Insuficiencia renal crónica: consejos para disminuir la evolución

Julio 2017

Una insuficiencia renal crónica (IRC) puede ser parcialmente tratada gracias a la implementación de medidas higiénico-dietéticas, para reducir los riesgos cardiovasculares y de diabetes, incluso los mismos factores de insuficiencia renal.


El aporte de proteínas en insuficiencia renal crónica

En caso de insuficiencia renal, el aporte de proteínas debe ser de 0,8 g/kg al día. Una aporte demasiado elevado en proteínas puede hacer progresar la enfermedad, antes del estadio de la diálisis.

Aporte energético en insuficiencia renal

Al día, la aportación energética de una persona afectada de insuficiencia renal crónica debe situarse entre 30 y 35 calorías/kg. El aporte recomendado puede ser ajustado en función al peso del paciente, en particular en caso de obesidad.

Aporte de agua en insuficiencia renal crónica

La aportación de agua recomendada en caso de insuficiencia renal es de aproximadamente 1,5 litros al día. Este consumo tiene que adaptarse en función de las necesidades del paciente, de la sed y de la diuresis (secreción de orinas). Es también aconsejado repartir el consumo de agua en el día con el fin de facilitar el trabajo de los riñones.

Control del peso en la insuficiencia renal crónica

Esta medida es sobre todo válida para las personas con sobrepeso, cuyo índice de masa corporal está situado entre 25 y 30 kg/m2, u obesos, con un IMC superior a 30 kg/m2. El sobrepeso y la obesidad constituyen factores agravantes de la insuficiencia renal crónica. El IMC recomendado se sitúa entre 18 y 24,9 kg/m2.

Actividad física en pacientes con insuficiencia renal crónica

La realización de una actividad física regular es muy aconsejada en caso de insuficiencia renal crónica con el fin de evitar el estado sedentario. Una evaluación de las condiciones físicas del paciente y un seguimiento regular son necesarios. 30 minutos de actividad física más de 4 días a la semana, por lo general, es suficiente.

Consumo de sal en insuficiencia renal

Como prevención de los riesgos cardiovasculares, es aconsejado reducir las aportaciones de sal.

Es recomendable consumir menos de 6 gramos de sal al día si se sufre de una insuficiencia renal crónica.

Consumo de alcohol y de tabaco en la insuficiencia renal crónica

El tabaco y el alcohol influyen sobre el desarrollo de una insuficiencia renal crónica. Así, dejar de consumir tabaco es fuertemente recomendado para disminuir la enfermedad. Una reducción del consumo de alcohol es también aconsejado.


Foto: © stokkete - Fotolia

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 5 de octubre de 2016 a las 17:34 por IsraelCCM.
El documento «Insuficiencia renal crónica: consejos para disminuir la evolución» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.