Traumatismo craneal y AVC: Precisar las zonas cerebrales menos oxigenadas

Agosto 2017


El cerebro, aunque representa solo el 2 % del peso del cuerpo, utiliza el 20 % del oxígeno total sin efectuar reservas. Solo puede ser privado de oxígeno por algunos minutos, pero si no es oxigenado rápidamente, secuelas severas e irreversibles pueden aparecer por ejemplo como una pérdida del lenguaje, una parálisis o incluso la muerte. Después de un accidente cerebral como uno traumatismo craneano o un AVC, accidente vascular cerebral, la urgencia consiste en restablecer lo más rápidamente posible la oxigenación al cerebro. En esta situación, mientras más rápido intervengan los médicos, los pacientes tendrán mayores posibilidades de recuperarse.

Un equipo de físicos, biólogos y médicos, neurólogos, anestesistas y reanimadores, del Instituto de Neurociencias de Grenoble (GIN, Inserm/Universidad de Grenoble Alpes/Centro Hospitalario Universitario de Grenoble) puso a punto una nueva aproximación para medir la oxigenación cerebral gracias a la IRM cuyos resultados fueron publicados en julio de 2014 en la revista "Journal of Cerebral Blood Flow and Metabolism".

Técnica

Esta técnica no invasiva permite observar precisamente las zonas menos oxigenadas del cerebro y podría ser una ayuda suplementaria durante una intervención quirúrgica disminuyendo los riesgos y permitiendo mayor precisión.

Conocer rápidamente las zonas afectadas del cerebro

Durante una urgencia neurológica, el control de la oxigenación del cerebro es fundamental. De hecho, es indispensable reparar inmediatamente las zonas del cerebro más afectadas por la falta de oxígeno.

Técnica actual invasiva, costosa e imprecisa

Las técnicas actuales como la medición del oxígeno radiactivo en imágenes funcionales necesitan efectuar una intervención neuroquirúrgica complicada que consiste en colocar una sonda en el cerebro, permitiendo estimar y cartografiar la oxigenación del cerebro. Este gesto tiene el inconveniente de dar solo una medición muy localizada de la oxigenación cerebral. Esta técnica es onerosa y mide solo el consumo total de oxígeno por el cerebro que es constante, mientras que varía de una región cerebral a otra.

Nueva técnica

La nueva técnica de IRM, desarrollada por el equipo del Instituto de las Neurociencias de Grenoble, caracteriza la saturación de oxígeno en los tejidos del cerebro, definida por la cantidad presente de oxígeno en la microvascularización tisular. Una disminución importante del nivel de oxigenación cerebral fue visualizada en un animal que presenta un accidente vascular cerebral isquémico y después de un traumatismo craneano.

La cartografía de la oxigenación cerebral efectuada permitió hacer visible una heterogeneidad regional de la cantidad de oxígeno presente en la microvascularización de los tejidos en las 2 situaciones, el AVC y el traumatismo craneano.

Ventajas

Esta técnica puede ser practicada en el hombre, es menos costosa, no necesita una inyección de un marcador radiactivo y aporta una mayor precisión sobre la oxigenación de un territorio más preciso de la zona cerebral afectada.

Indicaciones

Se puede utilizar en varios tipos de lesiones cerebrales.

Traumatismo craneano

En las personas que han presentado un traumatismo craneano, la técnica permitirá reparar o contribuir en las zonas cerebrales menos oxigenadas e iniciar un tratamiento más adaptado.

AVC

En las personas afectadas por un AVC, la técnica permitirá identificar mejor la zona de tejido cerebral isquémico que podrá recuperarse después del tratamiento.

Tumores cerebrales

En las personas afectadas por ciertos tumores cerebrales malignos, que presentan zonas mal oxigenadas y que resisten a la quimioterapia o a la radioterapia y que protegen las células madre tumorales causantes de la recidiva, la técnica permitiría adaptar mejor y personalizar los tratamientos.

Foto: © choucashoot - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por p.horde. Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 6 de agosto de 2014 a las 16:17 por DRA. MARNET.
El documento «Traumatismo craneal y AVC: Precisar las zonas cerebrales menos oxigenadas » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.