Helado casero

Agosto 2017


Qué es un helado

El helado, además de ser el postre estrella del verano, es un alimento dulce preparado con jugo de frutas o leche que se consume congelado.

Cómo preparar un helado casero fácil

Un helado tradicional básico se elabora con yemas de huevo, nata y azúcar, con leche o sin ella.


El helado de vainilla es la receta más clásica. Se prepara con una mezcla de natillas o crema inglesa aromatizadas con vainilla y enriquecidas con nata.

Pero existen miles de recetas deliciosas y prácticas de helados caseros con diferentes sabores, texturas y más o menos calorías, según los ingredientes que se utilicen.

Cómo conseguir un helado cremoso

El helado de crema y leche hará las delicias de grandes y pequeños y está listo en pocos minutos.

Para empezar, mezcla la misma cantidad de yogur natural y pedacitos de frutas como la cereza, la manzana o las fresas. También puedes preparar tu helado con leche en lugar de yogur pero para darle consistencia bate la yema de un huevo con un poco de azúcar o miel y añádela a la leche.

Vierte la mezcla en pequeños moldes individuales para facilitar la congelación y la presentación del helado. Recuerda que debes remover la mezcla de vez en cuando para que quede homogénea.

Esta receta admite muchas variantes en función del tipo de leche (entera, desnatada, condensada, concentrada, evaporada, en polvo), yogur (entero, desnatado, de soja, etc) y de las frutas escogidas.

Recuerda que debes hervir la leche antes de utilizarla. En este caso puedes añadir algún aroma como vainilla, canela o piel de limón. En cambio, si decides utilizar leche en polvo, habrá que rehidratarla y mezclarla con el azúcar para mejorar el sabor, el aspecto y la consistencia del helado.

Cómo obtener un helado casero sin máquina de helados

El helado con crema bavaroise es uno de los más apreciados por la suavidad que aporta la crema y la combinación de sabores.

La crema bavaroise es una invención suiza elaborada a partir de una crema inglesa asociada a una gelatina preparada con alcohol.

Este helado se elabora con gelatina, huevo, nata y jugo de frutas o purés de frutas. Puedes sustituir los jugos de frutas por una crema inglesa. En este caso, necesitarás leche, yemas de huevo, azúcar y extracto de vainilla.

Primero hay que rehidratar la gelatina y disolverla en agua caliente. Cuando esté fría y haya adquirido consistencia, añade el jugo de frutas y la nata semi montada.

Desmoldar el helado es muy sencillo. Basta con sumergir el recipiente en agua caliente pero antes de hacerlo comprueba que tu helado haya cuajado. Otra opción es untar el molde de aceite y espolvorearlo con azúcar glas antes de verter en él la mezcla y enfriarla.

El bavarois tradicional es un helado gelatinoso, generalmente elaborado a base de uvas, manzana pera, fresas o naranja.

Cómo elaborar deliciosos helados caseros de frutas

En primavera y verano, frutas como las cerezas, melocotones, sandías, melones o mangos llenan de color las fruterías. En esta época del año la fruta es tan variada y apetecible que con frecuencia se compra en exceso. Pero no te preocupes porque puedes prepara un nutritivo helado con la fruta sobrante.


Los helados de frutas se elaboran con el jugo de frutas acuosas. La manera más sencilla de presentarlos es en forma de granizados, sorbetes o polos. Estos helados se preparan con jugos o pulpa de frutas naturales a los que se añade almíbar o azúcar.

Los granizados se realizan con frutas tradicionales muy acuosas como la sandía, la piña, el melón o la naranja u otras más exóticas como el mango o el maracuyá. Combinar diferentes frutas puede resultar interesantes, por ejemplo, melocotones, frambuesas y kiwis.

Para preparar un delicioso polo, primero debes licuar las frutas y pasar por un colador el jugo para retirar los restos de piel o las pepitas. A continuación, introduce el jugo en una sorbetera o en moldes de helado y pon un palito en el interior. Después debes introducir los moldes en el congelador durante el tiempo necesario para que el jugo se solidifique.

Si prefieres un granizado, mezcla hielos y zumo de fruta en un robot de cocina y tritúralo. Por último, añade un poco de licor para realzar el sabor.

Cómo preparar un helado casero de chocolate

Esta receta de helado de chocolate casero para cuatro personas demuestra que lo delicioso no está reñido con lo saludable y requiere pocos minutos de elaboración. El helado se puede servir con frutas, frutillas, cerezas o duraznos.

Necesitarás una taza de leche desnatada fría y otra caliente, una cucharada de manteca baja en calorías, una cucharada de almidón de maíz, una cucharada de edulcorante para cocinar, tres cucharadas de cacao amargo, cuatro claras de huevo, una pizca de sal y dos cucharaditas de esencia de vainilla.

Para empezar, disuelve el almidón de maíz en la leche fría, añade el cacao, la leche caliente con el edulcorante y la manteca. Caliéntalo a fuego medio mientras lo remueves con una cuchara de madera hasta que espese la preparación. Después sumerge el recipiente que contiene la preparación en agua fría.

A continuación, bate las claras a punto de nieve y espolvorea un poco de sal para que ganen en consistencia. Agrégalas a la crema que has preparado antes y añade la esencia de jvainilla.

Cuando la preparación se haya enfriado, guárdala en el frigorífico hasta que adquiera la consistencia y la textura del helado.

Por último, saca el helado de chocolate light del frigorífico y sírvelo en copas previamente enfriadas.

Foto: © Pixabay.

Consulta también

Publicado por CaminoCCMSalud. Última actualización: 12 de mayo de 2016 a las 22:23 por CaminoCCMSalud.
El documento «Helado casero» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.