Braquiterapia en el tratamiento del cáncer de próstata

Julio 2017


La palabra braquiterapia deriva del prefijo griego braqui (que significa corto) ya que la irradiación de la próstata se realiza en el interior mismo de la próstata (corta distancia) a diferencia de la radioterapia externa que se realiza desde fuera del cuerpo. Con la braquiterapia la radiación se realiza desde el interior de la próstata por lo que la dosis que se administra es de 140-150 Gy (el doble que con radioterapia externa). Con braquiterapia, tanto la vejiga como el recto reciben muy poca radiación lo que evita efectos adversos tanto en esos órganos como en los nervios de la erección.

Tasa de curación cercana al 100% si el diagnóstico del cáncer es precoz

Hoy en día se puede hablar de una tasa de curación cercana al 100% siempre que el diagnóstico de cáncer de próstata sea precoz. Para ello es preciso realizar controles periódicos del marcador PSA que es el nos indica un posible riesgo de cáncer en la próstata.

¿A qué edad el PSA?

Cada vez hay pacientes más jóvenes con tumores de próstata de modo que lo aconsejable sería realizar un control cada 2 años a partir de los 40 años. El cáncer de próstata es el más frecuente entre los varones.

La braquiterapia

Con esta técnica se aplica la radiación sobre las células enfermas. Cuando el tumor se diagnostica en fases inciciales suele localizarse unicamente en una parte de la próstata. Estos son los tumores de menor riesgo y en estos casos se emplea la braquiterapia. En una sesión de unas pocas horas, que se lleva a cabo en un único día, se alcanza un 99% de curaciones en un plazo de seguimiento de 10 a 15 años.

En tumores más agresivos

Se puede combinar la radioterapia externa con la braquiterapia de alta tasa de dosis. El porcentaje de curaciones en este caso se sitúa en torno al 95-98% en un plazo de seguimiento de 10 a 15 años.

Sus principales ventajas

Además de su eficacia este tipo de radioterapia evita la prostatectomía o extirpación de la próstata. Esto evita el problema de la incontinencia urinaria y, en un alto porcentaje de casos, también se evita la disfunción eréctil. Son técnicas que no tienen efectos secundarios, no dejan secuelas y mejoran la calidad de vida de los pacientes.
Estas técnicas, que se conocen con el nombre de radioterapia corporal estereotáctica (SBRT), son más selectivas a la hora de preservar el tejido sano. Incluso se están empezando a aplicar en el tratamiento de otros tipos de cáncer como el de pulmón.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 9 de marzo de 2015 a las 11:37 por DRA. MARNET.
El documento «Braquiterapia en el tratamiento del cáncer de próstata» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.