Luxación benigna del codo: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Julio 2017


La pronación dolorosa del codo es una luxación benigna y frecuente en los niños de 1 a 5 años. ¿Cómo reconocerla y cómo tratarla?

Causas

La pronación designa una posición normal del miembro superior, cuando las palmas son giradas hacia abajo. En cambio, la pronación dolorosa del codo es la consecuencia de un traumatismo a nivel del antebrazo. Generalmente, resulta de una tracción demasiado brusca, por ejemplo: un padre o un familiar que jala la mano del niño hacia él o hacia arriba, para hacerle atravesar la calle o ayudarle a subir una escalera. Esta tracción causa una subluxación de la cabeza del radio en la articulación del codo, el ligamento se desplaza hacia arriba y se inserta en la articulación, causando una pronación dolorosa.

Síntomas

El único síntoma de la pronación del antebrazo es un dolor intenso, que aparece rapidamente después del accidente. No se observa edema ni enrojecimiento.

El niño expresa el dolor quejándose de tener dolor en el brazo o llorando. En general, deja de utilizar su brazo y lo deja colgar a lo largo de su cuerpo, porque no llega a flexionar su codo. El brazo queda estirado y la palma de la mano girada hacia atrás.

Diagnóstico

La observación del aspecto del brazo generalmente basta para establecer el diagnóstico de una pronación dolorosa del codo. Un examen de diagnóstico mediante imagen (radio) puede resultar necesario si el niño se cayó, con el fin de asegurarse de que no existe una fractura.

Tratamiento

El tratamiento de la pronación dolorosa del codo consiste en una maniobra simple de reducción para poner en su lugar la cabeza radial. Debe ser realizada en las primeras horas luego después del incidente.


El médico flexiona suavemente el codo del niño llevando el antebrazo en supinación (palma hacia arriba). En la mayoría de los casos, la maniobra es exitosa y el médico siente un pequeño sonido. El niño se alivia rápidamente y puede iniciar sus actividades normales unos 15 a 30 minutos después, tiempo que el dolor pasa espontáneamente.

Para evitar las recidivas de pronación del codo, los padres deben limitar las tracciones sobre el brazo del niño. En caso de episodios demasiado frecuentes, es mejor pedir una opinión médica. El brazo puede ser inmovilizado con yeso durante varias semanas.


Foto: © ALDECAstudio - Fotolia.com

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 5 de octubre de 2015 a las 17:51 por Carlos-vialfa.
El documento «Luxación benigna del codo: síntomas, diagnóstico y tratamiento » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.