Convulsiones: sus posible causas

Agosto 2017


Una convulsión se presenta como espasmos involuntarios de un músculo, de un grupo de músculos o del conjunto de los músculos de todo el cuerpo. Las convulsiones pueden ser debidas a un trastorno neurológico por afectación de un área del cerebro o de la médula espinal, de origen tóxico o sincopal, (desmayo de origen cardíaco). Se distinguen las crisis convulsivas tónicas, donde los músculos están muy contraídos y las crisis convulsivas mioclónicas, responsables de sacudidas breves y repetidas. Ambas presentaciones se pueden combinar en la misma crisis. La causa más frecuente de convulsiones en los niños es la epilepsia. Los bebés también pueden padecer convulsiones por la aparición repentina de fiebre elevada: son las llamadas convulsiones febriles, que normalmente son inofensivas.

Problema cerebral


Las convulsiones son síntomas de un problema cerebral. Ocurren por la aparición súbita de una actividad eléctrica anormal en el cerebro. Cuando las personas piensan en convulsiones, suelen imaginarse el cuerpo de una persona que se sacude rápida y descontroladamente. No todas las crisis epilépticas provocan convulsiones. Existen muchos tipos de convulsiones y algunos tienen síntomas leves. Las convulsiones se dividen en dos grupos principales. Las convulsiones focales, también llamadas convulsiones parciales, ocurren en una parte del cerebro. Las convulsiones generalizadas son el resultado de actividades anormales en ambos lados del cerebro.

¿Cuánto suelen durar?


La mayoría de las convulsiones duran de 30 segundos a 2 minutos y no causan daños duraderos. Sin embargo, si las convulsiones duran más de 5 minutos o si una persona tiene muchas convulsiones y no se despierta entre éstas, se tratará de una urgencia médica. Las convulsiones pueden tener muchas causas. Las personas que tienen convulsiones recurrentes debido a un trastorno cerebral tienen epilepsia.

Sus posibles causas

  • Niveles anormales de sodio o glucosa en la sangre.
  • Una infección cerebral como la meningitis.
  • Una lesión cerebral que sufra el bebé durante el trabajo de parto o el nacimiento.
  • Diversos problemas cerebrales que ocurren antes de nacer (anomalías cerebrales congénitas).
  • Tumor cerebral (infrecuente).
  • Drogadicción.
  • Electrochoque.
  • Epilepsia.
  • Fiebre (particularmente en niños pequeños).
  • Traumatismo craneal.
  • Cardiopatía.
  • Insolación (intolerancia al calor).
  • Fiebre alta.
  • Fenilcetonuria (FCU) que puede causar convulsiones en los bebés.
  • Un intoxicación.
  • El consumo de drogas como el polvo de ángel (PCP), la cocaína o las anfetaminas.
  • Un accidente cerebrovascular o AVC
  • La toxemia durante el embarazo.
  • Una acumulación de toxinas en el cuerpo a causa de una insuficiencia hepática o renal.
  • Una presión arterial muy alta (hipertensión maligna).
  • Diversas mordeduras y picaduras venenosas (mordedura de serpiente).
  • Un síndrome de abstinencia de alcohol o de ciertos medicamentos después de consumirlos durante mucho tiempo.

Las convulsiones idiopáticas


Algunas veces no se consigue identificar ninguna causa: en este caso hablamos de convulsiones idiopáticas.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 15 de julio de 2014 a las 12:39 por DRA. MARNET.
El documento «Convulsiones: sus posible causas» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.