Adherencias: diagnóstico y tratamiento

Julio 2017


Las adherencias son bandas de tejido parecidas al tejido cicatricial que se desarrollan entre dos superficies dentro del organismo y hacen que éstas se peguen. La adherencia se refiere a la unión de dos órganos o tejidos cercanos que normalmente no están conectados. Estos se mantienen unidos entre sí por un tejido conjuntivo que tiene entre otras funciones, la protección de los órganos que recubre. Las adherencias se pueden formar en todas las partes del cuerpo, ya sea a causa de una anomalía genética, debido a una inflamación producida por una quemadura, a una infección, a una intervención quirúrgica, etc. En algunos casos, las adherencias internas pueden tener graves consecuencias siendo necesario recurrir a la cirugía.

Las radiografías son de poca utilidad

La mayoría de las veces las adherencias no se pueden ver usando radiografías o exámenes de imagen. Las radiografías del abdomen, los estudios de contraste con bario y el TAC o escaner pueden ayudar a diagnosticar una obstrucción intestinal causada por una adherencia pero no la adherencia en sí misma. En algunas personas con posible obstrucción intestinal, el diagnóstico puede confirmarse solo en el momento de la cirugía abdominal.
Las bridas o adherencias no suelen manifestarse hasta que se produce la obstrucción. En ocasiones, la cavidad abdominal está llena de adherencias y no existe obliteraciónde asas intestinales ni el paciente presenta síntomas.

La histerosalpingografía y la endoscopia

Una histerosalpingografía puede ayudar a diagnosticar adherencias dentro del útero o las trompas de Falopio. Una endoscopia (una forma de observar el interior del cuerpo usando una sonda flexible que tiene una pequeña cámara en el extremo) puede ayudar a diagnosticar adherencias. La histeroscopia examina el interior del útero. La laparoscopia examina el interior del abdomen y la pelvis y también puede ser de utilidad.

Tratamiento

Se puede realizar una cirugía para separar las adherencias. Esto puede permitir que el órgano recupere el movimiento normal y que se reduzcan los síntomas; sin embargo, el riesgo de que se presenten más adherencias aumenta, a medida que se incrementa el número de cirugías. Dependiendo de la localización de las adherencias, al momento de la cirugía, se puede colocar una barrera para tratar de reducir la probabilidad de que éstas reaparezcan.

Saber más

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por DRA. MARNET. Última actualización: 24 de octubre de 2016 a las 20:56 por Carlos-vialfa.
El documento «Adherencias: diagnóstico y tratamiento» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.