Actividades sensoriales para niños de 2 a 3 años

Junio 2017

Estas actividades sensoriales estimulan la capacidad del niño para comprender e interactuar con el entorno. Son divertidas y enriquecedoras para los pequeños. ¡A practicar sin moderación!


Qué son las actividades para estimulación sensorial

El recién nacido vive inmerso en un mundo de imágenes, olores, texturas y sabores que recibe mediante sus órganos sensoriales pero desconoce la procedencia y el significado de estos estímulos.


A medida que crece y se desarrolla, gracias a la experiencia que va adquiriendo, el bebé empieza a reconocer la procedencia de los estímulos, el significado de los acontecimientos que le rodean, las características de los objetos e incluso sus propias necesidades vitales. También empieza a desarrollar estructuras de pensamiento más elaboradas.

Las actividades sensoriales promueven todo tipo de experiencias dirigidas a la exploración y al contacto directo del niño con el entorno a través de los distintos sentidos. Es decir, el objetivo consiste en que el niño entienda lo que es capaz de hacer con cada uno de sus sentidos y, en definitiva, que disfrute explorando, investigando, conociendo, comprendiendo el mundo que le rodea.

Cuáles son las mejores actividades sensoriales para niños

Qué sonido es este — Esta actividad desarrolla la capacidad del niño para identificar sonidos. Primero se graban los sonidos (camión, animales, timbre de la puerta, etc.) y después se le deja escuchar al niño preguntándole la procedencia del sonido. También sería conveniente que tratase de imitarlo.

Cómo evadir obstáculos — Pinta en el suelo marcas con tiza a modo de obstáculos que el niño tratará de esquivar mientras corre o camina. Se trata de pequeños obstáculos que no ofrezcan peligro, tales como un palito entre dos soportes. El niño deberá pasar por encima sin tumbarlo. Aumenta la complejidad del juego poco a poco, por ejemplo, enséñale a mantener el equilibrio con un solo pie y a dar saltos y no olvides recompensar el esfuerzo.

¡Quiero comer solo! — Sienta al niño a la mesa con el resto de la familia. Para ello, emplea una silla apropiada, enséñale el nombre de los cubiertos y muéstrale como se utilizan.
Deja que coma solo, no le des la comida salvo al final para que termine su plato.

Adivina qué alimento es comestible — Coloca frente al niño un alimento que se pueda comer y otra cosa que no sea comestible, como por ejemplo una naranja y un jabón. Deja que el niño identifique cuál de ellos se come. También puedes utilizar láminas con alimentos y cosas no comestibles y pedir al niño que escoja entre ellos. Emplea palabras como sabroso, amargo, salado y dulce.

Actividades para desarrollar habilidades sensoriales en niños de dos a tres años

Planifica actividades y estrategias para el uso y disfrute de los sentidos pero emplea los recursos más apropiados y trata de crear un clima de afecto que facilite el desarrollo evolutivo del niño.

Sería conveniente disponer de una zona de juegos simbólicos: cocinita, garaje, disfraces, títeres o construcciones.

La zona de juegos debe ofrecer objetos y materiales interesantes para el tacto gracias a su textura, forma, peso, temperatura, consistencia, así como para la vista por el color, forma, tamaño, luminosidad, brillo. A los niños les encanta observar y después tocar, arrastrar, hacer y deshacer.

Asimismo, disponer de un espacio para la música y el movimiento puede resultar de gran interés para trabajar el sentido propioceptivo y la audición, mediante el ritmo, la escucha, etc.

Estimulación sensorial múltiple para niños de dos a tres años

Estas actividades multisensoriales contribuyen al desarrollo global del niño.


Busca y encuentra — Esta actividad pretende promover el interés por la exploración a través de los sentidos (posibilidades táctiles, sonoras, visuales, olfativas y gustativas). Los objetos empleados deben ser variados, seguros y con posibilidades de juego.

El niño necesita tranquilidad para poder concentrarse pero si no lo logra, el adulto puede proponer opciones y despertar el interés del niño. La fase de recogida de los juguetes también tiene una aplicación didáctica ya que el niño debe ordenar y clasificar los materiales bajo la orientación del adulto.

Esta actividad desarrolla la capacidad de concentración del niño, la exploración y manipulación de objetos (apilar, amontonar, agrupar, abrir y cerrar), así como la experimentación de distintos estímulos sensoriales. El niño aprenderá a seleccionar los materiales y objetos que más le gustan.

Tareas domésticas — Sería interesante que el niño participase en las actividades cotidianas del hogar como barrer, fregar, sacudir, trapear y lavar, así como recoger sus juguetes, y ordenar su cuarto. Mientras participa, nombra los objetos: escoba, vaso, plato etc. Recuerda que lo más importante es formar el hábito.

Foto: © Oksana Kuzmina - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por CaminoCCMSalud. Última actualización: 4 de noviembre de 2016 a las 20:31 por CaminoCCMSalud.
El documento «Actividades sensoriales para niños de 2 a 3 años» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.