Tratamiento del cáncer de mama infiltrante metastásico

Agosto 2017


En el estadio metastásico, el tratamiento del cáncer de mama se basa principalmente en la quimioterapia. Un tratamiento que puede ser completado por otros tratamientos dirigidos que pretenden frenar la evolución de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de las pacientes.

A continuación un panorama sobre las diferentes opciones terapéuticas.

Cáncer de mama infiltrante metastásico: definición

Un cáncer de mama es llamado metastásico cuando células cancerosas nacidas del tumor primitivo (pecho o ganglios adyacentes) se instalaron en otro órgano del cuerpo como por ejemplo al nivel de los huesos, los pulmones o a nivel del hígado, después de haber emigrado por los vasos linfáticos o vasos sanguíneos.

Tratamiento del cáncer de mama metastásico: generalidades

El principal tratamiento de un cáncer de mama metastásico es un tratamiento medicamentoso llamado "sistémico" porque actúa sobre el conjunto del cuerpo. Consiste en una quimioterapia, que puede ser completada por una terapia dirigida o por una hormonoterapia. En ciertas situaciones, un tratamiento quirúrgico puede ser indicado, como una radioterapia del tumor o una metástasis.

Quimioterapia de cáncer de mama infiltrante metastásico

Duración y objetivo del tratamiento

En el estadio metastásico, la duración de las quimioterapias es generalmente más largo que la de las quimioterapias de los cánceres infiltrantes no metastásicos. Varían según la eficacia y la tolerancia del tratamiento que son objeto de una evaluación regular.

El objetivo de la quimioterapia es estabilizar la evolución de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de las pacientes.

Medicamentos de quimioterapia frecuentemente prescritos

Diferentes medicamentos de quimioterapia son utilizados para tratar los cánceres de mama metastásico, seolo o en combinación. Estos medicamentos tienen como objetivo bloquear el crecimiento de las células cancerosas. Comprenden: las antraciclinas administradas en intravenoso, la capecitabina (comprimidos por vía oral), la ciclofosfamida (comprimidos por vía oral o en intravenoso), el docetaxel (en intravenoso), la eribulina (en intravenoso), la gemcitabina (asociada al paclitaxel, en intravenoso), el paclitaxel (intravenoso) y la vinorelbina (intravenoso).

Una quimioterapia provoca diferentes efectos secundarios, más o menos severos, que varían según los medicamentos utilizados, las dosis y las personas.

Entre los efectos secundarios más frecuentemente encontrados están: caída del cabello (temporal), náuseas, vómitos, diarrea, disminución de los glóbulos blancos, http://salud.ccm.net/faq/1618-globulos-rojos-hemograma-completo-y-vs glóbulos rojos] y plaquetas, lesiones de la boca, trastornos cutáneos, sensaciones de entumecimiento u hormigueos, trastornos del ciclo menstrual, cansancio, etc.

Eficacia de las quimioterapias

Las metástasis son a menudo sensibles a numerosos tratamientos, aunque el cáncer de mama infiltrante metastásico es crónico y su curación definitiva excepcional.

Terapias enfocadas

Las terapias medicamentosas enfocadas utilizan varios medicamentos, que tienen como objetivo bloquear ciertos mecanismos específicos de las células cancerosas. El uso de las terapias enfocadas es contemplado para ciertos tipos de tumores (15 al 20 % de ellos): específicamente los tumores cuyas células cancerosas presentan una gran cantidad de proteína HER2 (receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano), proteínas que favorecen su crecimiento. Varios medicamentos son utilizados en el marco de una terapia enfocada y a veces asociadas con los medicamentos de quimioterapia:
  • El trastuzumab (Herceptin), que pertenece a la familia de los anticuerpos monoclonales y cuya acción permite bloquear el proceso de división y de desarrollo de las células cancerosas (administrado por vía intravenosa)
  • El bevacizumab (Avastin), que pertenece también a la familia de los anticuerpos monoclonales y administrado por perfusión intravenosa
  • El lapatinib (Tyverb), un inhibidor de proteínas quinasas prescrito para tratar ciertos cánceres de mama metastásicos HER2 positivos (comprimidos)
  • El everolimus (Afinitor), otro inhibidor de proteínas quinasas utilizado en asociación con algunas hormonoterapias para tratar cánceres de mama metastásicos con receptores hormonales positivos (comprimidos)

Hormonoterapia (tratamiento antihormonales)

En el estadio metastásico, los tratamientos antihormonales pretenden impedir la actividad o la producción de una hormona (estrógenos o progesterona) susceptible de estimular el crecimiento del tumor canceroso inicial, para frenar el desarrollo del cáncer.

60 al 70 % de los tumores de mama presentan características de sensibilidad potencial a este tipo de tratamiento. Estos tratamientos pueden provocar diferentes efectos adversos: anomalías benignas del endometrio, bochornos, dolores musculares y articulares, náuseas, trastornos digestivos, etc.

Radioterapia

Un tratamiento por radioterapia enfocada puede ser contemplado para tratar el tumor localizado en la mama o metástasis en los huesos del cerebro. En este último caso, la radioterapia es emprendida si las metástasis son precisamente localizadas, si son dolorosas o amenazan directamente la salud.

Bisfosfonatos

La prescripción de bisfosfonatos es indicada en caso de metástasis óseas.

Estos medicamentos permiten disminuir el riesgo de complicaciones de lesiones debidas a este tipo de metástasis (por ejemplo: fracturas).

Cuidados complementarios

En el estadio metastásico, varios cuidados complementarios son puestos en ejecución para mejorar la comodidad de vida de las pacientes: tratamiento psicológico, seguimiento dietético y nutricional, masokinesiterapia, cuidados contra el dolor y cuidados paliativos. Es importante consultar con su médico o el equipo pluridisciplinario de su establecimiento de salud para conocer las modalidades de tratamiento posible.

Cáncer de mama metastásico: seguimiento

El seguimiento en caso de enfermedad metastásica es mediante exámenes practicados regularmente que pretenden evaluar la tolerancia y la eficacia de los tratamientos prescritos.

Pronóstico

Un cáncer de mama metastásico es una enfermedad crónica, actualmente no curable, cuya evolución depende de numerosos factores: edad y estado de salud general de la paciente, la localización de las metástasis, la respuesta al tratamiento, etc.

Según los datos del INSERM, la tasa global de supervivencia en 5 años de este tipo de cáncer es del 23,3 %.

Saber más



Foto: © Sebastian Kaulitzki - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 29 de agosto de 2014 a las 01:30 por Carlos-vialfa.
El documento «Tratamiento del cáncer de mama infiltrante metastásico» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.