Para qué sirve la clorofila

Agosto 2017


Qué es la clorofila

La clorofila es uno de los compuestos químicos fundamentales de todas las plantas. Este pigmento es el responsable del color verde de la mayoría de ellas.


La clorofila interviene, junto con la luz, en la fotosíntesis, un proceso metabólico mediante el cual se nutren las plantas.

La estructura molecular de la clorofila se parece mucho a la de la sangre. De hecho, la hemoglobina, -una proteína de la sangre responsable del color rojo de la sangre y del transporte del oxígeno desde los órganos respiratorios hasta los tejidos-, tiene una estructura muy similar a la de la clorofila. Por eso se dice que la clorofila es 'la sangre de las plantas'.

Para qué sirve la clorofila en el cuerpo humano

La clorofila es considerada una sustancia milagrosa por la infinidad de propiedades y beneficios que aporta para la salud del organismo. Si bien es cierto que favorece especialmente a algunos órganos o funciones, puesto que el organismo es un todo, las mejoras en el funcionamiento de un órgano se extienden al resto del organismo.

Cuáles son los beneficios de la clorofila

La clorofila oxigena y desintoxica el organismo. En efecto, consumir clorofila con regularidad ayuda a oxigenar la sangre y a aumentar la producción de la misma. Como las células están mejor oxigenadas, todos los órganos del cuerpo humano y particularmente el corazón, se verán muy beneficiados.

La abundancia de oxígeno favorece, a su vez, la desintoxicación del organismo. Se ha demostrado que el consumo de clorofila ayuda a prevenir efectos nocivos de la exposición a la radiación. La clorofila es también capaz de unirse a los metales pesados de las células y favorecer su eliminación. Además, esta planta contribuye a la limpieza del colon y a la proliferación de la flora bacteriana intestinal, evitando graves enfermedades, como el cáncer.

Uno de los beneficios de la clorofila para el organismo es su poder para reducir los niveles de colesterol.

Asimismo, la clorofila, al aumentar la presencia de oxigeno en la sangre también fortalece el sistema inmunológico ya que algunas bacterias anaerobias no pueden vivir en presencia del oxígeno. Puesto que la clorofila es un potente alcalinizador de la sangre, esta sustancia evita la proliferación de bacterias que no son resistentes a ambientes alcalinos.

Además, la clorofila mejora el sistema digestivo en su conjunto y favorece particularmente el colon, el hígado, el estómago y la vesícula. Esta molécula milagrosa ayuda a eliminar los cálculos de oxalato cálcico que el organismo crea con el propósito de neutralizar y eliminar el exceso de ácido.

La clorofila es anticancerígena porque ayuda a eliminar toxinas que penetran en el organismo a través de los alimentos. Y no solo esto, también es un eficaz antiinflamatorio y un potente antioxidante gracias a su alto contenido en vitaminas A, E y C.

Cómo tomar la clorofila

Existen diversas formas de incorporar clorofila al organismo, una de ellas es el consumo de vegetales verdes. Cuanto más verde sea el vegetal, mayor concentración de clorofila tendrá.

Así, los vegetales más ricos en clorofila son las espinacas, la lechuga, la acelga, el berro, la col rizada, la rúcula, el perejil y el cilantro, entre otras. También algunas algas, como la espirulina o la chlorella, poseen grandes concentraciones de clorofila, así como algunos brotes, por ejemplo, los de trigo.

Cuáles son los beneficios de beber clorofila líquida

Otro trastorno que se puede tratar con el consumo de clorofila líquida es el mal aliento

En efecto, la clorofila no solo proporciona un aliento fresco y agradable sino que al favorecer el sistema digestivo también combate el mal aliento procedente de los problemas estomacales.

El consumo diario de bebidas verdes o batidos de vegetales verdes permiten aprovechar las propiedades de la clorofila de una manera más concentrada.

La clorofila también se puede comprar en la farmacia en forma de suplementos o en tiendas naturistas como clorofila líquida.

De todos modos, la clorofila siempre será más efectiva si se consume de forma fresca y natural a través de los vegetales.

Cuáles son los efectos secundarios de la clorofila

Al igual que los medicamentos, la clorofila en forma de cápsulas puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufren.


Se han observado efectos adversos como coloración verdosa de los dientes, lengua, heces y orina o coloración amarilla o negra de la lengua, así como la aparición de diarreas. Ahora bien, la frecuencia de estos efectos secundarios no se ha podido establecer con exactitud.

Si vas a tomar clorofila en cápsulas o la estás tomando y sufres alguno de estos efectos secundarios o si aprecias cualquier otro efecto adverso, consulta inmediatamente a tu médico o farmacéutico.

Para qué sirve la clorofila en cápsulas

Tomar clorofila en cápsulas permite incorporar al organismo de forma química, mediante un medicamento, las clorofila que se encuentra de forma natural en los alimentos.


Al igual que los medicamentos, la clorofila en forma de cápsulas puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Para qué sirve la clorofila en las plantas

La clorofila es un pigmento que absorbe de manera selectiva partes del espectro de la luz, lo que da su color característico a las plantas. También encontramos clorofila en algas y cianobacterias.


La clorofila permite a las plantas realizar la fotosíntesis, un proceso metabólico mediante el cual las plantas obtienen de la luz solar energía para vivir. La fotosíntesis convierte la energía procedente de la luz en energía química. Las plantas generan glucosa para alimentarse a partir de esta energía química, el agua y los minerales que absorben de la tierra. También consumen dióxido de carbono y liberan oxígeno a la atmósfera.

Foto: © Africa Studio - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 19 de mayo de 2016 a las 21:57 por CaminoCCMSalud.
El documento «Para qué sirve la clorofila» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.