Uña de gato

Junio 2017

La uña de gato es una planta medicinal muy apreciada por sus propiedades analgésicas, anticancerosas y antiinflamatorias.


Qué es la uña de gato

La uña de gato, también llamada Uncaria tomentosa, samento, rangaya, garabato o liana de Perú, es una planta trepadora originaria de Perú pero también crece de forma silvestre en otros países de Centroamérica. Puede llegar a alcanzar más de 18 metros de altura y tiene unas espinas muy características en forma de garra que son las responsables del nombre que recibe la planta.

De la uña de gato se utiliza la corteza y la raíz con fines medicinales desde hace más de 2.000 años.

Para qué sirve la uña de gato

Las infusiones de uña de gato se emplean para tratar la osteoartritis y la artritis reumatoide, así como diferentes problemas del sistema digestivo e infecciones virales.

Cuáles son las propiedades medicinales de la uña de gato

La eficacia de está planta no se ha demostrado científicamente pero se sabe que tanto la raíz como la corteza contienen alcaloides oxindoles, glicósidos, polifenoles, terpenos y esteroides.


Gracias a estos principios activos, la uña de gato tendría una acción analgésica, antioxidante, anticancerosa, antiinflamatoria, antidiabética, antiviral, inmunoestimulante, antialérgica, anticoagulante, antifúngica, cardioprotectora, cicatrizante e incluso anticonceptiva.

Cuáles son los beneficios y usos de la uña de gato

La uña de gato mejora la prostatitis, el asma y la bronquitis y se emplea para combatir el herpes genital y zóster.


Puesto que ayuda a regular los desequilibrios hormonales, también regula el ciclo menstrual.

Asimismo, esta planta estimula el funcionamiento del sistema inmunológico y es muy eficaz para los casos de debilidad general.

En cuanto al sistema digestivo, al parecer, la uña de gato alivia las úlceras estomacales, la inflamación del tracto digestivo -colitis y diverticulitis-, las hemorroides y el síndrome de intestino permeable. En definitiva, la uña de gato favorece el buen funcionamiento del tracto digestivo.

Tomar infusiones elaboradas con la corteza y con la raíz de esta planta ayudaría a reducir los dolores articulares y musculares. También mejora las enfermedades inflamatorias, como por ejemplo la artritis, la bursitis y el reuma. Esto se debe a que la uña de gato inhibe la producción de prostaglandinas y el factor de necrosis tumoral.

Gracias a su poder anticoagulante, la uña de gato estimula la curación y la cicatrización de las heridas.

Asimismo, esta planta ayuda a eliminar toxinas del organismo y acelera la recuperación en casos de resfriado, otitis, conjuntivitis y sinusitis.

También previene enfermedades cardiacas y resulta beneficiosa para las personas que sufren hipertensión gracias a sus propiedades diuréticas y vasodilatadoras.

Cómo actúa la uña de gato sobre el sistema inmunitario

Las infusiones de uña de gato están indicadas para la prevención o el tratamiento de enfermedades infecciosas tales como la varicela, el herpes, la gonorrea y el sida ya que fortalece el sistema inmunitario.

No obstante, no hay estudios científicos que avalen estas propiedades.

Cómo combate el cáncer la uña de gato

Esta planta no solo ayudaría a prevenir la proliferación de células cancerosas sino también a reparar el daño celular provocado por la quimioterapia y la radioterapia.

Cuál es la dosis correcta de la uña de gato

En general, se utiliza de forma oral o en extractos.

Dónde comprar la uña de gato

La uña de gato se vende en herbolarios.

Contraindicaciones de la uña de gato

Consumir uña de gato está contraindicado durante el embarazo y la lactancia.

Antes de usar esta planta, consulta con un profesional de la salud.

Foto: © sciencepics - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por CaminoCCMSalud. Última actualización: 3 de noviembre de 2016 a las 22:27 por CaminoCCMSalud.
El documento «Uña de gato» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.