Por qué no debes tomar Alidase 500 (naproxeno) si estás embarazada

Agosto 2017

Aprende qué antibióticos son seguros durante el embarazo y la lactancia y por qué debes evitar el consumo de Alidase 500 o Cefalexin 500.


¿Puedes tomar antibióticos durante el embarazo?

Algunos antibióticos pueden tomarse de forma segura durante el embarazo pero otros presentan riesgos para el bebé en desarrollo.

En un tercer grupo, se clasifican los medicamentos cuyo efecto sobre el feto o la madre se desconoce, de modo que no se sabe si son seguros o no. En este caso es necesario comparar el riesgo potencial del fármaco con los efectos nocivos de la enfermedad que debe tratar.

En otras palabras, si se trata del único medicamento que puede sanar a la mujer embarazada, tal vez sea necesario tomarlo a pesar del posible riesgo que pueda correr el bebé. En algunos casos, no tratar la enfermedad podría ser más arriesgado para el bebé que exponerlo a un antibiótico.

Además, la seguridad de cualquier antibiótico depende no solo de las características del medicamento en sí, sino también de factores como la dosis, la duración del tratamiento y el momento del embarazo en el que se va a administrar.

Así, la penicilina (amoxicilina y ampicilina), las cefalosporinas (Cefalexin) y la eritromicina son algunos de los antibióticos que una mujer embarazada puede tomar sin poner en peligro su salud ni la de su bebé. También es seguro el metronidazol, un antibiótico y antiparasitario empleado para tratar infecciones vaginales como la tricomoniasis y la vaginosis bacteriana, así como otros tipos de infecciones.

Además, si padeces infecciones recurrentes del tracto urinario o dicha infección llega a los riñones, el médico podría recomendarte que tomes nitrofurantoína durante el resto del embarazo para prevenir otra infección de las vías urinarias. Sin embargo, debes saber que es necesario dejar de tomar esta medicación en la trigesimosexta semana de embarazo (o de inmediato si tienes un parto prematuro) ya que podría destruir los glóbulos rojos del bebé cuando se toma durante los días previos al parto.

El trimetoprim es un ingrediente que se encuentra, a menudo, en medicamentos como Bactrim y Septra, dos fármacos empleados para tratar infecciones del tracto urinario. Sin embargo, no se aconseja su consumo durante el embarazo porque bloquea los efectos del ácido fólico, una vitamina esencial que previene la aparición de defectos del tubo neural en el bebé. Ahora bien, si no tienes otra alternativa y debes tomar uno de estos medicamentos, recuerda tomar también tus vitaminas prenatales diariamente. De hecho, estudios realizados al respecto sugieren que consumir un suplemento diario de ácido fólico de al menos 400 miligramos (las vitaminas prenatales, por lo general, contienen el doble), puede contrarrestar los efectos bloqueadores del trimetoprim.

Entre los medicamentos que deben evitarse durante el embarazo se encuentra la estreptomicina porque puede provocar sordera en el bebé y las tetraciclinas (minociclina, oxitetraciclina y doxiciclina) empleadas para tratar el acné y las infecciones respiratorias. El consumo de tetraciclina en el segundo o tercer trimestre podría decolorar o dar un tono amarillo a los dientes del bebé.

Qué es el naproxeno (Alidase 500) y por qué está contraindicado durante el embarazo

El naproxeno pertenece al grupo de medicamentos denominados antiinflamatorios no esteroideos, con propiedades antiinflamatorias (combate la inflamación), analgésicas (alivia el dolor) y antipiréticas/antitérmicas (disminuye la fiebre).

Sin embargo, el naproxeno no debe administrarse durante el embarazo, el parto o la lactancia porque aumenta el riesgo de aborto y de anomalías congénitas en el bebé. Por eso, no se recomienda la administración de este medicamento durante el primer y segundo trimestre del embarazo, salvo que se considere estrictamente necesario. En estos casos, la dosis y duración del tratamiento se limitará al mínimo posible. En el tercer trimestre está absolutamente contraindicado.

Asimismo, las mujeres en edad fértil que toman este medicamento deben saber que los fármacos de este tipo disminuyen la capacidad de concebir.

También se debe evitar el consumo de naproxeno en mujeres durante la lactancia dada la posibilidad de reacciones adversas de los fármacos inhibidores de la prostaglandina en los neonatos, Este fármaco se ha detectado en la leche materna con una concentración aproximada de 1 % respecto a la detectada en el plasma.

Por qué no debes tomar cefalexina durante el embarazo

La cefalexina es un medicamento antibiótico perteneciente a la familia de las cefalosporinas. Se emplea para tratar infecciones bacterianas del sistema respiratorio, la piel, los huesos, oídos y las vías urinarias. Es muy útil en pacientes con hipersensibilidad a la penicilina.


La cefalexina se presenta en cápsulas y tabletas y se administra por vía oral.

No se recomienda la administración de cefalexina a mujeres embarazadas porque no se sabe si su consumo es peligroso o no.

En cuanto a mujeres en periodo de lactancia, la cefalexina debe tomarse con precaución y siempre bajo prescripción médica.

La cefalexina puede provocar la aparición de efectos secundarios en la mujer embarazada como los trastornos hematológicos (neutropenia, eosinofilia y anemia hemolítica inmune), del sistema nervioso central (convulsiones y alteraciones psicóticas), complicaciones gastrointestinales (diarrea, náusea, vómito y dolor abdominal), vaginitis, prurito genital y anal, moniliasis vaginal y vulvova­ginitis, así como erupciones en la piel en personas con mononucleosis infecciosa, urticaria y dermatitis.

En algunas mujeres, el consumo de cefalexina ha provocado la aparición del síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, fiebre medica­mentosa, tinnitus y enfermedad del suero, aunque son poco frecuentes.

¿Es seguro tomar amoxicilina durante el embarazo?

La amoxicilina es uno de los antibióticos más utilizados en mujeres embarazadas.

Este fármaco de amplio espectro pertenece a la familia de las penicilinas orales y se emplea para tratar infecciones del tracto respiratorio, genitourinario y ginecológico, principalmente.

Sin embargo, las bacterias son cada vez más resistentes ante este medicamento debido a un uso excesivo por lo que el tratamiento con amoxicilina suele incluir ácido clavulánico para aumentar su eficacia.

La amoxicilina es un medicamento seguro en el embarazo, es decir, no hay estudios que puedan determinar o demostrar que provoque malformaciones en el feto o efectos secundarios graves en la evolución del embarazo.

Foto: © StudioSmile - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 19 de julio de 2016 a las 23:58 por CaminoCCMSalud.
El documento «Por qué no debes tomar Alidase 500 (naproxeno) si estás embarazada» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.