Problemas de equilibrio: causas y tratamientos

Julio 2017


Los trastornos del equilibrio son debidos a una disfunción de uno de los órganos implicados en el mantenimiento del equilibrio.

A continuación un panorama sobre las causas y los tratamientos de los trastornos del equilibrio.

Causas de los trastornos del equilibrio

Órganos y partes de cuerpos implicados en el equilibrio

El cuerpo mantiene su equilibrio gracias a los músculos y a las articulaciones que dan informaciones al cerebro en cuanto a la posición del cuerpo en el espacio y que aplican las órdenes del cerebro a la oído interno, a los ojos y al cerebelo.

Las disfunciones más frecuentes

El trastorno del equilibrio aparece en caso de disfunción de uno de los órganos que ayuda al cuerpo a mantener su equilibrio.


Se trata la mayoría de las veces de un desajuste del oído interno: infección (laberintitis o neuritis vestibular), enfermedad de ménière o vértigo postural paroxístico benigno.

Los trastornos del equilibrio y los vértigos también pueden ser debidos a trastornos de la visión, a una jaqueca, al consumo de alcohol y drogas, a cinetosis o a ciertos medicamentos cuyos efectos adversos tienen una influencia sobre el sistema nervioso.

Ciertas afecciones más raras como una lesión de los nervios del cuello, un tumor del cerebelo, un traumatismo craneal o la esclerosis en placas pueden también provocar trastornos del equilibrio.

Tratamiento de los trastornos del equilibrio

El tratamiento prescrito para aliviar un trastorno del equilibrio depende de la causa.


Pueden utilizarse diversos tipos de tratamientos son según las causas, desde el tratamiento medicamentoso (eventualmente por antiobióticos), a la fisioterapia o una intervención quirúrgica para las afecciones más graves. En cambio, ciertas afecciones como la laberintitis desaparecen por sí solas, sin tratamiento. Medicamentos antivertiginosos pueden ser prescritos para aliviar los síntomas mientras se identifica la causa.

El trastorno del equilibrio se puede prevenir cuando es debido a la cinetosis, adoptando una buena postura y fijando un punto en el horizonte.

Una reducción del consumo de alcohol o de drogas también puede ser recomendable para evitar los trastornos del equilibrio. Se puede proponer una cura de desintoxicación en casos de adicción.


Foto: © absolutimages - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 4 de diciembre de 2015 a las 12:29 por DRA. MARNET.
El documento «Problemas de equilibrio: causas y tratamientos» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.