Quemadores de grasa: sus peligros

Julio 2017


Los quemadores de grasa y otras píldoras dietéticas han sido y son aún un tema controvertido. El mercado de las píldoras para quemar grasas es un negocio multimillonario y los consumidores son bombardeados todo el tiempo con publicidades sobre la próxima píldora. Ha sido probado clínicamente que las píldoras nuevas ayudan a las personas a perder peso; sin embargo, estas píldoras y otros quemadores de grasa conllevan con efectos secundarios inquietantes. Según la Clínica Mayo, no existe una "píldora mágica" para perder peso. La manera más efectiva de hacerlo y de quemar grasas es comer saludablemente y hacer ejercicio.

Problemas digestivos

Los quemadores de grasa pueden provocar muchos problemas digestivos como vómitos, diarreas, estreñimiento o dolor de estómago. Una droga popular ayuda a las personas a perder peso bloqueando la absorción de grasa. Sin embargo, también bloquea la absorción de las vitaminas liposolubles A, D, E y K, lo que puede generar deficiencias vitamínicas. Algunos quemadores de grasa también pueden causar efectos secundarios molestos relacionados con el estómago como movimientos intestinales oleosos o líquidos. Un suplemento popular, el CLA, puede causar problemas gastrointestinales como indigestión y diarrea.

Aumentos de la presión sanguínea

Los quemadores de grasa pueden aumentar la presión sanguínea y provocar palpitaciones del corazón. Por ellos las personas que los utilizan pueden ser más susceptibles a presentar problemas del corazón como un paro o un ataque cardíaco. Además, un aumento en la presión puede llevar a más temblores, nervios y ansiedad.

Somnolencia

Pueden provocar problemas al dormir y experimentar insomnio, cansancio y terrores nocturnos. Esto puede provocar efectos negativos como una disminución del rendimiento laboral y un aumento en el riesgo de accidentes al conducir vehículos.

Daños de los órganos

Los quemadores de grasa pueden llegar a causar daños en órganos vitales como los riñones, el corazón, los órganos sexuales y el hígado. Algunos de los quemadores de grasa pueden aumentar la frecuencia de infecciones del tracto urinario y otros pueden alterar los ciclos menstruales de la mujer. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) está investigando actualmente una droga para quemar grasas popular debido a varios informes de lesiones en el hígado.

Saber más

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 31 de agosto de 2015 a las 11:13 por DRA. MARNET.
El documento «Quemadores de grasa: sus peligros» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.