguientes en la lista de los antibióticos cuya prescripción debe ser controlada por medidas específicas:
  • Asociación de amoxicillina-ácido clavulánico
  • Cefalosporina (particularmente las especialidades administradas por vía oral que por vía inyectable, las cefalosporinas de terceras y cuarta generación y la ceftriaxona)
  • Fluoroquinolonas
  • Daptomicina
  • Linezolida
  • Colistina inyectable
  • Tigeciclina
  • Fosfomicina inyectable
  • Fenicoles
  • Temocilina


Foto: © nikesidoroff - Fotolia.com

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 19 de octubre de 2016 a las 13:33 por Carlos-vialfa.
El documento «Clasificación de los antibióticos considerados como críticos» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.