Hiperémesis gravídica: Síntomas, factores de riesgo y tratamientos

Abril 2017



Aunque las náuseas aparecen frecuentemente al inicio de un embarazo, los vómitos incoercibles, también llamados hiperémesis gravídica, afectan a un pequeño porcentaje de mujeres embarazadas.

En este artículo te brindamos un panorama sobre los síntomas, las causas, los tratamientos de la hiperémesis gravídica así como las diferencias con las náuseas que aparecen durante el embarazo.

Síntomas

La hiperémesis gravídica se caracteriza por vómitos violentos y náuseas: varios vómitos al día, generalmente asociados a una incapacidad para comer o beber sin vomitar, dolores abdominales, trastornos del sueño y un cansancio fuerte (astenia).


La hiperémesis gravídica puede afectar las actividades diarias y tener consecuencias importantes y psicológicas: depresión, incapacidad a efectuar las tareas diarias o aislamiento. Ciertas mujeres pueden llegar al punto de no desear volver a salir embarazadas.

Los vómitos incoercibles se distinguen de las náuseas de embarazo particularmente porque causan una pérdida de por lo menos el 5 % del peso corporal. Por lo general, cesan después del primer trimestre y se prolongan durante todo el embarazo solo en casos raros.

Causas y factores de riesgo

El origen preciso de los vómitos incoercibles es todavía desconocido, aunque las variaciones hormonales del embarazo son a menudo evocadas para explicar la hiperémesis gravídica. Existen ciertas predisposiciones a la hiperémesis gravídica, como: embarazo múltiple, antecedentes familiares, hiperémesis en el transcurso de un embarazo anterior, cinetosis y migrañas frecuentes.

Tratamiento

Es aconsejado consultar a un médico cuando los síntomas se vuelven una molestia en las actividades diarias. Un seguimiento médico es necesario para evitar una pérdida de peso importante y lo riesgos de deshidratación.


Vigilada, la hiperémesis gravídica no afecta la salud del feto. Aunque a veces es difícil de controlar debido a los numerosos vómitos, un tratamiento a base de vitamina B6 y de antihistamínicos puede ser prescrito, al igual que una modificación de los hábitos alimenticios. La hospitalización es preconizada en los casos más graves y en caso de ineficacia del tratamiento. Dura algunos días, y prevé un aislamiento (silencio y semioscuridad en una habitación individual), una psicoterapia de apoyo, una perfusión para corregir la deshidratación y un tratamiento antieméticos por vía venosa.

Foto: © Photographee.eu - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 7 de noviembre de 2014 a las 19:36 por Carlos-vialfa.
El documento «Hiperémesis gravídica: Síntomas, factores de riesgo y tratamientos » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.