Alucinaciones: causas y tratamiento

Agosto 2017

Existen varios tipos de alucinaciones: auditivas, visuales, olfativas o incluso cenestésicas. Pueden aparecer en ciertos trastornos mentales pero también ser causadas por ciertas enfermedades o abusos. A continuación, un panorama sobre los tipos de alucinaciones y sus posibles tratamientos.


Causas y factores de riesgo

Las alucinaciones suelen aparecer en ciertos trastornos mentales como las psicosis alucinatorias, la depresión, un choque emocional o una esquizofrenia. La persona que sufre una alucinación puede ser consciente o no. Ciertas enfermedades crónicas o infecciosas, el abuso de alcohol y de drogas o algunos trastornos del sueño también forman parte de los factores de riesgo de las alucinaciones.

Los diferentes tipos de alucinaciones

Las alucinaciones pueden afectar a uno o a varios sentidos. Las más frecuentes son las alucinaciones auditivas o visuales. Sin embargo también puede aparecer alucinaciones olfativas o táctiles. Su duración y su complejidad pueden ser muy variables.

Alucinaciones auditivas

Implican la percepción de un sonido, de una voz o de una música. Puede tratarse de sonidos simples (chasquido, golpeteo) o complejos (voz o música). Las alucinaciones auditivas pueden ser debidas a un trastorno mental agudo o crónico (esquizofrenia, por ejemplo), a la toma de ciertas sustancias o al estrés severo. En el caso de trastornos mentales, los familiares pueden ser alertados por una actitud de escucha o por una conversación sin interlocutor.

Alucinaciones visuales

Puede tratarse de apariciones simples (manchas de colores o formas) o complejas (personas o personajes). Estas alucinaciones pueden ser debidas a toxicomanías y a problemas de alcoholismo. Pueden también ser causadas por una enfermedad neurodegenerativa, por una enfermedad de Alzheimer, de Parkinson o incluso por un estado de parálisis del sueño.

Alucinaciones olfativas y gustativas

Pueden ser asociadas con olores o gustos agradables o desagradables. Son menos precisas que las alucinaciones visuales y auditivas y pueden ser provocadas por daños en los sistemas olfativos y gustativos (infección viral, tumor cerebral, exposiciones a ciertas drogas o cefaleas).

Alucinaciones táctiles

Provocan sensaciones de calor o de frío, de ardores, picaduras o picor cutáneo. Pueden, por ejemplo, incitar al paciente a rascarse el brazo hasta hacerse sangre.

Alucinaciones psíquicas y cenestésicas

En las alucinaciones psíquicas el paciente siente como una intrusión en su propia conciencia. Las alucinaciones cenestésicas o corporales afectan a la sensibilidad interna. El paciente puede tener, por ejemplo, la sensación de que una parte de su cuerpo se transforma.

Diagnóstico

Las alucinaciones pueden desencadenarse por trastornos mentales (psicosis alucinatoria, esquizofrenia o episodio delirante) aunque pueden tener otras causas como ciertas afecciones neurológicas (encefalitis o epilepsia), intoxicaciones, ciertas enfermedades crónicas como la insuficiencia renal, la insuficiencia hepática, enfermedades infecciosas (malaria, sífilis) o enfermedades neurodegenerativas.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de las alucinaciones. Es necesario identificar primero la causa y el origen. En caso de problemas de tipo mental pueden utilizarse antipsicóticos (neurolépticos), eventualmente asociados con ansiolíticos, y un tratamiento psicológico. Cuando las causas son orgánicas es necesario tratar la enfermedad de base responsable. Una cura de desintoxicación y un seguimiento médico son indispensables durante las alucinaciones debidas al consumo de drogas o de alcohol. Si las alucinaciones son provocadas por medicamentos, será necesario modificar el tratamiento.


Foto: © Redesiuk - Fotolia

Consulta también

Artículo original escrito por . Traducido por Carlos-vialfa. Última actualización: 21 de octubre de 2015 a las 01:23 por CaminoCCMSalud.
El documento «Alucinaciones: causas y tratamiento» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.