Lesiones de los meniscos y lesiones aisladas del LCA

Agosto 2017

Existen muchas maneras de tratar las lesiones de los meniscos y las lesiones del Ligamento Cruzado Anterior (LCA) de la rodilla en adultos. Sin embargo, no todos los tratamientos son iguales ni pueden aplicarse a todos los casos sin distinción. Algunas instituciones acreditadas en la materia han publicado una serie de recomendaciones profesionales para el tratamiento de este tipo de lesiones.

Introducción: pautas claves

Antes de escoger el tratamiento más adecuado, deben tomarse en cuenta los datos siguientes:
  • Toda menisectomía debe ser efectuada con artroscopia.
  • Una lesión de menisco no necesariamente implica la realización de una menisectomía.
  • La posibilidad de una abstención o una reparación del menisco debe analizarse sistemáticamente.
  • No todas las lesiones del LCA requieren de reconstrucción quirúrgica.
  • La inestabilidad funcional es el síntoma clave para considerar la posibilidad de una ligamentoplastia.
  • La reconstrucción diferida del LCA es deseable por disminuir las complicaciones tromboembólicas u otras complicaciones relacionadas con la rigidez.
  • Las plastias hueso-tendón-hueso o las realizadas con injerto de tendones isquiotibiales tienen resultados equivalentes.
  • La tenodesis lateral sólo debe practicarse en casos especiales.

La reparación del menisco

La reparación del menisco no es aplicable en todos los casos. Esta técnica, realizada bajo artroscopia, solo se practica cuando la lesión se sitúa en zona periférica vascularizada. Además, los tejidos deben estar sanos. Esto quiere decir que la reparación meniscal solo se puede aplicar en casos de lesiones traumáticas. En la actualidad, el material recomendado para realizar una reparación es el material híbrido (material de fijación asociado a un hilo de sutura).

Tratamiento de una lesión traumática del menisco

En caso de una lesión traumática, se pueden considerar dos soluciones terapéuticas: la reparación o la menisectomía. La elección de la solución más adecuada se realiza según criterios que incluyen el estado del ligamento cruzado interno, la edad del paciente y la ubicación del menisco lesionado (menisco medial o menisco lateral).

Diagnóstico y tratamiento de una lesión meniscal no traumática

En caso de dolor de rodilla en pacientes de más de 40 años que no presenten ningún traumatismo, se recomienda realizar radiografías comparativas desde cuatro ángulos (frente, perfil, desfiladero femoropatelar, Schuss) junto con un tratamiento médico sintomático de 6 meses. Los resultados de estas dos acciones determinarán cómo continuar el tratamiento.

Técnica de la ligamentización intraarticular

Es preferible realizar la ligamentoplastia con la ayuda de un artroscopia. Esta técnica permite una evaluación completa de la articulación durante la operación además de ofrecer al paciente una recuperación más rápida. Es necesario mencionar que existen varios tipos de trasplantes así como también varios tipos de fijación.

Indicaciones de la ligamentoplastia de reconstrucción del Ligamento Cruzado Anterior en el adulto

Después de una ruptura del ligamento cruzado anterior, la elección del tratamiento a seguir va a depender de criterios tales como la edad, el nivel de actividad deportiva del paciente e, incluso, la presencia de lesiones meniscales o cartilagionsas.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 6 de febrero de 2015 a las 02:04 por Carlos-vialfa.
El documento «Lesiones de los meniscos y lesiones aisladas del LCA» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.