Síntomas de tiroides

Julio 2017


Qué es la tiroides

La tiroides es una glándula con forma de mariposa que pesa entre diez y veinticinco gramos y mide alrededor de seis centímetros.


La glándula tiroides está ubicada en la base del cuello, debajo de los músculos y delante de la tráquea.

La glándula tiroides produce las hormonas T3 y T4 que ejercen su función en todo el cuerpo y son indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

Síntomas de una glándula tiroides inflamada

La inflamación de la glándula tiroides se denomina tiroiditis.

La tiroides es una de las glándulas más importantes del cuerpo ya que fabrica algunas de las hormonas que necesita el organismo para funcionar correctamente. Por tanto, la tiroiditis afecta seriamente a las capacidades físicas y psíquicas del organismo.

Casi todos los tipos de tiroiditis producen síntomas de hipotiroidismo, a excepción de la tiroiditis de De Quervain, la cual está relacionada con el hipertiroidismo.

El hipertiroidismo aparece cuando la tiroides produce más hormonas de lo normal y los niveles de las hormonas tiroideas en la sangre son anormalmente altos.

Los síntomas del hipertiroidismo incluyen intolerancia al calor, cansancio, fatiga, falta de concentración, aumento del apetito, pérdida de peso, deposiciones frecuentes o diarrea, inquietud, ansiedad, nerviosismo, aumento de la sudoración y bocio (tiroides inflamada visible).

Por el contrario, las personas con hipotiroidismo experimentan cansancio, intolerancia al frío, apatía e indiferencia, piel seca, cabello seco y quebradizo y aumento de peso.

Cuáles son los síntomas de trastornos en la tiroides en hombres

Mientras que el hipertiroidismo puede producir hiperactividad, el hipotiroidismo genera el efecto contrario, una baja actividad.

No obstante, los síntomas del mal funcionamiento de la glándula tiroides en los hombres dependen del tipo de disfunción, las causas subyacentes y la salud en general. Algunos de los síntomas que los hombres experimentan como consecuencia de la disfunción tiroidea son: disfunción sexual, cambios de humor y físicos, mala memoria, depresión, fatiga, irritabilidad y ansiedad.

Mientras que el hipotiroidismo contribuye al aumento del peso corporal y hace que el cabello y las uñas se quiebren fácilmente y la piel esté más pálida o seca, el hipertiroidismo puede causar sudoración excesiva, ojos saltones y pérdida de peso (a pesar del apetito regular), nerviosismo, ansiedad, taquicardias, insomnio y frecuentes diarreas.

Cómo reconocer los síntomas de disfunción de la tiroides en niños

La tiroides es fundamental en el correcto desarrollo del metabolismo infantil y también influye en el crecimiento, desarrollo mental y maduración de los huesos.


De modo que si el niño se cansa más de lo normal, no crece de forma adecuada, le cuesta concentrarse, pierde el apetito y tiene dolor de garganta y ronquera constante podría padecer hipotiroidismo. Cuando la glándula tiroides no produce las hormonas tiroideas suficientes, el metabolismo y el desarrollo del niño va más lento y puede causarle graves problemas.

El bebé puede nacer con hipotiroidismo y se detecta mediante la prueba del talón. Esta enfermedad no tiene cura y necesita tratamiento de por vida. Cuanto antes se trate el hipotiroidismo, menos secuelas quedarán en el niño.

Las niñas tienen cinco veces más de probabilidad que los niños de padecer hipertiroidismo. No hay que confundirlo con la hiperactividad. El hipertiroidismo remite gracias al tratamiento cuya duración oscila entre uno y cuatro años.

Cuáles son los síntomas de la disfunción de la tiroides en mujeres jóvenes

Los síntomas característicos del hipotiroidismo son: la fatiga, el agotamiento, la depresión, la dificultad para concentrarse, el aumento de peso sin explicación y la piel seca o áspera, así como el cabello seco, la caída exagerada del cabello, la sensación de frío (principalmente en las extremidades), el estreñimiento, los calambres, los períodos menstruales más largos, algunos problemas de infertilidad y los abortos involuntarios.

El hipertiroidismo, por su parte, causa nerviosismo, irritabilidad, aumento de la transpiración, piel y cabello más fino, debilidad, temblores, ataques de pánico, insomnio, pérdida de peso inexplicable y aumento del número de micciones. La hiperactividad de la tiroides también acelera el corazón, sube las pulsaciones y la presión arterial, disminuye el flujo menstrual y hace que las menstruaciones sean más espaciadas.

Cuáles son los síntomas de la disfunción de la tiroides en mujeres adolescentes

Los trastornos de la tiroides son entre ocho y diez veces más frecuentes en las mujeres y aumentan a partir de los 40 años.


Cuando el hipotiroidismo se manifiesta en la adolescencia puede retrasar el inicio de la pubertad y en raras ocasiones, adelantarlo, fatiga, somnolencia, síntomas depresivos, amenorrea y galactorrea.

Por el contrario, el hipertiroidismo causa bocio, nerviosismo, taquicardia, hipertensión sistólica, exoftalmos, temblor, aumento del apetito, pérdida de peso, hiperhidrosis, problemas escolares, hiperactividad, palpitaciones, intolerancia al calor, trastornos del sueño, fatiga y diarrea.

Cuáles son los síntomas de una disfunción tiroidea en el embarazo

En un embarazo normal se producen una serie de cambios fisiológicos y hormonales que alteran la función tiroidea.


Además, las pruebas de laboratorio que miden el funcionamiento de la tiroides cambian durante el embarazo debido a la influencia de dos hormonas principales: la gonadotropina coriónica humana (HCG) y los estrógenos.

La hormona gonadotropina coriónica humana puede estimular la tiroides, de modo que los niveles altos circulantes de HCG en el primer trimestre pueden resultar en una TSH ligeramente disminuida. Generalmente, durante el primer trimestre de embarazo, los niveles de TSH serán normales o ligeramente bajos pero después volverán a la normalidad y se mantendrán así durante el resto del embarazo.

La causa más común de hipertiroidismo materno durante el embarazo es la enfermedad de Graves y ocurre en una de cada 500 mujeres embarazadas. El hipertiroidismo materno, además de producir los síntomas típicos del hipertiroidismo, si no se trata correctamente, puede provocar un parto prematuro y una complicación seria conocida como preeclampsia.

Además, las mujeres con enfermedad de Graves activa durante el embarazo tienen un mayor riesgo de desarrollar un tipo de hipertiroidismo muy severo conocido con el nombre de tormenta tiroidea.

La enfermedad de Graves suele mejorar durante el tercer trimestre de embarazo y puede empeorar después de dar a luz al bebé.

La causa más frecuente de hipotiroidismo es el trastorno autoinmune, conocido como tiroiditis de Hashimoto.

Por su parte, el hipotiroidismo no tratado, o tratado de forma inadecuada, causa anemia materna, miopatía (dolor muscular, debilidad), insuficiencia cardíaca congestiva, preeclampsia, anormalidades de la placenta, bebés que nacen con bajo peso y hemorragia en el postparto. No obstante, estas complicaciones suelen ocurrir con mayor frecuencia en mujeres con hipotiroidismo severo.

La mayoría de las mujeres embarazadas que padecen hipotiroidismo leve pueden no tener ningún síntoma o atribuir los síntomas al embarazo.

Cuáles son los síntomas de tener la tiroides baja

Tener la tiroides baja significa que esta glándula funciona por debajo de su capacidad, por lo que no produce suficiente cantidad de hormonas tiroideas, o bien las hormonas son suficientes pero no actúan correctamente.


El hipotiroidismo se caracteriza por producir fatiga, sequedad de la piel, intolerancia al frío, caída del pelo, problemas de concentración, estreñimiento, somnolencia, aumento del peso, disnea, ansiedad y depresión, alteraciones en la menstruación y dolores musculares.

Así, las personas que padecen hipotiroidismo suelen mostrar algunos signos físicos, por ejemplo, piel seca y áspera, extremidades frías, mixedema, hiporreflexia tendinosa, disminución de la capacidad auditiva y síndrome del túnel carpiano.

Cuáles son los síntomas de una tiroides lenta

Una glándula tiroides con función lenta provocará un hipotiroidismo con todos los síntomas característicos de esta patología. Algunos de ellos son: debilidad, cansancio, depresión, dificultad para perder peso, debilidad muscular, uñas quebradizas, piel envejecida, calvicie, incapacidad para tolerar las bajas temperaturas, irregularidades menstruales en la mujer y ojos hinchados.


En general, la aparición de los síntomas es progresiva, por tanto, no suelen relacionarse con un desequilibrio de la tiroides.

La deficiencia nutricional más común después del hipotiroidismo es la insuficiencia de yodo, una sustancia muy importante para la función correcta de la tiroides. Según la Asociación Americana de la Tiroides, la deficiencia de yodo es la causa más común de hipotiroidismo, un trastorno que afecta al 15 % de las mujeres en Estados Unidos.

Foto: © pixinoo - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 9 de abril de 2016 a las 01:00 por CaminoCCMSalud.
El documento «Síntomas de tiroides» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.