Colestasis del embarazo

Octubre 2017


Qué es la colestasis del embarazo

La colestasis del embarazo, también denominada colestasis intrahepática del embarazo, es una afección poco frecuente que afecta al hígado y provoca intenso comezón (prurito o picor).

En condiciones normales la bilis fluye por los conductos biliares con dirección al intestino. Sin embargo, cuando hay un problema de colestasis, el flujo de bilis se reduce y los ácidos o sales biliares se empiezan a acumular en el organismo.

Qué causa la colestasis

Aunque se desconocen las causas exactas de la colestasis, podría tener un origen genético y existir una cierta predisposición familiar a padecerla.


Algunos especialistas creen que los estrógenos y la progesterona son la causa de la colestasis. De hecho, la mujeres con colestasis muestran una sensibilidad particular a los niveles elevados de estas hormonas y esto podría afectar al funcionamiento de su hígado.

Cuáles son los síntomas de la colestasis del embarazo

El síntoma principal es la comezón o picor frecuente durante el embarazo, aunque este picor también puede deberse a otras causas más banales.

Cuando se trata de colestasis, el picor aparece en las palmas de las manos y las plantas de los pies. El escozor puede ser muy intenso y empeorar por la noche. Aunque no hay sarpullido, el continuo rascado puede hacer que la piel sangre. Además, algunas mujeres pueden sufrir ictericia (coloración amarillenta de la piel) y la orina puede salir más oscura y las heces más claras.

Una de las causas de la colestasis es la presencia de cálculos en la vesícula que obstruyen los conductos biliares. Para confirmar o descartar esta hipótesis, el médico realizará una ecografía (ultrasonido). Las mujeres que desarrollan colestasis intrahepática tienen más predisposición a padecer cálculos en la vesícula.

Cómo diagnosticar la colestasis - Valores de laboratorio

Para poder confirmar un caso de colestasis intrahepática hay que descartar que la enferma padezca hepatitis vírica y enfermedad biliar. Para ello, los niveles de los ácidos biliares séricos en ayunas deben ser, al menos, tres veces mayores que el valor límite superior, las transaminasas deben situarse entre cinco y diez por encima de su valor normal y la paciente debe mostrar los síntomas clínicos.

Además, estudios recientes han detectado que los niveles de cobre suelen estar ligeramente más altos de lo normal mientras que los niveles de selenio disminuyen en las enfermas de colestasis intrahepática.

Las mujeres embarazadas con sospecha de colestasis intrahepática deben visitar a su médico cada una o dos semanas para supervisar el progreso de su embarazo. Las pruebas sobre el funcionamiento del hígado tienen que controlarse semanalmente.

Cómo afecta la colestasis intrahepática a la madre

Tener colestasis intrahepática no causará, probablemente, ningún daño al organismo de la mujer pero el picor puede ser muy desagradable y continuará hasta después del parto.


En ocasiones, la colestasis intrahepática puede afectar a la coagulación de la sangre, en cuyo caso será necesario tomar un suplemento de vitamina K durante el embarazo.

Cuáles son las consecuencias de la colestasis intrahepática en el bebé

La colestasis intrahepática puede provocar un adelanto del parto. En efecto, una de cada diez mujeres que sufre esta enfermedad da a luz a su bebé antes de la semana 37 de embarazo. En ocasiones, el parto se adelanta solo mientras que en otras el médico recomienda la inducción del parto en la semana 37 debido a que aumenta el riesgo de muerte súbita fetal a partir de esta etapa de la gestación.

La colestasis también puede inducir a que el bebé haga su primera caquita mientras está en el útero de la madre y se la trague, provocándole ciertos problemas respiratorios.

Cómo tratar la colestasis

La única cura para la colestasis es el nacimiento del bebé.


No obstante, la aplicación de algunas cremas o el consumo de medicamentos antihistamínicos pueden calmar los picores.

El ácido ursodeoxicólico es un fármaco que se suele usar en los casos de colestasis pero su efectividad no se ha demostrado. Tampoco se sabe si es completamente seguro para el bebé.

Asimismo, algunas mujeres necesitan tomar suplementos de vitamina K.

Por último, la enferma de colestais deberá acudir al médico al cabo de seis u ocho semanas después del parto para comprobar que el picor haya desparecido y que el hígado funcione correctamente.

Remedios naturales para combatir la colestasis del embarazo y acabar con el picor

Los tratamientos naturales producen menos efectos secundarios y ayudan a reducir la picazón, la hinchazón, el dolor y la rojez de la piel.


Para aliviar la picazón intensa, se aconseja aplicar una crema anti-picazón en áreas pequeñas o preparar un baño de agua fría en el que se deberá diluir almidón de maíz.

Tomar un baño de agua caliente en el que se haya diluido una taza de harina de avena puede calmar el picor, así como la aplicación de una compresa fría o una bolsa de hielo sobre las zonas de la piel afectadas, si la picazón causa inflamación o rojez.

Además, algunas hierbas como la raíz de diente de león o el cardo pueden ayudar a tratar los problemas de hígado y reducir la picazón causada por la esta enfermedad.

Las cremas y pomadas de caléndula o el gel de aloe vera proporcionan alivio del picor y de la piel seca durante el embarazo. También se recomienda utilizar ropa de algodón suelta.

Colestasis del embarazo - Dieta

Se recomienda a las mujeres embarazadas que padecen colestasis que beban mucha agua y sigan una dieta baja en grasas a base de verduras (sin sal ni aceite), frutas, carne magra o pollo sin grasa (solo una vez por semana). Los lácteos también deberán evitarse.

Qué anticonceptivo utilizar cuando se ha padecido colestasis

De cara a la anticoncepción futura, habrá que evitar ciertos tipos de píldoras anticonceptivas. La posibilidad de volver a tener colestasis intrahepática en un embarazo posterior es alta.

Colestasis del embarazo - la guía Ramón Sardá

Esta guía ha sido diseñada para el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de la colestasis intrahepática gestacional (CIG). Su objetivo es recomendar prácticas actualizadas y fundamentadas en la mejor evidencia disponible para un número importante de situaciones clínicas que se presentan con mucha frecuencia.

Foto: © DianyMcLuckie - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 29 de marzo de 2016 a las 12:09 por CaminoCCMSalud.
El documento «Colestasis del embarazo» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.