Semana 19 de embarazo

Septiembre 2017

En esta etapa del embarazo, el abultamiento de la barriga es evidente y la mamá puede sentir los primeros movimientos del bebé.


Cuáles son los síntomas de la embarazada en la semana 19 de embarazo

Las molestias del primer trimestre ya deberían haber quedado atrás aunque hay mujeres que todavía experimentan algunas. Las náuseas, por ejemplo, son las más molestas y pueden llegar a durar más de lo esperado.


Puede que hasta este momento la embarazada no haya aumentado mucho de peso pero a partir de ahora engordará entre 200 y 300 gramos por semana.

También son frecuentes las molestias en la parte baja del abdomen que pueden llegar, incluso, hasta el pubis. Suele ser un dolor intermitente, parecido a un calambre en uno o ambos lados del vientre, especialmente cuando cambias de posición al final de un día activo. Este dolor procede de los ligamentos redondos debido al estiramiento de los músculos y los ligamentos que soportan el peso del útero. No es grave, pero si el dolor no desaparece cuando estás descansando o se vuelve continuo y severo será necesario consultar a un médico.

La piel puede sufrir ciertos cambios. Las palmas de las manos suelen enrojecer y aparecen manchas oscuras en la piel debido al aumento de los estrógenos. Esto ocurre frecuentemente durante el embarazo. Cuando estas manchas aparecen en los pómulos, en la frente o encima del labio, reciben el nombre de cloasma o 'máscara del embarazo'. También aparecen en los brazos o en otras áreas que hayan sido expuestas al sol. Además, la piel de los pezones y del interior de los muslos, las pecas, las cicatrices, las axilas y la vulva se oscurecen durante el embarazo.

La línea nigra es otro de los síntomas característicos de esta etapa de embarazo. Se trata de una línea oscura que va desde el pubis hasta el ombligo y aparece como consecuencia del aumento temporal de la melanina, una sustancia que confiere el color al cabello, la piel y los ojos.

Los cambios en la pigmentación de la piel generalmente desaparecen por sí solos después del parto. Para prevenir o reducir su aparición, aplícate crema de protección solar SPF 30 (o superior) todos los días. Cuando estés al aire libre cúbrete y ponte un sombrero de ala ancha, además de una blusa de mangas largas. Si tienes cambios de pigmentación en los brazos, limita el tiempo que pasas al sol, especialmente entre las diez de la mañana y las dos de la tarde. Usa productos de limpieza y cremas faciales suaves ya que los productos que irritan la piel agravan el problema.También puedes disimular las manchas con maquillaje. En la mayoría de los casos, los cambios de la pigmentación desaparecen después del parto.

Debido al estiramiento y la rotura de los tejidos de la piel, a muchas mujeres les salen estrías. Son unas líneas rojas difíciles de eliminar. Por eso se recomienda prevenir su aparición con la aplicación de cremas hidratantes en la piel, además de la ingesta abundante de líquidos.

Asimismo, algunas embarazadas sienten cierto hormigueo en las manos. Tanto el síndrome del túnel carpiano como la retención de líquidos en el cuerpo causan este hormigueo. El exceso de líquidos inflaman los tejidos de los nervios de las muñecas y las manos produciendo esa sensación de hormigueo o incluso de dolor.

Es posible que en la semana 19 de embarazo sientas más calor que de costumbre e incluso sudes más. Se recomienda combatir el calor con duchas de agua tibia y ropa holgada de fibras naturales. También son frecuentes los picores en la barriga y las ganas constantes de rascarse debido a la distensión de la piel. En este caso, lo más aconsejable es usar cremas hidratantes y evitar el rascado para no provocar heridas.

Las embarazadas empiezan a sufrir dolores de espalda y molestias en la zona lumbar a partir de este momento a causa del peso del abdomen. Puedes prevenir estos dolores si fortaleces la espalda con gimnasia para embarazadas.

Los problemas para dormir son otro de los síntomas del segundo trimestre de embarazo. Los especialistas recomiendan hacer ejercicio durante el día, levantarse y acostarse siempre a la misma hora, evitar las bebidas con cafeína el el último tramo del día y no dormir mucho a lo largo del día.

Cómo es el desarrollo del feto en la semana 19 de embarazo

Diecinueve semanas de embarazo corresponden a diecisiete semanas desde la concepción.


La parte superior del útero llega hasta el ombligo y crecerá alrededor de un centímetro cada semana.

En la semana 19 de embarazo, el bebé mide alrededor de 15 cm y pesa 250 g. Los brazos y piernas ya están proporcionados respecto al resto del cuerpo y le está creciendo cabello en la cabeza. Las orejas y los ojos están prácticamente situados en su posición final. El feto traga líquido amniótico y sus riñones continúan produciendo orina. Sus sentidos se desarrollan con rapidez y el cerebro está designando áreas especializadas para el olor, el gusto, la audición, la visión y el tacto.

El esqueleto del feto, antes cartilaginoso, empieza a solidificarse y su cuerpo empieza a cubrirse de vérnix caseosa, una sustancia untuosa de color blanquecino que protege la piel del bebé de los efectos irritantes del líquido amniótico y de la deshidratación impidiendo que se agriete.

Cómo está el bebé en la semana 19 de embarazo

Algunos estudios indican que el futuro bebé ya puede oír a través del líquido amniótico y distingue la voz de su madre de la de otras personas. De hecho, el bebé adora la voz de su progenitora. Se ha comprobado que cuando una mujer embarazada habla, el corazón del bebé late más despacio porque se relaja. El bebé también puede oír los sonidos que produce el cuerpo materno, por ejemplo, los del estómago al digerir los alimentos y el latido del corazón.

La embarazada puede ponerle música y comunicarse con el bebé a través de las caricias. Las vibraciones del sonido llegan al feto a través de las paredes del útero provocando en él sensaciones placenteras, activando las neuronas y aumentando la frecuencia cardíaca.

Cómo se mueve el bebé en la semana 19 de embarazo

Con respecto a los movimientos del bebé en la semana 19 de embarazo, si hasta ahora la embarazada solo había notado cierta agitación en la parte baja del abdomen, a partir de este momento sentirá los movimientos del bebé dentro de ella. El feto realiza multitud de movimientos, y como todavía es pequeño, tiene espacio para cambiar de posición a su antojo.


Si en el primer embarazo los primeros movimientos se producen aproximadamente entre la semana 18 y la 22, en el segundo embarazo suelen aparecer entre la semana 16 y la 20. De todos modos, depende mucho del tono muscular de las paredes del útero y las paredes abdominales de cada mujer.

Foto: © Pressmaster - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 1 de febrero de 2017 a las 21:36 por CaminoCCMSalud.
El documento «Semana 19 de embarazo» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.