Los problemas en el pezón

Julio 2017


Una secreción por el pezón puede ser un síntoma de cáncer de mama o de un tumor de la hipófisis


Varias son las patologías que pueden afectar al pezón: pezón invertido, aparición de una secreción por el pezón, cambios en la piel o cambios en la forma.

Los pezones invertidos

Algunas mujeres siempre han tenido uno o ambos pezones invertidos: esto se considera normal si los pezones siempre han estado hundidos y pueden fácilmente apuntar hacia afuera cuando se tocan. El problema aparece cuando este fenómeno es nuevo: si los pezones están apuntando hacia adentro y esto es nuevo se debe acudir a una visita con el ginecólogo lo más rápido posible.

Los hoyelos o arrugas en el piel

Esto puede ser causado por tejido cicatricial de una cirugía o por una infección. A menudo, el tejido cicatricial se forma sin ninguna razón. Consulte con el médico aunque la mayoría de las veces este problema no necesita tratamiento.

Mamas calientes al tacto, rojas o adoloridas

Casi siempre es causado por una infección en la mama o mastitis. En raras ocasiones, puede deberse a cáncer de mama. Hay que consultar con el médico para recibir tratamiento.

Descamación de la piel y picor

Generalmente se trata de un eccema o de una infección bacteriana o micótica. Hay que consultar con el médico para recibir tratamiento.
Los pezones que presentan descamación y picazón pueden ser un signo de la enfermedad de Paget, una rara forma de cáncer de mama que compromete el pezón.

Engrosamiento de la piel con poros grandes

Este fenómeno recibe el nombre de "piel de naranja" porque la piel se ve como una cáscara de naranja. Una infección en la mama o un cáncer de mama inflamatorio pueden causar este problema. Hay que consultar rapidamente con el ginecólogo.

Los pezones hundidos

Si el pezón estaba elevado por encima de la superficie, pero comenzó a retraerse hacia adentro y no sale cuando se lo estimula hay que consultar con el médico.

¿En qué casos se debe consultar con el médico?

  • Si un pezón se retrae o se hunde cuando antes no estaba así
  • Si un pezón ha cambiado de forma
  • Si un pezón se vuelve sensible y no está relacionado con el ciclo menstrual
  • Si aparecen cambios en la piel
  • Si aparece una secreción por el pezón

¿Qué exámenes pueden hacerse en estos casos?

Pueden practicarse diferentes estudios para llegar a un diagnóstico de su patología: mamografías, ecografía de las mamas o una biopsia de mama si se encuentra una masa o protuberancia, si la mamografía es anormal o si la secreción está ocurriendo espontáneamente sin presión alguna sobre la mama. Otros exámenes que se pueden realizar son: determinar el nivel de prolactina en sangre, unas pruebas de función tiroidea o una resonancia magnética o tomografía computarizada de la cabeza para buscar tumor hipofisario, una galactografía (una radiografía con medio de contraste que se inyecta dentro del conducto galactóforo afectado) y una biopsia de piel (si se sospecha una enfermedad de Paget).

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 18 de diciembre de 2014 a las 10:03 por DRA. MARNET.
El documento «Los problemas en el pezón» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.