Flebitis: evolución, prevención, complicaciones y tratamiento

Julio 2017


La flebitis es una inflamación de una vena. Hablamos de tromboflebitis cuando aparece un coágulo de sangre que es el responsable y causante de esta inflamación. Existen dos tipos de flebitis: la flebitis superficial (en la piel) y la flebitis profunda (en los tejidos debajo la piel). La flebitis superficial es la flebitis que afecta a una vena superficial de la piel.

Evolución


La flebitis puede provocar la aparición de un edema, de varices, de una úlcera en la pierna o de trastornos en la nutrición de los tejidos.
En caso de flebitis profunda, el coágulo de sangre puede romperse y los fragmentos desplazarse hacia los pulmones, lo que provoca una embolia pulmonar.

Prevención de las flebitis


Para ello, deben seguirse unas normas muy simples: mover los músculos cuando se lleva un yeso; limitar, si es posible, la duración de la estancia en la cama después de una intervención quirúrgica o un parto; movilizar la extremidad rapidamente después de una cirugía; hacer ejercicios para las piernas durante un viaje largo en coche o en avión, tener una buena higiene, buenos cuidados y eliminar de forma temprana los catéteres intravenosos y dejar de fumar. Las medias de compresión pueden ser beneficiosas en personas con flebitis recurrente.
En la mayoría de pacientes hospitalizados que tienen movilidad limitada o han sufrido una cirugía ortopédica reciente, se les inyecta una dosis baja de anticoagulantes (heparina o enoxaparina) de forma rutinaria con el fin de prevenir la formación de coágulos de sangre, manteniendo la sangre relativamente líquida. Esta dosis preventiva es generalmente inferior a las dosis utilizadas para el tratamiento de los coágulos existentes.

Complicaciones de la flebitis


Puede aparecer una infección a nivel local, se puede formar un absceso o un coágulos o puede progresa hacia una trombosis venosa profunda o una embolia pulmonar.
Cuando una tromboflebitis venosa profunda ha dañado seriamente las venas de las piernas, esto puede aparecer el llamado síndrome posflebítico que se caracteriza por una inflamación crónica de la pierna afectada y puede estar asociado con dolor en la pierna, la decoloración y las úlceras.

Tratamiento


El tratamiento de la flebitis depende de dónde se localiza, de su extensión, de los síntomas que provoca y de las condiciones médicas subyacentes.

Tratamiento de la flebitis superficial de las extremidades superiores e inferiores


Aplicar compresas calientes y elevar la extremidad afectada, fomentar la deambulación (caminar) temprana y utilizar medias de compresión externa. Si la causa de la flebitis es la existencia de un catéter intravenoso se debe quitar. Si la flebitis está infectada, se recetaran antibióticos. En casos severos de tromboflebitis infectada una exploración quirúrgica puede ser necesaria. También utilizaremos medicamentos orales anti-inflamatorias (ibuprofeno, voltaren) y medicamentos tópicos antiinflamatorios (gel de diclofenaco).

Tratamiento de la flebitis profundas


Las flebitis profundas deben tratarse urgentemente en el hospital con fármacos anticoagulantes.
La tromboflebitis superficial (coágulos de sangre) es evaluada con un ultrasonido para descartar la tromboflebitis venosa profunda, en especial las que involucran a la vena safena. Si la tromboflebitis venosa profunda se diagnostica, o si hay riesgo de desarrollarla, es probable que se tenga que realizar la anti-coagulación para hacer más líquida la sangre. Esto se realiza por inyección de heparina de bajo peso molecular (enoxaparina) seguido de la anticoagulación oral con warfarina (Coumadin) durante aproximadamente 3 a 6 meses.
Para evitar las recidivas, se recomienda dejar de fumar y no tomar anovulatorios.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 14 de julio de 2014 a las 12:42 por DRA. MARNET.
El documento «Flebitis: evolución, prevención, complicaciones y tratamiento» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.