Tranxene: medicamento para tratar cuadros graves de ansiedad

Julio 2017



Tranxene es un medicamento utilizado para tratar cuadros graves de ansiedad. Este medicamento también es prescrito en la prevención y el tratamiento del delirium tremens, una afección que aparece debido a la abstinencia después de un alcoholismo crónico y que se manifiesta por la aparición de fiebre, agitación y temblores.
Tranxene se comercializa en cápsulas que deben ser consumidas por vía oral.

Indicaciones

Tranxene es prescrito a personas que sufren de ansiedad severa que puede llegar a causar discapacidad. Del mismo modo, este medicamento es prescrito para la prevención y tratamiento del delirium tremens o de otros efectos secundarios del alcoholismo. Este medicamento solo puede ser consumido por personas adultas.
La dosis recomendada de Tranxene oscila entre los 25 y los 90 mg según el caso a tratar. La duración media del tratamiento es:
  • de 8 a 12 semanas en pacientes que presenten un cuadro de ansiedad grave y
  • de 8 a 10 días en el caso de pacientes que padecen un delirium tremens.

Esta dosis deberá ser reducida a la mitad en pacientes de la tercera edad y en pacientes con insuficiencia renal.

Contraindicaciones

Tranxene está contraindicado en personas con hipersensibilidad a su principio activo o a una de las sustancia presentes en su composición. Asimismo, este fármaco no debe ser consumido por pacientes con:
  • insuficiencia hepática grave o insuficiencia respiratoria grave;
  • síndrome de apnea del sueño (disminución o interrupción de la respiración durante el sueño);
  • miastenia (trastorno que afecta la comunicación entre las neuronas y los músculos).

Efectos secundarios

Se han registrado algunos efectos secundarios directamente vinculados a la dosis administrada y al nivel de tolerancia del paciente. Tranxene puede causar pérdida de memoria, trastornos del temperamento y del comportamiento (agitación, irritabilidad), dolor de cabeza, mareos, somnolencia, insomnio, alteración del deseo sexual (libido), reacciones cutáneas (brotes o picor) o diplopía (visión doble).

Riesgo de dependencia

El consumo de Tranxene conlleva un riesgo de dependencia física y psíquica. Sin embargo, este riesgo se presenta en los pacientes que consumen dosis elevadas por períodos prolongados.

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 18 de octubre de 2016 a las 10:28 por Carlos-vialfa.
El documento «Tranxene: medicamento para tratar cuadros graves de ansiedad» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.