Enfermedad de Crohn - Causas, síntomas y tratamiento

Noviembre 2016

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria crónica que puede afectar a una o varias partes del tubo digestivo. Esta enfermedad se caracteriza por la alternancia de períodos activos y períodos de remisión. Los períodos activos se caracterizan por la aparición de dolores abdominales, fatiga y diarrea acompañada de mucosidad o, en algunas ocasiones, de sangre. Durante estos períodos, el paciente también presenta síntomas a nivel de las articulaciones, la piel y los ojos. Esta enfermedad puede repercutir en la vida profesional y personal de la persona afectada.


La enfermedad de Crohn pertenece al grupo de enfermedades denominadas "Enfermedades Inflamatorias Crónicas". Asimismo, la enfermedad de Crohn y la rectocolitis hemorrágica forman el grupo de las "Enfermedades Inflamatorias Intestinales". Estas dos enfermedades afectan a más de una de cada 1000 personas en los países industrializados.

Estadísticas

La enfermedad de Crohn se presenta con una frecuencia diferente en cada país. Esta enfermedad se presenta con mayor frecuencia en países industrializados. Los países del Noroeste Europeo y los Estados Unidos son los más afectados. En Francia, la enfermedad de Crohn afecta a una de cada 1000 personas aproximadamente. Esta cifra es bastante elevada en comparación con el resto de países europeos.

Factores de riesgo

Esta enfermedad afecta principalmente a los adultos jóvenes de 20 a 40 años, pero puede presentarse a cualquier edad. Esta enfermedad también puede afectar a los niños, aunque con menos frecuencia. El porcentaje de niños afectados es inferior al 10%. Diversos estudios han demostrado que la enfermedad de Crohn se presenta con mayor frecuencia en las mujeres a partir de la adolescencia.

La inflamación puede aparecer en una sola o en varias zonas del tubo digestivo. Sin embargo, por lo general, la inflamación aparece en la zona donde se unen el intestino delgado y el intestino grueso. La inflamación provoca un engrosamiento de la pared intestinal.

Causas

Aún no se ha definido las causas exactas de la enfermedad de Crohn. Sin embargo, algunos factores vinculados a la aparición de esta enfermedad son: una predisposición genética, factores ligados al ambiente o una anomalía del sistema inmunitario. El tabaquismo aumentaría en más de un 50% el riesgo de presentar esta enfermedad.

Síntomas

La enfermedad de Crohn se caracteriza por la alternancia entre períodos activos (los síntomas son más intensos) y períodos de remisión (el paciente no presenta síntomas). Los principales síntomas son: dolores abdominales, pérdida de peso, fatiga y una diarrea crónica acompañada de mucosidad o, algunas veces, de sangre. Los dolores abdominales y la diarrea crónica son los síntomas más importantes.

Una sensación de cansancio y la pérdida de peso también son síntomas de la enfermedad de Crohn. La persona afectada también puede presentar síntomas a nivel de las articulaciones, la piel o en los ojos.

Además de los síntomas digestivos, las personas que padecen la enfermedad de Crohn también pueden presentar molestias o lesiones en las articulaciones, la piel o los ojos. Aproximadamente el 30% de las personas afectadas presentan una molestia o una lesión no digestiva por lo menos una vez en su vida. Algunas de estas molestias o lesiones pueden ser los primeros signos de la enfermedad.

Un retraso del crecimiento estaturo-ponderal o un retraso de la pubertad pueden evidenciar esta enfermedad. Las lesiones cutáneas no siempre evidencian una enfermedad de Crohn. Sin embargo, es posible que las personas afectadas presenten algunas lesiones como:

Los eritemas nodosos son nódulos dolorosos que aparecen en el tejido subcutáneo de la parte anterior de las piernas. Estos eritemas nodosos desaparecen con el tratamiento utilizado para aliviar los síntomas más graves.

Se trata de úlceras que aparecen a nivel de las extremidades inferiores, de los glúteos y del rostro.

Las personas que padecen esta enfermedad pueden presentar dolores provocados por un reumatismo periférico o un reumatismo axial (como la espondilitis anquilosante). Estas molestias evolucionan de manera crónica.

El reumatismo puede localizarse a nivel del cuello, los riñones, la espalda, las articulaciones sacroilíacas, el codo, las muñecas, los talones, las rodillas o los tobillos. El 5% de las personas que padecen la enfermedad de Crohn presentan este tipo de molestias.

Los dolores aparecen por las noches y muchas veces interrumpen el sueño. Los dolores desaparecen por las mañanas. Los dolores pueden aparecer al mismo tiempo o algunos días despues de que los síntomas digestivos aparecen. Estos síntomas propios del reumatismo suelen desaparecer con el tratamiento que se aplica para controlar los síntomas digestivos. En algunos casos, los dolores propios del reumatismo duran mucho más tiempo que los síntomas digestivos.

El reumatismo axial se localiza principalmente en la columna vertebral. El reumatismo axial afecta al 5% ó 10% de los pacientes. El reumatismo periférico se localiza en una o en varias articulaciones (rodillas, muñecas...). El reumatismo periférico afecta al 15% ó 20% de las personas que padecen la enfermedad de Crohn.

En algunas ocasiones, los pacientes presentan estas dos formas de reumatismo al mismo tiempo.

Diagnóstico

No existe un examen (biológico o radiológico) específico para el diagnóstico de la enfermedad de Crohn. Para confirmar el diagnóstico de la enfermedad de Crohn es necesario recurrir a varios elementos: el interrogatorio y la historia clínica del paciente, la evaluación clínica, los análisis de sangre, los exámenes radiológicos, etc.

Análisis de sangre

Los análisis de sangre permiten detectar una posible inflamación, una insuficiencia de nutrientes, una anemia, etc. Los exámenes serológicos permiten detectar el aumento de ciertos anticuerpos (signo típico de la enfermedad de Crohn).

Rayos X y endoscopia

Estos exámenes permiten detectar la expansión y la gravedad de las lesiones propias de la enfermedad de Crohn. Para confirmar el diagnóstico de la enfermedad de Crohn es necesario realizar una endoscopia esogastroduodenal y una colonoscopia.

Examen de tránsito intestinal con bario

Se trata de un examen de rayos X para visualizar el intestino delgado. Para realizar este exámen es necesario que el paciente ingiera un producto de contraste opaco.

Examen de enema de bario

Es un examen de rayos X que permite visualizar el colon. Para realizar este exámen es necesario que el paciente ingiera un producto de contraste opaco.

Colonoscopia

La colonoscopia permite examinar la mucosa del colon y la parte terminal del intestino delgado. Durante la colonoscopia es posible tomar una muestra para realizar una biopsia.

Ileoscopia

La ileoscopia es el examen más importante para el diagnóstico de la enfermedad de Crohn. Este examen permite visualizar el interior del intestino delgado, el recto y el colón. Para realizar este examen es necesario aplicar anestesia general. El examen consiste en introducir por el ano un tubo flexible que contiene una luz y una cámara en el interior.

Fibroscopia esogastroduodenal

Este examen permite visualizar el esófago, el estómago y el duodeno (primera porción del intestino delgado). El exámen consiste en introducir por la boca un tubo flexible que contiene una luz y una cámara en el interior.

RMN

Este examen permite detectar las fístulas ocasionadas por una complicación de la enfermedad de Crohn.

Examen proctológico

Este examen permite detectar las lesiones características de la enfermedad de Crohn: las fisuras, las fístulas o las úlceras.

Enteroscopia con videocápsula

Este examen se utiliza:
  • Cuando los resultados de los otros exámenes no resultan positivos.
  • Cuando la inflamación se localiza en el intestino delgado. .

Tratamiento

Medicamentos

Los corticoides deben ser consumidos sólo durante un período corto (durante los períodos activos de la enfermedad de Crohn). El consumo de corticoides NO representa un tratamiento preventivo.

Los antibióticos deben ser utilizados en caso de:
  • Agravación repentina de los síntomas.
  • Posible infección.
  • Para tratar un absceso.
  • Los antibióticos pueden ser prescritos bajo la forma de quinolonas y/o metronidazol.


El consumo de estos medicamentos permite prevenir una posible recaída. Los medicamentos inmunomoduladores tienen un efecto positivo sobre el sistema inmunitario. Estos medicamentos pueden ser prescritos durante las diferentes etapas de la enfermedad, ya sea junto con otros medicamentos durante los períodos activos de esta enfermedad o durante un tratamiento de mantenimiento.

Entres estos medicamentos tenemos:
  • Azatioprina.
  • 6-MP.
  • Metotrexato.
  • Anticuerpos anti-TNF: Infliximab, adalimumab..

Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico es propuesto en los siguientes casos:
  • Evolución de la enfermedad.
  • Complicaciones mayores.
  • Tratamiento medicamentoso no eficaz.


La intervención quirúrgica consiste en:
  • Ablación de las zonas afectadas del intestino.
  • Retirar todas las lesiones inflamatorias y el absceso.
  • Reparar las obstrucciones y tratar la peritonitis. .


Durante la ablación de las zonas afectadas del intestino, también puede realizarse otra intervención quirúrgica para hacer una abertura (ano artificial) en la pared abdominal que permita la salida a las heces. De esta manera, las heces podrán almacenarse en un recipiente externo que debe ser remplazado cada cierto tiempo. Por lo general, la ostomía es sólo provisional.

Tratamiento nutricional

El médico puede recomendar un tratamiento nutricional para evitar la desnutrición. Las técnicas de soporte nutricional pueden ser: alimentación enteral (a través de una sonda nasogástrica) o alimentación parenteral (por vía intravenosa).

Tratamiento sintomático

El médico puede recomendar los siguientes medicamentos:

El consumo de tabaco es un factor agravante de la enfermedad de Crohn. Dejar de fumar es indispensable para evitar complicaciones mayores.

Complicaciones

La enfermedad de Crohn puede provocar algunas complicaciones más o menos graves. La enfermedad de Crohn puede causar el retraso del crecimiento estaturo-ponderal en los niños y adolescentes. En algunas ocasiones, este retraso puede evidenciar la enfermedad de Crohn. La aparición de hemorragias o una mala absorción de hierro puede provocar una anemia.

Complicaciones digestivas :


Las personas que padecen esta enfermedad suelen comer menos y, por lo tanto, presentan problemas de desnutrición. El riesgo de aborto natural es aun mayor para las mujeres embarazadas que padecen la enfermedad de Crohn. La enfermedad de Crohn también puede dar lugar a complicaciones vasculares.

Consulta también :
El documento « Enfermedad de Crohn - Causas, síntomas y tratamiento » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.