Antibioticoterapia por vía general: recomendaciones de los expertos

Julio 2017

El nivel de ingesta de antibióticos en ciertos países es más alto que en otros.
El consumo sistemático de estos medicamentos provoca resistencia bacteriana y otros efectos indeseables. Además, la prescripción de antibióticos no es aplicable a todos los casos. En otras palabras, no siempre son indispensables, sobre todo cuando se trata de las infecciones respiratorias más comunes, las cuales son principalmente de origen viral.
Diversas instituciones médicas recomiendan prescribir antibióticos únicamente para situaciones clínicas en las que su eficacia ha sido comprobada.
A continuación se analiza la conveniencia o inconveniencia de la prescripción de antibióticos ante cuadros clínicos diversos.

Infecciones de las vías respiratorias altas

Rinofaringitis aguda

La antibioticoterapia no es necesaria en caso de una rinofaringitis, puesto que no agiliza la recuperación del paciente ni evita otras complicaciones (otitis, sinusitis).

Amigdalitis aguda

Se debe prescribir antibióticos para evitar complicaciones únicamente en casos de amigdalitis causadas por estreptococo betahemolítico del Grupo A (SGA).
Para diagnosticar una amigdalitis se recomienda realizar el test de detección rápida del SGA - para niños mayores de 3 años y para adultos con un score clínico Mc. Isaac mayor o igual a 2 - y seguir las recomendaciones contenidas en el esquema siguiente:


Otitis media aguda

El esquema siguiente muestra el tratamiento recomendado para cuadros de otitis en niños de más de 3 años.


Los casos de otitis agudas son menos comunes en adultos.

Sinusitis maxilar aguda

Se recomienda un tratamiento en adultos solo si:
  • el paciente presenta síntomas típicos;
  • un primer tratamiento de los síntomas o de las complicaciones no ha obtenido resultados;
  • se detecta una infección dental homolateral superior asociada;
  • el paciente presenta sinusitis frontal, etmoidal o esfenoidal;

Asimismo, solo se recomienda un tratamiento en niños cuando:
  • el paciente presenta otitis aguda severa;
  • otitis prolongadas con factores de riesgo (asma, cardiopatía, drepanocitosis u homocigoto).

Infecciones de las vías respiratorias bajas

Bronquiolitis del infante

El tratamiento antibiótico es inútil, salvo en casos de complicaciones o patologías asociadas.

Bronquitis aguda

  • en adultos: no se recomienda antibioticoterapia;
  • en niños: no se recomienda una antibioticoterapia inicial.

Exacerbación de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

EPOC estadio 0: no es necesario realizar antibioticoterapia;
EPOC estadio I, II o III con factores de riesgo asociados: sí se recomienda antibioticoterapia.

Neumonía comunitaria

Se recomienda antibioticoterapia en todos los casos:
  • En adultos que no presenten riesgos de mortalidad ni signos graves, los tratamientos indicados son:
    • en caso de infecciones provocadas por neumococo: amoxicilina (3g/día);
    • en caso de infecciones provocadas por bacterias atípicas: macrólidos;
    • en caso de duda sobre la etiología entre estos dos tipos de neumonía:
      • amoxicilina (acción sobre el neumococo) (3g/día) o
      • pristinamicina o telitromicina (acción sobre el neumococo y sobre las bacterias atípicas).
  • En el caso de niños menores de 3 años:
    • de primera intención: amoxicilina (80-100 mg/día);
    • cefalosporinas de tercera generación (C3G), en caso de alergia a la penicilina;
    • hospitalización en caso de contraindicación de antibióticos betalactámicos.
  • En el caso de niños de más de 3 años:
  • para tratar infecciones provocadas por neumococo: amoxicilina (80-100 mg/día);
  • para tratar infecciones provocadas por bacterias atípicas: macrólidos.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 5 de febrero de 2015 a las 09:31 por Carlos-vialfa.
El documento «Antibioticoterapia por vía general: recomendaciones de los expertos» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.