Contraindicaciones del omeprazol

Junio 2017

El omeprazol es un medicamento que actúa sobre el reflujo gastrico para alivia la acidez estomacal. No obstante, este medicamento puede provocar efectos adversos si no se respeta la posología prescrita por el médico.


Qué es el omeprazol

El omeprazol es un medicamento que inhibe el exceso de jugo gástrico del estómago, de modo que está indicado para tratar problemas o patologías relacionadas con la acidez de estómago.

Para qué sirve el omeprazol

El omeprazol está indicado para el tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, el síndrome de Zollinger-Ellison, las úlceras o los trastornos provocados por la bacteria Helicobater Pylory.

Asimismo, el omeprazol también se emplea como protector del estómago cuando se están tomando antiinflamatorios.

A menudo se confunde su uso con el de los medicamentos antiácidos indicados para tratar la acidez de estómago ocasional y de forma inmediata. Sin embargo, el omeprazol se inscribe en un tratamiento a medio y largo plazo y su efecto empieza a notarse después de tomarlo durante unos días.

Cómo actúa el omeprazol

Para poder digerir los alimentos, el estómago secreta el juego gástrico, un líquido formado por diferentes sustancias, entre ellas el ácido clorhídrico. Cuanta más cantidad de ácido clorhídrico contenga el jugo gástrico, más ácido será.


Cuando el organismo produce un exceso de jugo gástrico como consecuencia de una patología, es necesario prescribir un tratamiento a largo plazo al paciente porque el exceso de ácido clorhídrico es corrosivo para cualquier tejido del cuerpo.

Así, el omeparazol reduce hasta en un 80 % la secreción de ácido clorhídrico mediante la inhibición de la bomba de protones del estómago o bomba electrogénica, la cual libera protones para formar ese compuesto.

Cómo tomar omeprazol - Posología

La posología del omeprazol depende de la enfermedad que se va a tratar.


En caso de padecer esofagitis por reflujo gastroesofágico, se aconseja tomar 20 mg cada 24 horas. Se necesita un periodo de cuatro semanas para lograr la cicatrización de las lesiones, aunque en algunas ocasiones pueden necesitarse hasta ocho semanas.

En pacientes con esofagitis por reflujo severa, se recomienda administrar 40 mg cada 24 horas, consiguiéndose la curación en un periodo de ocho semanas. La dosis de mantenimiento es de 20 mg cada 24 horas, durante seis a doce meses. Para la prevención de las recidivas la dosis recomendada es de 10 mg cada 24 horas durante un período de seis a doce meses. Si fuera necesario, podría aumentarse la dosis a 20-40 mg cada 24 horas. En la enfermedad por reflujo gastroesofágico sintomática, la dosis recomendada es de 20 mg cada 24 horas. Sin embargo, algunos pacientes pueden responder bien a dosis de 10 mg cada 24 horas, por lo que es aconsejable un ajuste individual de la dosis. El paciente suele curarse al cabo de cuatro semanas. Si no fuese así, se recomienda reevaluar la enfermedad y su tratamiento.

En cambio, la posología adecuada para tratar una úlcera gástrica es de 20 mg cada 24 horas. Por lo general, se necesita un período de cuatro semanas para lograr la cicatrización de las lesiones, aunque en algunas ocasiones pueden necesitarse hasta ocho semanas. En pacientes con una mala respuesta terapéutica, se recomienda administrar 40 mg cada 24 horas, consiguiéndose normalmente la curación en un periodo de ocho semanas.

Si el problema que motiva el consumo de omeprazol es una úlcera duodenal, se aconseja la toma de 20mg cada 24 horas. La cicatrización de las lesiones se produce al cabo de dos semanas, aunque en algunas ocasiones son necesarias cuatro semanas. En pacientes con una mala respuesta terapéutica, se recomienda administrar 40 mg cada 24 horas, consiguiéndose normalmente la curación en un periodo de cuatro semanas. En el tratamiento de mantenimiento, se recomienda tomar 20 mg cada 24 horas durante doce meses tras la fase aguda de cicatrización.

En caso de úlceras pépticas inducidas por antiinflamatorios no esteroideos (AINES), la cantidad de omeprazol que debe administrarse se sitúa alrededor de 20 mg cada 24 horas. Normalmente, se necesita un periodo de cuatro semanas para lograr la cicatrización de las lesiones, aunque en algunas ocasiones pueden necesitarse hasta ocho semanas. Para la prevención de estas ulceraciones asociadas a la utilización de AINEs, las dosis recomendadas son de 20 mg cada 24 horas.

Asimismo, para tratar el Síndrome de Zollinger-Elliso la dosis necesaria de omeprazol es de 60 mg cada 24 horas. No obstante, las dosis deberán ajustarse individualmente, debiendo continuarse el tratamiento el tiempo que clínicamente esté aconsejado. El omeoprazol ha permitido tratar y controlar de forma eficaz a pacientes con lesiones severas y respuestas inadecuadas a otras terapias y más del 90 % de ellos se ha mantenido con dosis de 20 mg a 120 mg cada 24 horas.

Para la erradicación del Helicobacter pylori en úlcera péptica se emplea una doble terapia: 40 mg a 80 mg de omeprazol con 1,5 g de amoxicilina diarios, en dosis divididas, durante dos semanas. En ocasiones se ha combinado 40 mg cada 24 horas de omeprazol con 1,5 g a 3,0 g de amoxicilina diarios o con 500 mg cada ocho horas de claritromicina, durante dos semanas.

Contraindicaciones del omeprazol a largo plazo

El omeprazol, al inhibir el citocromo hepático P- 450 del sistema enzimático microsomal, ralentiza el metabolismo de algunos medicamentos como la fenitoína, la warfarina o el diazepam.


Sin embargo, es necesario controlar y evaluar periódicamente la dosificación y duración de la terapia con omeprazol debido al riesgo potencial de desarrollar tumores gástricos en pacientes con tratamientos a largo plazo.

Contraindicaciones del omeprazol en el embarazo

El meprazol debe utilizarse con precaución durante el embarazo y el período de lactancia aunque los resultados de tres estudios epidemiológicos prospectivos no han mostrado reacciones adversas sobre la salud del feto o del recién nacido.

Cuáles son los efectos secundarios del omeprazol

Se han observado efectos adversos relacionados con el consumo de omeprazol a corto plazo en aproximadamente el 1 % de los pacientes. Los efectos secundarios más comunes son el dolor de cabeza, las náuseas, la diarrea, el estreñimiento, la fatiga, el malestar, la mialgia, el mareo y la ansiedad. De vez en cuando puede causar pancitopenia, trombocitopenia, neutropenia y erupción. La ginecomastía, anemia hemolítica y agranulocitosis se produce en raras ocasiones.


Los niveles de gastrina sérica se incrementan durante las primeras semanas de tratamiento en paralelo con la inhibición de ácido gástrico. La gastrina sérica vuelve a niveles anteriores al tratamiento al cabo de una o dos semanas después de haber finalizado el tratamiento. También se ha comprobado que reduce la absorción de vitamina B12.

Tomar omeprazol con otros medicamentos

No se recomienda la asociación de omeprazol con clopidogrel y atazanavir.


Asimismo, hay riesgo de hipomagnesemia en tratamientos prolongados y asociados con digoxina u otros fármacos que puedan reducir el nivel plasmático de magnesio, como los diuréticos. Por eso se deben realizar controles plasmáticos de magnesio al inicio y periódicamente durante el tratamiento.

Además, tomar dosis altas de omeprazol durante periodos largos de tiempo aumenta el riesgo de fractura de cadera, muñeca y columna, sobre todo en ancianos o cuando se padecen otros factores de riesgo. Por ello, hay que asegurar la ingesta de calcio y vitamina D si hay riesgo de osteoporosis.

¿El omeprazol produce daño neurológico?

Un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association en el año 2013 respecto a la disminución de vitamina B12 debido al consumo de omeprazol concluía que al disminuir el ácido en el estómago, la vitamina B12 no se digería correctamente y, por tanto, quienes lo consumen a largo plazo podrían tener más probabilidades de sufrir anemia y trastornos de tipo neurológico, como pérdidas de memoria. La mediatización del estudio creó una gran alarma en la opinión pública y se empezó a creer que el omeprazol era perjudicial para la salud y podía llegar a provocar demencia.

Sin embargo, muchos expertos en farmacología y medicina, especializados en el aparato digestivo, como la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), aseguraron que el artículo se había malinterpretado y que los riesgos del consumo de omeprazol no eran tan graves.

Los expertos confirmaron que cuando se toma la dosis correcta de omeprazol no se producen tales efectos adversos. Además, se necesitarían datos y estudios más completos para saber si el omeprazol provoca déficit de vitamina B12 y en qué medida.

No obstante, si se diera tal carencia, sus efectos no aparecerían de forma repentina, por lo que sería posible identificarlo antes de producir consecuencias graves. Además, tal situación podría compensarse con complementos de vitamina B12.

Qué es el esomeprazol

El esomeprazol se obtiene a partir de otra molécula, el omeprazol.

Para qué sirve el esomeprazol

El esomeprazol se utiliza en medicina por su capacidad para disminuir la secreción de ácido gástrico y forma parte de la familia de los inhibidores de la bomba de protones.


Este fármaco permite aliviar tanto el reflujo gastroesofágico como las inflamaciones del esófago (esofagitis).

El esomeprazol también trata las úlceras del estómago y del duodeno, el síndrome de Zollinger Ellison (múltiples úlceras digestivas severas), así como los trastornos del estómago y del duodeno provocados por un tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos (AINES).

Finalmente, el esomeprazol se emplea para destruir la bacteria Helicobacter pylori, la responsable de la mayoría de las úlceras gastroduodenales.

Contraindicaciones del esomeprazol

Entre los efectos secundarios posibles, la absorción de esomeprazol puede ocasionar la formación de quistes glandulares sin gravedad en el estómago o favorecer la multiplicación de la flora bacteriana naturalmente presente en el sistema digestivo. Esta proliferación bacteriana puede incrementar el riesgo de infección digestiva, como la salmonelosis.

</signature>Foto: © Fotolia.

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 27 de febrero de 2017 a las 13:48 por CaminoCCMSalud.
El documento «Contraindicaciones del omeprazol» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.