Palpitaciones: factores de riesgo, tratamiento y prevención

Agosto 2017


Aunque sean a menudo anodinas, las palpitaciones pueden poner en evidencia una enfermedad, cardíaca, que puede necesitar la consulta de un médico.

A continuación un enfoque sobre las causas, los síntomas y la conducta que hay que tener en caso de palpitaciones.

Causas

Las palpitaciones tienen causas diversas. Pueden ser debidas a factores cardíacos (trastorno del ritmo cardíaco o hipertensión arterial) o ser debidas a otras enfermedades como el hipertiroidismo, la anemia y los trastornos del sueño.


Las palpitaciones cardíacas también pueden resultar de una adaptación del corazón en una situación particular: estrés, ansiedad o esfuerzo físico. Son habitualmente benignas en este caso.

Factores de riesgo

El consumo de sustancias estimulantes (té, café, alcohol) o drogas y la toma de ciertos medicamentos pueden causar palpitaciones cardíacas.

Síntomas

Las palpitaciones cardíacas se manifiestan por golpes en el pecho y por una sensación de latidos del corazón más fuertes que lo normal dentro del tórax. También se manifiestan por una taquicardia pasajera (una aceleración del corazón seguida de un retorno a un ritmo normal). Las palpitaciones pueden ser breves o prolongadas, según las causas. Generalmente, provocan una sensación de ansiedad.

Conducta a seguir

Si las palpitaciones se acompañan de síntomas como la fiebre, dolores en el pecho, pérdida del conocimiento o dificultades respiratorias, es recomendado consultar con un médico.

Si las palpitaciones aparecen por primera vez, sin causa aparente, y en caso de seguimiento de una enfermedad cardíaca, es aconsejado consultar a un médico rápidamente.

Tratamiento y prevención

El tratamiento de la enfermedad que causa palpitaciones permite regular el ritmo cardíaco. El médico prescribe un tratamiento medicamentoso después de haber identificado el origen de las palpitaciones.


Un tratamiento de fitoterapia es recomendado para aliviar las palpitaciones no debidas a una otra enfermedad, utilizando plantas con propiedades calmantes. Pero una consulta médica es indispensable.

Las palpitaciones benignas pueden ser limitadas, parando el consumo de alcohol, cafeína y tabaco, evitando las situaciones estresantes y de agotamiento. La práctica de una actividad física regular y de ejercicios de relajación es recomendada.


Foto: © ruigsantos - Fotolia.com

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 11 de agosto de 2015 a las 01:11 por Carlos-vialfa.
El documento «Palpitaciones: factores de riesgo, tratamiento y prevención» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.