Ayuno parcial: ventajas y riesgos

Julio 2017


El ayuno terapéutico es cada vez más practicado con diferentes objetivos, como por ejemplo: desintoxicar el organismo, purificarlo, perder peso, sentirse mejor y aumentar su esperanza de vida. Pero esta práctica también conlleva ciertos riesgos que hay que conocer.

Una alternativa al ayuno estricto consistiría en efectuar un ayuno parcial, 2 días por semana o 5 días al mes. Esta práctica podría representar menos riesgo si es validada y controlada por un médico.

Un estudio efectuado en 2012 por investigadores de la Universidad de Carolina del Sur, una dieta alimentaria poco calórica durante un período corto favorecería la regeneración del sistema inmunitario.

A continuación, un panorama sobre los riesgos de un ayuno y sobre las posibilidades de efectuar un ayuno parcial sin poner en riesgo la salud.

Riesgos de un ayuno muy estricto

Los riesgos de un ayuno demasiado estricto son que puede aparecer un cansancio intenso debido a la atrofia muscular y a la falta de energía, numerosas carencias como malestares y accidentes cardiovasculares, pero también trastornos del ritmo cardíaco y una disminución de la presión arterial. Una disminución de las defensas inmunitarias también puede producirse.

Ayunar 5 días al mes

Ciertos estudios mostraron que un ayuno de cinco días al mes podía tener efectos positivos sobre la salud.

Modalidades

La dieta consiste en consumir entre un tercio y la mitad del número de calorías diarias normales.
Durante los días siguientes, es decir los 25 días restantes del mes, la persona puede comer lo que desea, adoptando desde luego una alimentación equilibrada.

Menos estricto y riesgoso que el ayuno total

Este tipo de dieta es menos estricto, difícil y riesgoso que el ayuno total. Según este estudio, las personas que habían aplicado estas recomendaciones comprobaron un mejoramiento de su estado de salud al cabo de tres meses.

Ayunar 2 días a la semana

Otro ayuno, la dieta con intermitencia 5:2 consiste en efectuar dos días de ayuno a la semana, con una alimentación comprendida entre 500 calorías para las mujeres y 600 para los hombres.

Los 2 días de ayuno pueden ser consecutivos o no y diferentes de una semana a la otra. La alimentación de los otros 5 días de la semana debe ser equilibrada.

Conocer los riesgos de un ayuno parcial

Un ayuno parcial puede provocar una atrofia de la masa muscular y provocar un desequilibrio del comportamiento alimentario. Por otra parte, este tipo de dieta es desaconsejado entre las personas que sufren de patologías cardíacas.

Prudencia: siempre consultar con un médico

Siempre consultar con un médico antes de empezar una dieta. Un ayuno intermitente debe absolutamente ser guiado por un profesional de salud o un especialista de la nutrición. Es necesario por supuesto adoptar una alimentación equilibrada, así como realizar una actividad física regular.


Por otra parte, esta dieta puede ser practicada solo si la persona está bien de salud y no presenta patologías particulares.

Conocer las contraindicaciones absolutas o relativas

Embarazo y lactancia, diabetes, personas de más de 65 años de edad, enfermedades cardiovasculares, problemas del ritmo cardíaco, enfermedades respiratorias, cáncer y enfermedades crónicas representan contraindicaciones a la práctica del ayuno parcial. La toma de tratamientos diarios también necesita consultar con un médico.


Foto: © Africa Studio - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 5 de agosto de 2015 a las 01:03 por Carlos-vialfa.
El documento «Ayuno parcial: ventajas y riesgos » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.