Enfermedad de Berger: síntomas y tratamientos

Julio 2017


La enfermedad de Berger o nefropatía por IgA afecta en su mayoría a los jóvenes adultos desde los 20 años de edad. A continuación un panorama sobre sus síntomas, las complicaciones posibles y los tratamientos.

Definición y causas

La enfermedad de Berger es debida a una anomalía inmunitaria que provoca una producción excesiva de inmunoglobulinas de tipo A (también llamadas IgA). Estos anticuerpos se depositan en los riñones, particularmente sobre la parte destinada a filtrar los residuos (el glomérulo).
Las causas precisas de la enfermedad de Berger son desconocidas por el momento, pero el factor genético es a menudo evocado para explicarlo.

Síntomas

La hematuria (presencia de sangre en las orinas) es el principal síntoma que caracteriza la enfermedad de Berger aunque sea poco visible en la mayoría de los casos. Puede ser microscópica y ser detectada durante un análisis de orina o macroscópica (visible a simple vista) y traducirse por orinas rojas o negras. En este caso, la hematuria particularmente se ve durante una angina u otra enfermedad infecciosa. La presencia de proteínas en las orinas puede también ser asociada con la presencia de sangre.


La enfermedad de Berger puede causar complicaciones y evolucionar hacia una insuficiencia renal aguda o crónica. El pronóstico vital puede ser comprometido por falta de diálisis o de injerto, en caso de insuficiencia renal al estadio terminal.

Tratamiento

Por el momento, no existe tratamiento específico que permite curar completamente la enfermedad de Berger. El tratamiento pretende aliviar los síntomas, proteger los riñones y evitar la evolución de la enfermedad hacia una insuficiencia renal. Los efectos del IgA sobre los riñones pueden ser disminuidos por medio de corticoides, pero la acción benéfica del tratamiento sobrepasa raramente los tres años. Un seguimiento médico es recomendado, cada tres a doce meses según los casos. En caso de insuficiencia renal, las soluciones como un injerto o una diálisis son necesarios. Los riesgos de recidiva son muy bajos después de un trasplante.

Enfermedad de Berger y gluten

Estudios recientemente realizados por INSERM demostraron que el gluten podía exacerbar la enfermedad de Berger en un ratón. La introducción de un régimen sin gluten después del diagnóstico de la enfermedad de Berger podría contribuir disminuyendo su evolución y limitar las complicaciones.


Foto: © maya2008 - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 9 de julio de 2015 a las 01:29 por Carlos-vialfa.
El documento «Enfermedad de Berger: síntomas y tratamientos » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.