Consejos para el hombre que se divorcia

Agosto 2017

El estado emocional, las perspectivas y el tiempo de recuperación de un divorcio es diferente en hombres y en mujeres.


Consejos para un divorcio sano

Un divorcio es la separación o disolución de un matrimonio mediante una sentencia judicial. El divorcio supone el cese de la convivencia conyugal.

Se calcula que una persona necesita entre dieciocho meses y tres años para superar las secuelas psicológicas de un divorcio correctamente.

La clave reside en no forzarse para sentirse feliz pero tampoco dejar que el dolor o la compasión impidan avanzar hacia una nueva vida. La mejoría puede ser lenta, con avances y retrocesos, pero constante.

El estado emocional, las perspectivas y el tiempo de recuperación serán diferentes si la persona inició el divorcio o no. Estas son algunas sugerencias para cada situación.

Consejos para la persona que inicia el divorcio

El cónyuge que pide el divorcio se encuentra más fuerte emocionalmente que su pareja porque ha reflexionado sobre esta decisión durante algún tiempo antes de tomarla.


No obstante, deberá anticiparse a los cambios y comprender que su pareja tendrá sus propias necesidades, por lo que ninguno de los dos conseguirá todo lo que quiere. Por este motivo, creer que la vida será la misma después del divorcio pero sin la pareja no es realista. En efecto, el divorcio para matrimonios de mayor duración supone la repartición de las propiedades y del cuidado de los niños con el otro progenitor. Y no solo eso, los niños pueden reaccionar de forma sorprendente ante un divorcio.

Asimismo, el cónyuge que inicia el divorcio debe estar preparado para sentir emociones contradictorias ya que incluso cuando se quiere el divorcio, los sentimientos de pérdida son inevitables. Aunque a las personas que ya estén inmersas en una nueva relación no les afectarán tanto estas emociones, deshacer una relación siempre será doloroso.

Qué debe hacer la persona que no inicia el divorcio

La persona que no ha iniciado el divorcio se sentirá rechazada aunque sepa que el matrimonio no está funcionando bien porque en el fondo de sí mismo siente la esperanza de una mejora de la relación de pareja en el futuro y el anuncio del divorcio puede conducirle a un estado de shock.

Además, los hombres y las mujeres se divorcian de manera diferente. Los hombres son pragmáticos y se centran en conseguir el mejor acuerdo posible mientras que para las mujeres, el acuerdo refleja el mayor o menor valor que otorgan a su pareja.

El cónyuge que recibe el anuncio del divorcio debe entender que su pareja ha tenido tiempo para hacerse a la idea del divorcio, después de haber pensado mucho antes de anunciarlo. Por ello se pregunta cómo la pareja se siente tan bien mientras que él se siente tan mal.

En definitiva, lo más importante es preocuparse por uno mismo y por los hijos y no complicarse la vida preguntándose cómo está la otra persona, qué hace o con quién está porque esto le hará sentirse mal.

Leer un libro, escuchar música, hacer ejercicio, leer cuentos a los niños o incluso hacerse voluntario de una organización son actividades enriquecedoras que pueden ayudar a superar un divorcio. Conviene no aislarse sino unirse a grupos en los que se compartan intereses y se puedan probar cosas nuevas.

Además, los progenitores deben recordar que sus hijos les necesitan incluso cuando uno de ellos está muy enfadado o triste. Se recomienda hacerles saber que el malestar es temporal y que pronto se sentirá mejor para que sepan que todo se arreglará y tengan confianza en un futuro mejor.

También se recomienda buscar apoyo en asociaciones locales, instituciones y en grupos de apoyo de divorcio.

Hay que tratar de no hablar mal del cónyuge que haya iniciado el divorcio porque haya abandonado la casa, al cónyuge y a los hijos. Por lo general, esa interpretación no es correcta y perjudica a los niños. La relación ha cambiado, pero siempre compartirán a los hijos que hayan tenido durante el matrimonio.

Cómo superar un divorcio con hijos pequeños

En cuanto a los niños, los especialistas recomiendan dejar que los hijos se adapten a la separación durante un año, al menos, antes de introducir a una nueva pareja. En efecto, presentar una nueva persona a los niños antes de la firma del acuerdo de separación puede causar estragos en las negociaciones del divorcio y va a ser doloroso para los niños.

Cómo supera la mujer un divorcio

El conflicto de pareja conlleva una pérdida de autoestima que hace que las mujeres se encierren en sí mismas. Por ello, es necesario salir del aislamiento y hablar tanto con psicólogos especializados en divorcios como con amigos de confianza y familiares. Estas personas podrán ayudar a ver la situación desde otras perspectivas y a relativizar los problemas.

Los problemas emocionales, económicos y sociales derivados del divorcio tienen solución. Muchas mujeres han vivido una crisis de pareja y han pasado por los mismo problemas y tras hablar de ellos han salido reforzadas emocionalmente. Gracias a que se han informado sobre sus derechos han podido afrontar la separación con realismo y serenidad, evaluando la magnitud de la situación e intentando comunicarse con su pareja en condiciones de igualdad y con menos dolor.

Toda crisis es una oportunidad para crecer. Habrá que dejar atrás muchas cosas y olvidar. Aprender a vivir la vida, a ser una misma y luchar por superar el divorcio.

Es necesario deshacerse de los sentimientos que desencadena el divorcio. La desilusión, tristeza, amargura, estrés, ansiedad, resentimiento, frustración y confusión solo dañan.

Será muy positivo rodearse de gente, disfrutar de la compañía de la familia, amigos y seres queridos, ya sea para olvidar los problemas como para desahogarse o pedir consejo.

Por último, hay que pensar en una misma. Adoptar una buena alimentación y hacer ejercicio porque proporcionará la energía y vitalidad necesarias para superar cualquier problema.

Cómo supera el hombre un divorcio

Primero hay que que saber que ni todos los errores los comete la mujer ni todos los errores los comete el varón.


Hay que aprovechar la oportunidad de la derrota para trabajar el cambio. Un hombre no debe dejar de construirse, alimentar sus pasiones y el saber que le ayudará a producir nuevas relaciones amorosas.

Es necesario afrontar la separación. Algunos hombres se empeñan en negar las cosas y eligen emborracharse, quedarse en la cama indefinidamente o tener conductas autodestructivas.

Puede resultar muy beneficioso llorar y desahogarse y luego analizar la causa de la ruptura para aprender de los errores y avanzar. Si no se encuentra la causa se cometerán los mismos errores en el futuro. Llorar, analizar y avanza hacia una vida mejor son las claves para superar un divorcio.

Tambien se aconseja establecer rutinas para darle a la nueva vida una estructura y una dirección. Hacer ejercicio físico y emplear todo ese tiempo para reconectarse con los amigos y volver a construir un sistema de apoyo.

Foto: © eelnosiva - Shutterstock.com

Consulta también

Publicado por DRA. MARNET. Última actualización: 6 de octubre de 2016 a las 21:58 por CaminoCCMSalud.
El documento «Consejos para el hombre que se divorcia» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM Salud (salud.ccm.net) como tu fuente de información.