Linfoma no Hodgkin (LNH)

Agosto 2017




¿Qué son los linfomas?

  • Los linfomas son tumores del sistema linfático.
  • El sistema linfático está conformado por la médula espinal, el bazo, el timo, los ganglios y los vasos linfáticos.
  • Un linfoma puede desarrollarse a partir de una de las dos grandes familias de linfocitos:
    • Linfocitos B.
    • Linfocitos T.
  • Un linfocito es una célula inmunológicamente competente (capaz de sintetizar anticuerpos).
  • Los Linfomas no Hodgkin (LNH) son neoplasias que se desarrollan a partir de tejidos linfoides.
  • El aspecto y el comportamiento de las células de un LNH son diferentes al aspecto y al comportamiento de las células de un linfoma de Hodgkinien.
  • Las personas con un sistema inmunológico debilitado (debido a un virus o a un tratamiento médico) presentan un riesgo mayor de desarrollar este tipo de patología cancerígena.
  • El linfoma es considerado como un cáncer cuando los linfocitos ya no cumplen de manera regular con su función protectora.
  • El LNH es uno de los tumores de mayor frecuencia.

Definición

  • Por lo general, un LNH se manifiesta a través de la aparición de un abultamiento a nivel de un ganglio o de un órgano.
  • Otras manifestaciones pueden ser: pérdida de peso, fiebre o un estado de gran fatiga o cansancio.

Diagnóstico y tratamiento

Diagnóstico

  • El diagnóstico del linfoma es muy difícil.
  • Algunos síntomas asociados a un linfoma son:
    • Aparición de un abultamiento a nivel de un ganglio o de un órgano.
    • Pérdida de peso.
    • Fiebre.
    • Sudoración.
    • Un estado de gran fatiga o cansancio.
  • El médico podrá llegar a un diagnóstico basándose en la descripción de los síntomas, en análisis clínicos y en otros exámenes tales como el examen de histología o la biopsia.
  • El examen de histología permite diagnosticar la enfermedad y determinar el tipo de linfoma.
  • La biopsia se realiza antes que el examen de histología.
  • La biopsia permite conservar un fragmento de ganglio congelado que puede ser utilizado en estudios posteriores.

Tratamiento

  • El tratamiento debe ser conducido por un médico especialista quien indicará los medicamentos y las dosis a utilizar teniendo en cuenta el tipo de linfoma, la edad del paciente y los factores pronósticos.
  • Este tratamiento debe ser determinado de manera conjunta durante la reunión de varios médicos especialistas en linfomas.
  • La quimioterapia es el elemento principal en el tratamiento de linfomas. Sin embargo, en algunos casos es posible recurrir a una intensificación terapéutica, una radioterapia, una inmunoterapia o a inyecciones de anticuerpos monoclonales.
  • Durante el tratamiento, el equipo médico realizará un control regular de la evolución del paciente.

Un control regular

  • Los exámenes realizados al inicio de la enfermedad (análisis de sangre y rayos X) deben repetirse cada cierto tiempo. De esta manera se podrá evaluar la eficacia del tratamiento.
  • El objetivo del tratamiento es la desaparición total de las células cancerosas.
  • Esta desaparición total de las células cancerosas recibe el nombre de remisión completa.
  • Es posible que se puedan detectar anomalías en los exámenes imagenológicos aun cuando las células cancerosas ya han desaparecido. En este caso se habla de una remisión completa incierta.

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 27 de enero de 2014 a las 19:48 por Carlos-vialfa.
El documento «Linfoma no Hodgkin (LNH)» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.