Antiinflamatorios no esteroideos: precauciones

Julio 2017


Los antiinflamatorios no esteroideos se prescriben esencialmente en los reumatismos inflamatorios o mecánicos. Deben ser prescritos en dosis pequeñas, de ser posible, y por una duración corta. No deben ser prescritos como antipiréticos porque pueden agravar una infección que comienza.

Es necesario que los pacientes conozcan los riesgos de estos medicamentos porque ciertos antiinflamatorios se pueden comprar libremente.

Los antiinflamatorios pueden tener numerosas contraindicaciones y efectos secundarios, particularmente gastrointestinales, cardiovasculares y renales, por lo que las personas que tienen antecedentes de úlcera o presentan un riesgo de hemorragias deben ser prudentes.

Modalidades de prescripción

La indicación debe ser validada, las contraindicaciones respetadas y la dosis mínima eficaz debe ser escogida.

Conocer los riesgos tóxicos

Riesgos tóxicos cardiovasculares

Los antiinflamatorios no esteroideos pueden provocar una retención hidrosodada y aumentar el riesgo de trombosis arterial.

Riesgos tóxicos nefrológicos

Los antiinflamatorios no esteroideos puede causar un riesgo de insuficiencia renal aguda.

Riesgos tóxicos cutáneos

Riesgos tóxicos pueden aumentar el riesgo de necrólisis epidérmica tóxica.

Infecciones

Los antiinflamatorios no esteroideos puede ocultar los primeros signos de infección.

Contraindicaciones

Las principales contraindicaciones de los antiinflamatorios no esteroideos son úlcera gastroduodenal evolutiva, antecedentes de úlcera péptica reincidente, hemorragia o perforación digestiva, insuficiencia hepatocelular, insuficiencia cardiaca severa, insuficiencia renal severa y embarazo.

Los riesgos de interacciones medicamentosas

Existen riesgos de interacciones medicamentosas con otros antiinflamatorios no esteroideos, como con las antivitaminas K (riesgo hemorrágico aumentado), los medicamentos antihipertensivos tipo inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA) o antagonistas de los receptores de la angiotensina II (toxicidad renal aumentada), los corticoides (aumento del riesgo de hemorragia digestiva), medicamentos antidepresivos tipo inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) con un aumento del riesgo de hemorragia digestiva así como el litio con un riesgo de sobredosis.

Saber más

Buen uso de los antiinflamatorios no esteroideos

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 4 de agosto de 2015 a las 01:20 por Carlos-vialfa.
El documento «Antiinflamatorios no esteroideos: precauciones» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.