Tomar el avión en las mejores condiciones

Agosto 2017


Al volar en avión, baja la presión atmosférica y la fobia puede ser fuentes de trastornos de la salud generalmente benignos. A continuación te damos algunos consejos para viajar en avión en las mejores condiciones.

Generalidades

Antes de abordar un avión, sobre todo en el caso de un trayecto largo, las personas en riesgo son invitadas a consultar con un médico: mujeres embarazadas, diabéticos, personas que sufren de cinetosis, fobia al avión o de insuficiencia venosa. A bordo, no dudar en solicitar ayuda a los miembros del personal, calificados en socorrismo y acostumbrados a administrar problemas eventuales de salud de los pasajeros.

Aliviar los desequilibrios del oído

La disminución de la presión atmosférica puede causar desajustes del equilibrio del oído, traduciéndose por una sensación de oreja tapada a veces dolorosa. Este síntoma generalmente aparece durante el despegue y el aterrizaje. Es posible remediarlo bostezando, deglutiendo o masticando un chicle.


En lo posible, es mejor no viajar estando resfriado con el fin de evitar agravar los síntomas.

Luchar contra la fobia del avión

Las personas estresadas con la idea de tomar el avión pueden consultar a un médico antes del vuelo. Según los casos, un tratamiento puede ser propuesto a largo plazo con el fin de superar el miedo de volar, como medicamentos en pequeña dosis o terapia cognitiva.


Una vez a bordo, se recomienda a los pasajeros ansiosos ocupar la mente leyendo un libro o mirando una película por ejemplo. Practicar ejercicios de relajación también permite controlar su estrés en el avión.

Evitar los mareos durante el vuelo

Los mareos pueden manifestarse en el avión por dolores de cabeza, náuseas y vértigos. Elegir un asiento en el centro del avión e inclinar tu asiento en una posición casi horizontal permite evitar los mareos en el aire.

Un tratamiento preventivo es posible, después de haber pedido una opinión médica.

Conservar la circulación de la sangre

La posición sentada prolongada puede provocar la falta de circulación sanguina. Para evitarla, es aconsejado levantarse regularmente para dar algunos pasos (en particular durante un viaje largo), privilegiar trajes y zapatos confortables y poco apretados e hidratarse antes y durante el vuelo.

En las personas en riesgo, los problemas de circulación pueden tener consecuencias graves: trombosis venosa, flebitis y embolia. Las personas que sufren de sobrepeso y de insuficiencia venosa o que tiene antecedentes son invitadas a consultar a su médico antes de tomar el avión. El uso de medias de contención durante el vuelo y la toma de un tratamiento preventivo pueden ser necesarios.

Saber más

Alergia: Recomendaciones para el viaje en avión
Embarazos y viajes en avión: prudencia

Foto: © kasto - Fotolia.com

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 3 de septiembre de 2015 a las 23:59 por Carlos-vialfa.
El documento «Tomar el avión en las mejores condiciones» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.